El Parlament estudia crear una oficina que vigile a los Mossos d’Esquadra

La CUP propone fiscalizar los operativos policiales con un ente independiente

El diputado de la CUP Xavier Pellicer, en una sesión de control al Govern. David Zorrakino / Europa Press 20/10/2021
El diputado de la CUP Xavier Pellicer, en una sesión de control al Govern. David Zorrakino / Europa Press 20/10/2021David Zorrakino (Europa Press)

El diputado de la CUP en el Parlament, Xavier Pellicer, anunció este domingo que los tres partidos independentistas junto con los Comuns están ultimando un acuerdo para crear una oficina que sirva para fiscalizar las intervenciones y operativos de los Mossos d’Esquadra. Pellicer hizo este anuncio un día después de que 2.000 agentes de la policía autonómica y de cuerpos municipales se manifestaran por el centro de Barcelona exigiendo que se dejase de politizar la seguridad. De hecho, la idea de crear una oficina para fiscalizar a los agentes no es nueva aunque nunca ha llegado a prosperar. Ahora, esta función la realiza la división de asuntos internos que depende directamente del director de la policía, que es un cargo político, y no del mando policial.

Según aseguró el diputado anticapitalista, en una entrevista en Catalunya Ràdio, este organismo será público e independiente tanto de los juzgados como del departamento del Interior y es una de las propuestas que la CUP ha presentado en la comisión de estudio sobre el nuevo modelo policial de Cataluña que preside la diputada anticapitalista, Dolors Sabater. Pellicer defendió que el organismo actuaría en paralelo al mecanismo de investigación interno del cuerpo policial. “Es igual el modelo de orden público que escojamos si después no hay una forma eficaz de fiscalizarlo”, dijo.

Esta oficina tendría la capacidad de corregir protocolos y de expedientar malas prácticas de los agentes. El diputado denunció que el mecanismo actual de fiscalización del cuerpo “no funcionan” y además sin la suficiente transparencia. “Queremos abrir una vía nueva que pueda actuar de oficio, hacer un control independiente y funcionar en paralelo sin que una vía limite a otra”, agregó el diputado.

La idea de la CUP es que esa oficina tenga diferentes sedes territoriales desde las que tramitar denuncias e iniciar investigaciones. Pellicer señaló que los mecanismos vigentes “no son capaces de identificar a los agentes que han actuado mal” en algunas intervenciones. ERC y Junts estudian esta propuesta que goza de mucho más consenso que la reivindicación de los anticapitalistas de disolver la Brigada Móvil, los antidisturbios de Mossos. La CUP reivindica que, al menos, dejen de actuar en los desahucios.

Ramon Espadaler, diputado del PSC-Units per Avançar, replicó que los mossos ya se someten a un “riguroso control externo” por parte de Asuntos Internos, que no depende de la Prefactura sino de la Dirección General de la Policía. “Que nadie cuente con nuestro grupo para debilitar a la policía”, afirmó en la red.


Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS