Las trabajadoras del Ayuntamiento de Girona tendrán un permiso menstrual de ocho horas al mes

Las empleadas públicas podrán flexibilizar su horario cuando tengan molestias derivadas de la regla y recuperar el tiempo no trabajado en un máximo de tres meses

Una mujer sostiene un tampón en sus manos.
Una mujer sostiene un tampón en sus manos.getty

Las trabajadoras del Ayuntamiento de Girona tendrán una bolsa de ocho horas mensuales para ausentarse de su puesto de trabajo por molestias derivadas de la menstruación. Se trata de una medida de flexibilización horaria, ya que las empleadas públicas tendrán que recuperar las horas gastadas en un periodo máximo de tres meses. La propuesta se aprobó la semana pasada de forma unánime en la Mesa General de Negociación del Ayuntamiento y la tendrá que ratificar el pleno que se celebrará en junio. La teniente de alcalde y edil de Hacienda y Régimen Interior del Ayuntamiento, Mª Àngels Planas, celebra que Girona sea pionera en España en una medida que permitirá “conciliar el derecho a la salud y bienestar en el trabajo”. Han impulsado el permiso —que no conllevará baja laboral ni gastar días de vacaciones— un grupo de trabajadoras de acuerdo con el sindicato mayoritario en el Ayuntamiento, Intersindical.

“Si te encuentras mal por la mañana podrás empezar dos horas más tarde o irte a media mañana si es cuando tienes los síntomas”, explica Planas, que apunta que la menstruación “no es una enfermedad, sino una indisposición de un momento determinado”. “Hasta ahora las trabajadoras se tenían que coger días de libre disposición o vacaciones”, explica la secretaria de Feminismo de Intersindical en las comarcas de Girona, Zaida Vidal, que precisa que la petición inicial fue que el permiso fuera de 16 horas. Planas explica que el Ayuntamiento estimó en ocho horas el tiempo máximo que pueden durar las molestias de la regla. Vidal valora “muy positivamente el acuerdo”, que modificará el convenio colectivo del Ayuntamiento, en un tema que “históricamente ha sido muy estigmatizado y muy tabú”. Destaca que, cuando las trabajadoras hicieron la petición, el sindicato buscó información sobre medidas similares y solo encontraron precedentes en Italia y Japón.

“Se podrá ir revisando para conseguir más horas, permisos retribuidos y hacerlo extensivo a la menopausia”

La teniente de alcalde ve el permiso menstrual, medida que se aplicará a funcionarias e interinas, como una forma de demostrar que el Consistorio, gobernado por Junts per Catalunya, y ERC, es “sensible a los derechos de la mujer”. Vidal cree que el permiso menstrual, que se tiene que aprobar en el pleno ordinario del 14 de junio para entrar en vigor inmediatamente, pone un debate sobre la mesa para hacer la medida extensiva a otros ayuntamientos y empresas. “Se podrá ir revisando para conseguir más horas, permisos retribuidos y hacerlo extensivo a la menopausia”, asegura, al tiempo que espera que se acabe convirtiendo en un “derecho adquirido”. Sobre su aprobación, la secretaria de Feminismo confía en qué la medida saldrá adelante, por la representación diversa que ya hay en la Mesa General de Negociación.

En un comunicado, Intersindical afirmó que “no quiere de ninguna manera estigmatizar más a las mujeres ni tapar enfermedades relacionadas con la menstruación como la dismenorrea y la endometriosis”. Apuntó que “la regla no tiene que ser dolorosa, pero puede ocasionar molestias puntuales y es en referencia a estas en la que se centra el permiso”.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50