Música

Ferran Palau: “Mi música es como un fin de semana en un balneario”

EL músico de Collbató sigue depurando la parquedad de su sonido con ‘Parc’, su quinto disco en solitario

El músico Ferran Palau.
El músico Ferran Palau.Juan Barbosa

Hay artistas cuya anatomía anticipa su música. Ferran Palau (38 años) es menudo, tiene una imagen ambigua que puede evocar a un niño adulto o a un adulto aniñado, posee un hilo de voz que se mueve con la parsimonia de las semillas flotantes y su instrumentación, de base orgánica, tocada, se sintetiza hasta no parecerlo mientras articula canciones escuetas y sigilosas melódicamente intachables.

Más información

Todo cuadra en este artista de perfiles líquidos que reconoce no saber diferenciar entre vida y música, hasta el punto que hace tiempo vivió en comuna durante seis años con los miembros de Anímic, su otro proyecto. Acaba de publicar Parc y, a propósito de su música, piensa: “Es como un fin de semana en un balneario: todos necesitamos desconectar en algún momento, hacer un reset”.

Me gustan las letras que ni yo comprendo, ser mi propio espectador

Ferran lo notó en el confinamiento: “Tuve un notable incremento de seguidores, muy en consonancia con informes que han demostrado que la mayor parte de la música que se escuchaba era tranquila, incluida la clásica”. Un mundo atropellado que de repente necesita sosiego, presente en las canciones de Palau incluso con silencios: “Descubrí en los conciertos que un silencio crea una tensión equiparable, en sentido contrario, a la que genera una muralla de ruido como la de Swans”. Pausa, silencio y delicadeza meditadas en el disco para que entre fácil. “Las letras son titulares, uso pocas palabras y las repito buscando que se capten rápido pese al tempo lento de la música. Ayuda que casi no haya referencias a la realidad, solo sensaciones, lo que ayuda a desconectar y a que cada oyente ponga cara a los personajes”, asegura Palau, que ha centrado el disco en las penurias y alegrías del amor no romántico, protagonizado por personas de género indefinido.

No soy un jovenzuelo. En mi pueblo los señores llevan gorra y ropa ancha

No se considera un cantante político, pero a su manera lo es: “No quiero ser explícito, desde luego soy un militante político de la diversidad de géneros, pero procuro que no sea evidente en las letras. Por ejemplo en Amor, que quise fuera una pieza de amor queer, filtré mi voz para que no se sepa si canta una mujer, un niño o un hombre, y la letra de Parc no habla explícitamente sobre el amor homosexual, aunque eso se intuye en el vídeo” aclara. Pese a ello, Ferran acepta que sus letras se interpreten como desee cada oyente: “Estoy de acuerdo con todos los sentidos que se les den. Me gustan las letras que ni yo comprendo, aquellas que me convierten en mi propio espectador”, asegura mientras desliza una tímida sonrisa.

Palabras que se desnudan

El disco mantiene el toque preciso de la guitarra de Jordi Matas, su primo, pero presenta novedades. En Blau canta más que susurra: “Mi forma de cantar tiene que ver con mis limitaciones vocales y está influenciada por el hip-hop y el soul, es mucho más rítmica que melódica, pero en esta canción quería ser todo lo crooner que puedo ser”. Por otro lado, Palau ha abandonado las letras construidas con frases autoconclusivas y abraza cierta narratividad: “Hace cinco años estaba obsesionado con las palabras, con usar las que están en desuso, no repetirlas en el mismo disco etcétera. Desde Blanc cambié las normas y me impuse otras, y surgió la inconcreción y la repetición de símbolos”, desvela. “Palabras que se desnudan como la instrumentación”, dice. Otra sorpresa es Perfecte, una canción ligera y rítmica inusual en el catálogo de Palau: “Me fascina lo que hace Sophie, llevar el mainstream de Britney Spears o Justin Bieber a terreno experimental. Quise hacer una canción MTV a mi estilo”.

Y sobre su imagen discrepa, no parece un jovenzuelo: “Los señores de mi pueblo visten como yo: usan gorras, zapatillas deportivas y ropa amplia. Los jóvenes de hoy no visten así, las gorras les estropean el peinado y la ropa es estrecha”.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50