Salud impide a los CAP de Barcelona hacer PRC de pago para poder viajar

Un centro cobraba por el servicio a pesar de que la Generalitat ya negaba la posibilidad de realizar estos diagnósticos en centros públicos por razones de ocio

Una sanitaria realiza una prueba de antígenos en un CAP de Badalona.
Una sanitaria realiza una prueba de antígenos en un CAP de Badalona.Marta Perez (EFE)

El Departamento de Salud de la Generalitat ha obligado al Centro de Atención Primària (CAP) Guinardó de Barcelona a dejar de ofrecer pruebas PCR o test de antígenos de pago a sus usuarios que quieren irse de vacaciones para acreditar un resultado negativo de covid. El servicio se ofrecía hasta el martes, pero el Departamento ha enviado una instrucción a todos los centros públicos que recuerda que el régimen general para realizar una PCR es el “criterio clínico”.

La oferta del CAP Guinardó chocaba con la directriz marcada por el Departamento de Salud de la Generalitat, que negó poder realizar estos diagnósticos en los centros públicos por razones de ocio, como especificó la secretaria de Salud Pública, Carmen Cabezas, en una comparecencia el 10 de junio. “Cuando la PCR es para un tema de un viaje propio, las personas tienen que ir a un laboratorio autorizado. Un viaje es optativo”, aseguró.

Más información
“Quiero la PCR porque me voy de viaje”
PCR con descuento para salvar el verano de Lloret
Guía actualizada para viajar a España: así quedan los requisitos de acceso para los turistas extranjeros

Los usuarios del CAP Guinardó podían presentarse sin cita previa a partir de las 15.00 horas para hacerse las pruebas. Las PCR costaban 93 euros y los test de antígenos, 15. Los precios están establecidos en la Orden de precios públicos del Institut Català de la Salut (ICS), que ampara la posibilidad de facturar servicios no incluidos en la cartera básica, según especifica Salud. La voluntad del Departamento, sin embargo, es habilitar estos servicios en casos concretos en los que los usuarios tengan dificultades para desplazarse hasta un laboratorio privado, como en las zonas rurales. No es el caso de los vecinos de Barcelona. El CAP Maragall, cercano al del Guinardó, también ofrecía hace pocas semanas esta posibilidad, pero “el aumento de la actividad impide seguir realizando las pruebas para viajar”, explica una trabajadora.

Factura del pago de un test en un CAP de Barcelona para viajar, a pesar de las instrucciones contrarias del Departamento de Salud.
Factura del pago de un test en un CAP de Barcelona para viajar, a pesar de las instrucciones contrarias del Departamento de Salud.EL PAÍS

Estos servicios también generaron frustración entre algunos usuarios, como Cristina. Una de sus hijas fue contacto estrecho de un positivo y pidió al CAP Guinardó realizarse un test de antígenos “para no poner en riesgo a mis compañeros de trabajo”, explica, abonando los 15 euros pertinentes. Pero el CAP denegó su petición. “Me dijeron que solo hacían estas pruebas a personas que viajan”, expresa. “¿Entonces tengo que mentirles y decirles que en dos días me voy de viaje?”, se queja.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Salud limita ahora esta oferta, y asegura que el dinero obtenido por los servicios prestados “no se los quedan los CAP para sus fondos”. El objetivo es evitar que se congestione la atención primaria por la multitud de peticiones para hacerse estas pruebas, que abren las puertas a viajar por la Unión Europea.

Bruselas ha impulsado el certificado europeo covid, con el que se podrá acreditar alguno de los requisitos exigidos para la entrada en otro Estado miembro: certificado de vacunación completa (el último pinchazo al menos 14 días antes del viaje), prueba diagnóstica negativa (PCR o test de antígenos) realizada en las 48 horas previas a su llegada o certificado de recuperación de la covid. Estarán exentos de este requisito los menores de 12 años.



Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS