Animales

Barcelona estudia construir un cementerio público de mascotas en las instalaciones de Collserola

El concejal Eloi Badia admite que la fallida idea de la funeraria pública no está ahora sobre la mesa

Una mujer deposita flores en un nicho del cementerio del Poblenou
Una mujer deposita flores en un nicho del cementerio del PoblenouAlbert Garcia

La empresa municipal Cementerios de Barcelona ha diseñado un nuevo plan estratégico para los próximos siete años y ha anunciado este viernes que entre las novedades en los nueve camposantos que gestiona se está estudiando la viabilidad de delimitar una zona dentro del cementerio de Collserola para que se puedan enterrar animales de compañía. La propuesta está todavía en un momento muy gestacional, pero la intención del gobierno municipal es que los propietarios de mascotas tengan la opción de enterrar a los animales.

Se trataría de uno de los pocos cementerios de animales gestionado por una empresa municipal en España. “Barcelona quiere mucho a los animales y casi una de cada dos familias tiene un animal doméstico”, ha recordado el concejal Eloi Badia, al explicar el plan estratégico en rueda de prensa. Sobre el proyecto fallido del primer mandato de la alcaldesa Ada Colau sobre la creación de una funeraria municipal, Badia ha explicado que “no hay novedades” al respecto, que el plan estratégico “no cierra la puerta si en el futuro hay el consenso necesario”, pero que ahora mismo no está sobre la mesa.

Más información

El plan estratégico 2020-2027 pretende, además, implementar nuevas fórmulas y servicios que se adecúen a los procesos actuales de despedida de los seres queridos por parte de las familias. De esta manera, la empresa ofrece servicios de cremación o inhumación, despedida y acompañamiento al duelo. La empresa municipal se compromete a impulsar mecanismos de coordinación con los diferentes colectivos culturales y religiosos de la ciudad para adaptar la oferta de servicios a las nuevas tradiciones. De esta forma se prevé que se amplíen el número de sepulturas en el recinto islámico de Collserola, el de las sepulturas en el recinto hebreo y se culmine el convenio con las comunidades ortodoxas de Barcelona.

El plan estratégico también pretende divulgar la instalación inaugurada el pasado noviembre y dedicada al duelo gestacional y perinatal para acompañar a familias que han perdido a un hijo durante la gestación o el parto. Las familias que han sufrido estas pérdidas pueden enterrar a sus hijos sin ningún coste y con nichos especialmente diseñados para el recuerdo permanente de estos nonatos.

En los últimos años el número de incineraciones ha superado al de inhumaciones, lo que ha provocado que el Consistorio se adapte a la demanda. El plan estratégico de los cementerios prevé la instalación de un quinto horno crematorio en el cementerio de Montjuïc y que se adecúen nuevas zonas para inhumar cenizas. Badia ha explicado que este quinto horno permitirá afrontar picos de defunciones como las que se han producido durante la pandemia. “Está pensado en clave de pandemia y ante necesidades futuras”, ha argumentado el concejal.

El plan recoge la incorporación de criterios y medidas ambientales, renovación del parque móvil con vehículos más sostenibles , extensión de la recogida selectiva de residuos a todos los cementerios de la ciudad y realización de acciones que favorezcan la reducción del impacto ambiental con una apuesta por los sistema de generación de energías renovables. Además, cementerios de Barcelona seguirá fomentando las rutas culturales y promocionará acciones históricas y patrimoniales.

En definitiva, el plan estratégico propone diferentes líneas de actuación que pasan por ofrecer servicios personalizados y de transparencia; garantizar la sostenibilidad económica y la autonomía financiera de la empresa municipal; conservar, mejorar y adaptar la infraestructura de los nueve cementerios de la ciudad y las instalaciones de cremación; realizar una gestión sostenible con perspectiva social y medioambiental y potenciar el valor histórico, natural, cultural y patrimonial de los camposantos. Para el periodo 2020-2024 Cementerios de Barcelona prevé una inversión de 24,8 millones de euros destinados a la mejora y mantenimiento de la infraestructura, 10 millones en inversión de desarrollo y 9,3 millones en mantenimiento preventivo y correctivo. Aún así, el plan estratégico establece la necesidad de encontrar nuevas fórmulas de financiación para conseguir la inversión necesaria para poner a punto las infraestructuras.


Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50