TEMPORAL FILOMENA

“Las quitanieves llegaron a la entrada del pueblo y se dieron la vuelta”

La Generalitat y las Diputaciones se limitan a limpiar sus carreteras y la nieve mantiene aisladas zonas de Tarragona

Una máquina quitanieves, en la provincia de Tarragona. En vídeo, imágenes de la nevada en Cataluña desde el aire. (Vídeo: EFE)

Marta De Rialp vive en la Cartoixa de Escaladei, un monasterio del siglo XII a los pies de las montañas del Montsant (Tarragona). Dos días después de las nevadas que descargó el temporal Filomena en el Priorat, Marta y sus hijos, de 10 y 5 años, seguían ayer aislados. “Si no vienen las máquinas a limpiar la nieve y tirar sal, salir de aquí es inviable”, apuntaba. Fina Palomar es la alcaldesa de la Morera de Montsant y Escaladei. Los dos núcleos, 200 vecinos entre ambos, están separados por una pista de asfalto de cinco kilómetros totalmente bloqueada por la nieve.

La Diputación de Tarragona cuenta con cinco máquinas quitanieves y las ha movilizado durante el temporal pero, pese a limpiar la carretera T-702 que llega hasta Escaladei, descartó despejar ninguna ruta secundaria porque no son de su competencia. “Las quitanieves llegaron hasta el puente de entrada al pueblo pero se dieron la vuelta”, lamenta Marta De Rialp. “La Diputación se ha encargado de sus carreteras y la Generalitat de las suyas, con el resto, hay que espabilarse”, indica Fina Palomar, a la vez que agradece la colaboración externa: “Suerte de unas brigadas de ADF que nos han ido abriendo pasos”.

Más información

La intervención de las Asociaciones de Defensa Forestal (ADF) que refiere la alcaldesa de La Morera consiste en siete camiones-pala movilizados desde Esparreguera (Baix Llobregat), Castellar del Vallès (Vallès Occidental), Sant Quintí de Mediona (Alt Penedès) y desde el Penedès y el Garraf. La suya es una intervención “voluntaria y desinteresada”, manifiesta Jordi Bayona, técnico del secretariado de ADF de Cataluña.

Cerca de Bellmunt del Priorat se sitúa el origen del estropicio eléctrico que dejó a casi la totalidad de la comarca sin luz durante horas. “Los técnicos aún no han podido llegar al lugar de la avería por culpa de la nieve”, indica el alcalde de Bellmunt, Francesc Calpe. El pueblo no llega a los 300 vecinos y el ayuntamiento ha echado mano de todos sus recursos y de la ayuda de voluntarios para enjuagar las inclinadas calles repletas de nieve. “Los ayuntamientos hacemos lo que podemos con los medios que tenemos”, indica Calpe, antes de señalar que hay muchas pistas, caminos y carreteras secundarias que estarán impracticables durante días por falta de actuación. “No se trata de culpar a nadie porque cada administración tiene unas competencias, pero se puede hacer de más y de menos”, entiende. En Falset, el alcalde Carlos Brull señala que el ayuntamiento ha contratado camiones y maquinaria para garantizar los accesos a caminos y a las masías. “La gente se tiene que poder desplazar para ir a trabajar o para comprar alimentos”, dice.

La Diputación de Tarragona señala que el parque de cinco máquinas quitanieves ha sido “suficiente” para lidiar con los efectos del temporal y fuentes de la institución indican que para agilizar los trabajos de limpieza viaria “no se ha creído necesario” recurrir a la ayuda de las máquinas que poseen otras administraciones públicas. El departamento de Territorio dispone de 150 quitanieves y, según Protección Civil, sumando aquellas que tiene la administración del Estado y las que son propiedad de empresas concesionarias de carreteras se cuenta con “más de 300 máquinas quitanieves” en Cataluña. El departamento de Territorio detalla que ha trabajado para rehabilitar las carreteras que son titularidad de la Generalitat y que “excepcionalmente” sus quitanieves han colaborado para limpiar alguna ruta donde se debía cubrir un servicio esencial. Mientras, Jordi Bayona, de los ADF, manifiesta: “Hemos pagado la gasolina de nuestro bolsillo para venir a ayudar al Priorat con nuestros camiones”.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50