Detenido un trabajador de una residencia en Alcanar (Tarragona) por agredir sexualmente a dos ancianas

Una de las víctimas pidió auxilio a su familia cuando la fueron a buscar para ir a votar

Una pareja de Mossos d'Esquadra en una imagen de arxivo.
Una pareja de Mossos d'Esquadra en una imagen de arxivo.Albert Garcia

Los Mossos d’Esquadra detuvieron el domingo a un trabajador de una residencia de Alcanar (Tarragona) por presuntamente haber agredido sexualmente a dos ancianas del centro. El hombre, de 54 años, ha declarado este lunes ante el juzgado de guardia de Amposta, de donde salió en libertad con cargos y con la obligación de personarse periódicamente ante el juez. Como medidas cautelares se le impusieron una orden de alejamiento de 300 metros de la residencia y la prohibición de comunicarse con las dos mujeres. Fuentes policiales no descartan que haya más víctimas. La Generalitat ha abierto un expediente al geriátrico, gestionado por el grupo L’Onada, y se personará como acusación en la causa.

Los Mossos d’Esquadra han abierto una investigación para determinar el alcance del caso, que se destapó el domingo, cuando una de las ancianas manifestó a sus familiares su negativa a regresar al centro. La mujer había salido para ir a votar y aprovechó para relatar a sus allegados su angustia.

Indicios de abusos

Se alertó a los Mossos d’Esquadra y se hallaron indicios para refrendar la versión de la mujer y sospechas de abusos por parte del mismo trabajador sobre al menos otra residente. El hombre, presuntamente, se valía de los ratos a solas con las ancianas para aprovecharse de ellas con fines sexuales.

Las medidas anticovid impuestas por el departamento de Salud de la Generalitat blindaron las residencias, restringiendo al máximo las visitas. Justo el sábado se relajaron las restricciones: el nuevo protocolo contempla que hay que dar garantías para que se pueda visitar a los ancianos al menos una vez a la semana.

El departamento de Trabajo y Asuntos Sociales de la Generalitat anunció que ha abierto un expediente al geriátrico y que se personará como acusación contra el centro. La misma voluntad mantiene el Ayuntamiento de Alcanar, que tildó los hechos de “inaceptables”. La residencia investigada en Alcanar pertenece al grupo L’Onada, una empresa que gestiona más de 30 geriátricos y centros de día en Cataluña y cuya directora general es Cinta Pascual, presidenta de la Asociación Catalana de Recursos Asistenciales, entidad que agrupa las empresas del sector de la asistencia a mayores en Cataluña. El geriátrico de Alcanar tiene 76 plazas concertadas. Según familiares con mayores internos, la tarifa para plazas no subvencionadas superan los mil euros al mes.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Más información
La Guardia Civil investiga agresiones sexuales a ancianas en Pontevedra
Prisión provisional para un trabajador de una residencia de Palma por agredir sexualmente a una anciana


Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS