El condenado por el asesinato en la Vila Olímpica de Barcelona muere tras recibir un disparo en la cabeza

Valentín Moreno Gómez fue atacado con un arma de fuego muy cerca de su domicilio en Sant Adrià del Besós

Valentín (delante) e Israel Moreno entran en la sala judicial, en la que ya se han sentado otros procesados.
Valentín (delante) e Israel Moreno entran en la sala judicial, en la que ya se han sentado otros procesados.EFE

Valentín Moreno Gómez, condenado por el asesinato -cometido en el año 2000- de un joven en la Vila Olímpica de Barcelona falleció la tarde de este viernes después de pasar varias horas en estado crítico en el Hospital de Can Ruti, en Badalona. Moreno había recibido, de madrugada dos tiros –uno de ellos en la cabeza- en Sant Adrià del Besos (Barcelona). Los Mossos d’Esquadra han abierto una investigación para esclarecer los hechos y buscan ahora al autor de los disparos, que según testigos presenciales, pudo ser un ciclista.

A las 0.40 de esta madrugada de este viernes, los Mossos d’Esquadra recibieron un aviso del Hospital de Can Ruti alertando que acababa de ingresar un hombre con dos tiros de bala. El suceso tuvo lugar en la calle de Tarragona de Sant Adrià del Besòs. Todo apunta, según las primeras pesquisas policiales, a que un ciclista se acercó por la espalda a Moreno y le disparó dos veces, uno en la cabeza. Tras permanecer varias horas entre la vida y la muerte en el Hospital de Can Ruti ha fallecido a última hora de la tarde. Los Mossos han abierto una investigación para esclarecer los hechos.

Valentín Moreno Gómez es el autor del llamado crimen de la Vila Olímpica. En abril de 2000, Moreno junto con otros jóvenes patearon a Javier Robledo Peña hasta matarlo. La noche en que tuvieron lugar los hechos Moreno cumplía 18 años y por eso fue juzgado por la ley del menor. Fue condenado a ocho años de internamiento en un centro de menores y tres de libertad vigilada.

En 2010, Moreno volvió a ser noticia ya que lideró una paliza, con tintes racistas, que su equipo de fútbol, Bada Bing, -equipo donde jugaban integrantes de los Boixos Nois- propinó a varios futbolistas de origen sudamericano del equipo rival Rosario Central. Moreno y su hermano fueron condenados a seis años de cárcel.

En 2017, en las urgencias del Hospital del Mar de Barcelona, Moreno la emprendió a golpes contra los trabajadores del centro hospitalario porque no permitían acceder a la zona donde se encontraba su padre ingresado. Fueron necesarios media docena de vigilantes y trabajadores para retenerle. Varios de los sanitarios presentaron diversas lesiones.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS