Un sondeo de la UAB indica que el 52% de los catalanes quiere continuar en España

La encuesta del Instituto de Ciencias Políticas y Sociales establece en un 39% el apoyo a la independencia

Banderas independentistas en el Camp Nou, el pasado 20 de noviembre.
Banderas independentistas en el Camp Nou, el pasado 20 de noviembre.JOSEP LAGO (AFP)

El independentismo catalán suma mayorías donde es importante, en el Parlamento, pero en las encuestas continúa por detrás. Es la tendencia marcada por el barómetro de opinión pública del Centro de Estudios de Opinión (CEO), organismo de la Generalitat y que ahora confirma el sondeo anual del Instituto de Ciencias Políticas y Sociales (ICPS). Según este, un 52,9% de los encuestados quieren que Cataluña “continúe formando parte de España” frente al 39,4% que quiere la independencia.

El ICPS es un centro estudios de la Diputación de Barcelona y la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB). Su sondeo anual, elaborado por académicos de la UAB, se publica desde 1989. En 2017, tras la frustrada declaración unilateral de independencia, un 49% de los encuestados querían continuar en España y un 44,5% querían separar Cataluña del restado del Estado, cinco puntos más que ahora. El último barómetro del CEO, del pasado mayo, también indicaba que los catalanes partidarios de la separación España son minoría, un 44,9%, frente al 48,7% que quiere permanecer.

Hay menos variación respecto a los años precedentes cuando la pregunta del ICPS se plantea con varias opciones a elegir: el 35% dice querer que Cataluña sea un Estado independiente, el 25%, una comunidad autónoma, el 21%, un Estado de una España federal y el 8,1%, una región de España. Este último porcentaje se dobla respecto a hace cuatro años.

La respuesta que ofrece más pesimismo para las filas del nacionalismo catalán es en el apartado sobre cómo creen los encuestados que finalizará “el proceso soberanista”: hace cinco años, un 16,5% esperaba conseguir la separación de España; hoy, el porcentaje ha caído a la mitad, al 8%. La respuesta más secundada, con un 43%, es la de los que consideran que la aspiración soberanista terminará “con un acuerdo con España para dotar a Cataluña de más autogobierno”.

Los datos del sondeo del ICPS exponen también las diferencias entre los dos partidos que ocupan la Generalitat, Esquerra Republicana (ERC) y Junts. ERC es más partidaria de alcanzar acuerdos con el Gobierno mientras que Junts y su presidente, Carles Puigdemont, continúan utilizando la retórica de “la confrontación con el Estado”. Estas estrategias quedan retratadas en el estudio: entre los votantes de ERC, un 52% quieren que el procés finalice con la independencia y un 43%, con un acuerdo de mayor autogobierno; en Junts, en cambio, un 84% desearía la independencia y solo un 14%, un pacto.

Sobre la firma

Cristian Segura

Escribe en EL PAÍS desde 2014. Licenciado en Periodismo y diplomado en Filosofía, ha ejercido su profesión desde 1998. Fue corresponsal del diario Avui en Berlín y posteriormente en Pekín. Es autor de tres libros de no ficción y de dos novelas. En 2011 recibió el premio Josep Pla de narrativa.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS