LA CRISIS DEL CORONAVIRUS

Cataluña limita las reuniones sociales a seis personas

Protección Civil aprueba restricciones en la Cerdanya y el Govern pide a los barceloneses que no se desplacen hasta allí durante el puente de La Mercè

Campanario de Puigcerdà.
Campanario de Puigcerdà.©Toni Ferragut / EL PAÍS

La administración catalana ha aprobado este miércoles una serie de medidas para frenar el avance de la pandemia de coronavirus, que en los últimos días ha experimentado un potente crecimiento, especialmente en la ciudad de Barcelona. El comité de dirección del Plan Territorial de Protección Civil de Cataluña (Procicat) ha dado luz verde a la propuesta del departamento de Salud para reducir de diez a seis el número de personas que pueden reunirse socialmente. El Procicat también decidió alargar una semana las restricciones en Reus, y aplicar medidas durante 15 días en La Cerdanya, donde el riesgo de rebrote está disparado.

Las medidas aprobadas en el Procicat, un órgano interdepartamental de la Generalitat que establece los protocolos para la protección civil, entrarán en vigor tan pronto como se publiquen en el Diario Oficial de la Generalitat de Cataluña. Las nuevas medidas responden a una petición por parte del secretario de Salud Pública, Josep Maria Argimon, quien ya las avanzó el martes mientras realizaba un análisis de la situación epidemiológica.

Es precisamente por el empeoramiento de la incidencia de la pandemia en Cataluña que el Govern ha decidido dar luz verde a las peticiones que hicieron los responsables de Salud Pública. Los indicadores que miden la extensión del virus en el territorio han experimentado en los últimos días un crecimiento muy pronunciado, dibujando una curva donde la pendiente es muy acusada. El índice de crecimiento potencial (EPG, por sus siglas en inglés, que mide el riesgo de rebrote y que a partir de 100 puntos se considera alto) se ha situado este miércoles en los 194,25, ocho puntos más que el día anterior, cuando ya había crecido 18 puntos. La velocidad de transmisión del virus (Rt) es de 1,16, es decir, cada positivo contagia de media a 1,16 personas. Y la tasa de positivos confirmados con prueba PCR es de 89,63 por cada 100.000 habitantes, diez más que la semana pasada. Especialmente difícil es la situación en Barcelona ciudad (donde el índice EPG es de 243,21), pero sobre todo en La Cerdanya (el índice llega a los 2.139,45 puntos).

Con estos datos, el Govern ha tratado de avanzarse ante el impacto que está mostrando la vuelta a la escuela y al trabajo sobre la situación epidemiológica. La limitación de reuniones sociales de seis personas, según ha explicado el Procicat en un comunicado, “tiene como objetivo reducir el número de contagios por covid 19, que mayoritariamente se dan en el ámbito interfamiliar y en el entorno social más próximo”. Según explicó el martes el coordinador del área de seguimiento de la covid 19 en Cataluña, Jacobo Mendioroz, pasar de 10 a seis no es fortuito, sino que lo que se pretende es que los ciudadanos estén en grupos reducidos, parecidos a los que conforman sus familias nucleares, con el objetivo de romper posibles transmisiones de virus a otros grupos. Esta limitación de grupos de seis personas también se aplicará en las mesas de bares, restaurantes y hoteles, tanto interiores como exteriores.

El Procicat también se pronunció sobre los parques infantiles. El órgano decidió no cerrar por ahora estas instalaciones, ya que considera que son espacios beneficiosos para los más pequeños aunque admite que, por el contacto frecuente, tienen un mayor riesgo de contagio. Sí que considera necesario “reforzar las pautas para las familias”. En este sentido, recomienda que se eviten las aglomeraciones en los parques, el uso de la mascarilla a partir de los seis años, y recomienda que un solo adulto acompañe a los niños. El Procicat también insta a los ayundamientos a reforzar la limpieza y desinfección.

En Reus, donde se aplicaron medidas de restricción de movilidad y aforo, el órgano de Protección Civil decide prorrogarlas siete días más, aunque modifica el aforo permitido en actos religiosos, que se eleva al 50%, y en las actividades culturales de artes escénicas y musicales, que ahora podrán ser del 70%. Es en la comarca de La Cerdanya donde el Procicat ha decidido aplicar restricciones, por un periodo inicial de 15 días. Se recomienda a la población no salir del domicilio y solo ir a trabajar si no puede hacerlo a distancia. La Generalitat recomienda no salir de casa si no es estrictamente necesario (ir a centros sanitarios y docentes, cudidar a personas vulnerables, desplazarse al banco o ir a comprar materias primas). El aforo en hostelería y restauración se reduce al 50% y hasta la una de la madrugada, la asistencia a actos religiosos al 50% y las actividades culturales al 70%. El consejero de Interior, Miquel Sàmper, ha pedido a los ciudadanos de Barcelona evitar desplazamientos en el puente de La Mercè, especialmente a la Cerdanya.

Lo más visto en...

Top 50