danza

El hechizo de ‘Medea’ sigue intacto en el Tívoli

La compañía de danza española de Antonio Márquez presenta en Barcelona la coreografía de 1993 del bailarín José Granero

Antonio Márquez y su compañía presenta "Medea" en el Tívoli de Barcelona.
Antonio Márquez y su compañía presenta "Medea" en el Tívoli de Barcelona.Enric Fontcuberta / EFE

Un buen consejo es que compren una entrada para el Teatro Tívoli de Barcelona, donde la compañía de danza española de Antonio Márquez presenta Medea, la inolvidable coreografía de 1993 del bailarín, maestro y coreógrafo José Granero. Esta magnífica coreografía reunió la caudalosa y expresiva música de Manolo Sanlúcar, la acertada dramaturgia —basada en el texto de Séneca— de Miguel Narros, el baile del Ballet Nacional de España y muy especialmente a la magnífica bailaora Manuel Vargas en el papel de Medea.

Más información

El tiempo ha pasado y acabamos por creer que nadie superaría a la Vargas, o como menos la igualaría; sin embargo, la noche del pasado martes el público que acudió al Tívoli se quedó impresionado y emocionado ante la magistral, dramática y pasional interpretación de la catalana, Helena Martín. Esta bailaora logró con la intensidad de su baile torturado y acerbo, esculpido por los celos, torturar el corazón del espectador, que se posiciona a su lado. Ella con su majestuosidad gestual logró que el público se solidarice con su intenso drama. Sus brazos son un quejido de amor, mientras que su cintura se quiebra una y otra vez moldeada por el dolor del abandono.

Jasón ideal

A su lado el apuesto y excelente bailarín, Antonio Márquez, que tras el estreno de Medea, pronto se convirtió en el Jasón ideal. Su elegante y sobrio baile, su fértil zapateado y su sensual gesto brillaron con fuerza en todo momento. El electrizante dúo de amor entre Medea y Jasón cortó la respiración del espectador. Al finalizar esta coreografía, el público aplaudió más de 15 minutos lo que motivó que los intérpretes saludaran en numerosas ocasiones.

El programa incluía también Macadanza con música de Camille Saint-Saëns y coreografía de Javier Palacios, Sinfonía Española (4º movimiento) con música de Édouard Lalo y coreografía de José Granero y Bolero con música de Maurice Ravel y coreografía de Antonio Márquez y Currillo. Obras que evidenciaron que la formación tiene cohesión como grupo. Su zapateado en enérgico y joven y el elenco femenino hizo gala de un bello braceo y un buen trabajo de castañuelas. Si no pueden ir al Tívoli tienen una nueva oportunidad de disfrutar de Medea en la temporada de danza de Terrassa el fin de semana del 22 y 23 de mayo.


Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50