movilidad urbana

300 ciclistas toman el túnel de Vallvidrera para reclamar un carril bici de acceso a Barcelona

La protesta reivindica que el vial de servicios de la infraestructura una la ciudad y el Vallès

Ciclistas en la protesta para reivindicar un carril bici en el vial de servicios del túnel de Vallvidrera que una el Vallès con Barcelona.
Ciclistas en la protesta para reivindicar un carril bici en el vial de servicios del túnel de Vallvidrera que una el Vallès con Barcelona.Joan Sanchez / EL PAÍS

Unos 300 ciclistas urbanos irrumpieron este sábado a mediodía en el túnel de Vallvidrera, una vía rápida y de peaje que cruza Collserola y une Barcelona con la comarca del Vallès. Convocados por colectivos ciclistas a través de las redes sociales, los participantes reivindicaban que el vial de servicio del túnel se convierta en un carril bici de entrada y salida de la ciudad desde Sant Cugat y pasando por Valldoreix y Les Planes.

Más información

Pese al intento de la Guardia Urbana de evitar la entrada de los ciclistas, éstos se incorporaron al túnel por la plaza de Borràs, circularon más de dos kilómetros en dirección al Vallès. Al llegar a la altura de la estación de Ferrocarriles del Baixador de Vallvidrera, donde finaliza el primer túnel, dieron la vuelta. Circulando lentamente y obligando a los coches a parar, como ocurre en la masa crítica, la protesta mensual que reivindica las bicicletas como medio de transporte, repitieron el recorrido en dirección a Barcelona.

La idea de que se habilite una vía ciclista de acceso a Barcelona desde el Vallès viene de lejos. En 2016, un particular, Jaume Valldeperas, lanzó la propuesta de hacer transitable la Mina Grott, un antiguo túnel del siglo XIX que cruza Vallvidrera. Se descartó por inviable, es demasiado estrecho para cumplir con las normativas actuales.

Pero colectivos y entidades de uno y otro lado de la sierra de Collserola insistieron y crearon la plataforma BikeVidrera, que en los últimos dos años ha reivindicado hacer ciclable el vial de servicios del túnel de Vallvidrera, y ha llamado a la puerta del Ayuntamiento de Sant Cugat y el Departamento de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat. Por el lado del Vallès el túnel ciclista enlazaría con un carril bici por la sierra, hasta Sant Cugat; y por el lado de Barcelona, con el ya planificado carril bici de Via Augusta.

Cinco años después de la idea original, la de la Mina Grott, Jaume Valldeperas explica en las reuniones con el gobierno municipal de Sant Cugat y el Govern ha habido declaraciones de buenas intenciones, e incluso han visitado el reclamado vial de servicios del túnel. Pero el resultado es nulo. No hay avances.

El túnel que reclaman los ciclistas urbanos no es algo inédito. En San Sebastián en 2009 se habilitó una antigua vía de tren que une los barrios de Ibaeti y Morlans. Existen varios túneles en Holanda, una de las mecas del ciclismo urbano: como el acceso a una de las estaciones de Ámsterdam o el Maastunelen de Rotterdam, en el río Rin.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50