La inhabilitación de QUIM TORRA

El independentismo considera la sentencia un ataque a las instituciones catalanas

El PSC urge a Torrent a que se reúna con los grupos para acortar la interinidad y Ciudadanos cree que “se ha hecho justicia”

Quim. Torra, en una imagen de archivo.
Quim. Torra, en una imagen de archivo.LLUIS GENE / AFP

Los partidos políticos catalanes han reaccionado de manera muy distinta a la sentencia del Tribunal Supremo que inhabilita 18 meses al presidente de la Generalitat, Quim Torra. El independentismo lo considera un ataque más encuadrado en lo que denominan la “represión del Estado” y entienden que la sentencia es un ataque y una interferencia a las instituciones catalanas. En el sector constitucionalista, Carlos Carrizosa, líder de Ciudadanos y jefe de la oposición entiende que la sentencia es justa, mientras el líder del PSC, Miquel Iceta, reclama que Cataluña no entre en un período de interinidad. En medio, Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, entiende que el fallo es “un despropósito” y pide elecciones inmediatas.

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont ha aprovechado la condena a Torra para atacar a la monarquía española y hacer loas a la república catalana. “Un Estado corrupto desde la Corona hasta la judicatura continúa decidiendo en nombre de los catalanes. Una vez más, el Estado español interfiere en nuestras instituciones democráticas. De destitución en destitución hasta la república final. A tu lado, presidente Torra”, ha escrito en Twitter.

Por su parte, el exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras también ha mostrado su apoyo a Torra. “Nuevo ataque judicial del Supremo y del Estado español contra la democracia y las instituciones catalanas. La represión contra el independentismo no se para. Amnistía y autodeterminación”, ha escrito en la misma red social.

Del mismo modo, el presidente del Parlament ha escrito un mensaje de apoyo a Torra. “Inhabilitar al presidente de la Generalitat por ejercer el derecho a la libertad de expresión es impropio de un sistema democrático. Todo el apoyo al president Torra”, ha escrito Torrent. “La represión no acabará con la voluntad mayoritaria de este pueblo”, concluye su mensaje de Twitter.

Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, considera, por su parte, que “la politización de la cúpula judicial sigue alimentando conflictos”. En su opinión, la inhabilitación de Torra “es un despropósito, por muchas discrepancias que tengamos. Cataluña necesita una nueva etapa: elecciones, diálogo y liderazgo para salir de la crisis”.

Desde la oposición, el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ha asegurado que la ratificación de la condena de inhabilitación contra Quim Torra era “previsible” porque “ni la ilegalidad ni la unilateralidad son caminos fiables y nadie está por encima de la ley”. En su opinión, la sentencia del Tribunal Supremo es “un nuevo fracaso de la política catalana”, al aplicarse por el independentismo “una estrategia partidista que está por encima del interés general en medio de una pandemia”.

Iceta ha recordado que “el propio Torra dijo el 28 enero que se sentía desautorizado, que el Govern estaba dividido y la legislatura agotada”, por lo que desde entonces el PSC le ha venido reclamando que convoque elecciones. Ahora que ya se conoce la sentencia de inhabilitación, el líder de los socialistas catalanes ha reclamado al presidente del Parlament, Roger Torrent, que inicie cuanto antes una ronda de contactos con los grupos parlamentarios para designar un candidato a la investidura y poner en marcha la cuenta atrás de las elecciones.

En este sentido, el líder socialista ha anunciado que su partido se reunirá “de forma discreta” para estudiar todas las posibilidades de desbloqueo, que pasan por la presentación de una candidatura instrumental a la presidencia de la Generalitat con el único objetivo de convocar elecciones, un candidato con apoyos o bien la comunicación de Torrent a la Cámara de que es imposible investir a ningún candidato.

Por su parte, Carlos Carrizosa, líder de la oposición, ha subrayado que la sentencia se ha dictado por unanimidad y que se ha hecho “justicia” porque nadie puede estar por encima de las leyes. El presidente del grupo de Ciudadanos ha expresado su intención de intensificar los contactos con el resto de fuerzas políticas para poder consensuar un candidato. Su objetivo es que la Generalitat no quede bloqueada y en ese sentido ha apuntado que el artículo 4.2 de la Ley del Govern especifica de forma muy clara que el presidente del Parlament está obligado a proponer un candidato. “No hace falta interpretar nada. La ley es muy clara”, ha afirmado discrepando del informe emitido por los letrados.

Los comunes, mientras, han afirmado que la sentencia es el “peor desenlace” posible para este mandato. Jéssica Albiach, presidenta del grupo Catalunya en Comú-Podem, ha tildado el fallo de “desproporcionado” teniendo en cuenta que Torra, ha dicho, solo desobedeció unas horas porque acabó retirando la pancarta del Palau de la Generalitat en favor de los presos. Con todo, Albiach ha invitado a Torra a convocar elecciones al sostener que aún está a tiempo. “Esperamos que este sea el último acto de judicialización de la política”, ha afirmado en alusión a la reforma del Código Penal del delito de sedición y a la renovación de la cúpula judicial.

La CUP ha realizado un llamamiento para participar en las concentraciones en contra de la inhabilitación. La diputada Natàlia Sànchez ha lamentado la “constante intromisión” de la judicatura en la soberanía del Parlament y ha pedido que este dé una respuesta a la altura de las circunstancias. “Estamos hablando de que el Estado marca la pauta de qué podemos hablar o legislar o de que haya tribunales que deciden quien o quien no puede ser president”, ha afirmado recordando que la legislatura empezó con unas elecciones convocadas por Mariano Rajoy y acaba con una sentencia. Los anticapitalistas han acusado tanto a Junts y ERC de haber desechado su propuesta de optar por la vía Venturós, que ellos pusieron en práctica en el Ayuntamiento de Berga. Su alcaldesa, inhabilitada, continuó ejerciendo el cargo pero sin voto ni firma.

Alejandro Fernández, presidente del PP catalán, ha celebrado que con la sentencia ha ganado la “democracia, el Estado de Derecho y la neutralidad” de las instituciones. “No es una sentencia contra Cataluña. Es contra Torra por no respetar la dignidad de la Generalitat”, ha sostenido. El popular ha afirmado que Torrent es el único con capacidad para desbloquear la situación ya sea aceptando la investidura de un candidato aunque no sume o activando el reloj dentro de un plazo de 10 días aunque eso no alteraría la previsión de que las elecciones serian en febrero.

Lo más visto en...

Top 50