Patrimonio artístico

La Generalitat dobla su inversión para comprar bienes patrimoniales

En 2020 se han adquirido 2.025 cómics, fotografías, arte y bienes muebles por un valor de 1,3 millones de euros

Detalle central de 'Dos mendigos', de Marià Fortuny, una obra adquiridad por la Generalitat y depositada en el MNAC.
Detalle central de 'Dos mendigos', de Marià Fortuny, una obra adquiridad por la Generalitat y depositada en el MNAC.Guillem Fernandez-Huerta 440157871Z / EL PAÍS

Hace dos años, uno de los galeristas que participaba en FAMA, la feria de anticuarios de Barcelona, vendía una pequeña obra, de apenas 22 por 17 centímetros, pintada por Marià Fortuny entre 1870 y 1972, en la que se veían dos mendigos apoyados en una pared con aspecto monstruoso. Entonces no se pudo comprar, pero 24 meses después, en el momento en el que sus dueños pidieron permiso para poder venderla en el extranjero, el Departamento de Cultura decidió dar el paso y adquirirla por 36.000 euros.

Ahora está depositada en el MNAC. “Es una de obra fundamental de Fortuny, porque en ella se ve a Nonell y hay mucho de Goya”, explicó este viernes Pepe Serra, director de este museo, durante la presentación de las adquisiciones en 2020 de la Generalitat de bienes culturales en los que se han invertido un total de 1.346.410 euros: 1.843 fotografías (356.787); 120 cómics e ilustraciones originales (114.969); 31 obras de arte contemporáneo (393.236) y otros 31 bienes patrimoniales muebles (475.295).

Entre los bienes adquiridos, además de la obra de Fortuny, dos obras de Lluís Borrassà provenientes de dos capillas de la catedral de Barcelona (91.335 y 85.752 euros, respectivamente); una baldosa de Gaudí para la Casa Vicens (5.000); 14 originales de Nazario (33.750); 17 de Montesol (14.970); siete de Mariscal (27.999); cuatro fotografías de Joan Fontcuberta (12.100); 25 de Jordi Esteva (10.000); 20 de Consuelo Bautista (11.000) y 17 de Manuel Laguillo (11.000); además de una pintura de Maria Girona (6.000), un tríptico de Antoni Miralda (33.880); una pieza de Núria Güell (13.310) y otra de Isaki Lacuesta (11.000), piezas tan sorprendentes como dos pistolas catalanas delo siglo XVIII (4.500), 10 dibujos de indianas, también del XVIII (1.675) y piezas arqueológicas tan sorprendentes como una lauda funeraria y un exvoto del yacimiento romano de Iesso (Guissona) de los siglos II y III (50.000), entre otras piezas.

Todos estos bienes han pasado a engrosar la Colección Nacional formada por miles de bienes culturales adquiridos mediante compra directa, donaciones, legados, daciones, derechos de tanteo y retracto, que ahora, tras el cambio de manos, acabarán depositadas en los museos de Cataluña. Según la consejera Àngels Ponsa que presidió el acto, junto a Serra y el director del Museo de Arte Jaume Morera de Lleida, Jesús Navarro, “se han focalizado las adquisiciones en artistas vivos y a apoyar a galerías”.

La adquisición de esas obras se lleva a cabo a partir de las comisiones de expertos creadas para cada una de las áreas teniendo en cuenta los criterios de colección, preservación y económicos. Según los datos facilitados este viernes por la consejera la cantidad destinada no ha hecho nada más que crecer desde el 2017 cuando se destinaron 268.867. En 2018 fueron 648.037 y el año pasado 649.200 euros, la mitad que este 2002.

No es vano, pese a las restricciones de la cultura este año, se ha podido doblar la cantidad con respecto a 2019 por acogerse al Plan Rescate que puso en marcha el Departamento para ayuda a los diferentes sectores de la cultura y poder así sobrellevar el cierre de establecimientos y el descenso de visitas y de ingresos.

Ponsa confía en que esta inversión se pueda mantener en 2021, mientras pide un “cambio de paradigma en la cultura y que su financiación sea la que tiene que ser”. Serra y Navarro destacaron la importancia de la colección nacional y pidieron a otras administraciones que se sumen a este esfuerzo.

Además de las compras en este año se han recibido 30 donaciones, casi todo material documental de fondos personales como los de Joan Triadú, Joan Rigol, Jordi Galí, la Familia Coma i Cros, Narcís Xifra, Ricard Giralt Miracle que se han depositado, sobre todo, en el Arxiu Nacional de Catalunya, pero también en la Biblioteca de Catalunya.


Lo más visto en...

Top 50