CEO

JxCat gana terreno y casi empataría con ERC en las elecciones autonómicas, según el CIS catalán

Un 50,5% de los encuestados cree que Cataluña no debe ser un Estado independiente frente a un 42% a favor de que sí lo sea

Congreso telemático de Junts el pasado día 25.
Congreso telemático de Junts el pasado día 25.Junts

Esquerra Republicana ganaría las elecciones catalanas con 33-34 diputados y en segundo lugar, por un parlamentario de diferencia, quedaría Junts per Catalunya, que recupera terreno (32-33), según el último sondeo del Centro de Estudios de Opinión (CEO) de la Generalitat. En un contexto preelectoral y en pleno proceso congresual para dotar a Junts de estructura de partido, Esquerra se mantendría al frente, con una leve pérdida de apoyos respecto a anteriores sondeos, pero aún con mejores resultados que en 2017, cuando obtuvo 32 electos. JxCat sería la segunda fuerza con 32-33 diputados, frente a los 34 que tiene actualmente. Ambas formaciones independentistas no sumarían mayoría absoluta, aunque se quedarían cerca. Un 50,5% de los encuestados cree que Cataluña no debe ser un Estado independiente frente a un 42% que se manifiesta a favor de que sí lo sea.

El líder de ERC, Oriol Junqueras, vuelve a situarse como el político catalán mejor valorado y el único que aprueba en el sondeo, con una puntuación del 5,71. El ministro de Sanidad, Salvador Illa, es, para los 2.000 encuestados en la segunda oleada del año del CEO, el segundo político mejor valorado con una nota de 4,97. El presidente de la Generalitat, Quim Torra, queda por detrás con una media de valoración de un 4,18. Illa, cuyo nombre es la primera vez que aparece en esta encuesta, obtiene mejor puntuación que el secretario de los socialistas catalanes y candidato a las autonómicas del PSC, Miquel Iceta, que obtiene un 4,02.

El PSC, en tercera posición, sería según el sondeo la fuerza que más crecería, de 17 a 24 diputados, y Ciudadanos la que más perdería, de 36 a 19. El PP ascendería de 4 a 6-7 representantes. Los comunes subirían de los 8 actuales a 9-10 escaños y la CUP también aumentaría su representación de 4 hasta 6-7 representantes. Vox entraría en el Parlament con 3-5 escaños.

A la pregunta concreta de si Cataluña debería ser un Estado independiente, un 50,5% dijo que no, frente a un 42% a favor del sí. Esto representa un incremento de algo más de dos puntos porcentuales del no, que sobrepasa el 50%, algo que no ocurría desde junio de 2015. Por contra, los partidarios de la independencia, un 42%, han bajado respecto al sondeo de febrero pasado y han obtenido el peor resultado desde junio de 2017 cuando así se expresó un 41,1%. Según el histórico del CEO desde diciembre de 2014, los que están a favor de la independencia alcanzaron su nivel más alto en octubre de 2017 –en pleno referéndum– con un 48,7%, se mantuvo con ligeras oscilaciones a lo largo de 2018 e inició un descenso, también con picos, a partir de 2019.

Un 33,9% de los encuestados cree que Cataluña debería ser un Estado independiente, frente a un 29,6% que se inclina por el marco jurídico actual -autonomía- y un 22,9% preferiría que Cataluña fuera un Estado dentro de una España federal.

Cuando la pregunta es por el sentimiento de pertenencia, el 40,6% de los encuestados contestan que se sienten tan españoles como catalanes, un 22,9% solo catalanes y un 20% más catalanes que españoles. Si la cuestión es definirse políticamente, un 24% lo hace como independentista, un 16,8% como progresista, el 15,2% se autodefine como socialista y un 14% como apolítico.

El impacto de la covid en la economía y en la vida se nota en las respuestas de los encuestados y la percepción de que la sanidad es el principal problema de Cataluña lo confirman el 40,9% de los participantes en el sondeo, frente al 14,8% del CEO de febrero pasado, antes de la emergencia sanitaria. Por detrás, un 29,8% está insatisfecho con la política y otro 29% específicamente con las relaciones entre Cataluña y España. El paro es lo que más preocupa al 25,3% y el funcionamiento de la economía al 18,3%. Un 63% estima que la situación económica catalana es mala o muy mala y la percepción es que la economía española está aún peor: un 77% contesta que es mala o muy mala.

Al ser preguntados específicamente por la valoración de las instituciones en relación con la covid, la gestión de los Mossos obtiene la nota más alta, un 6,3; la atención del Ayuntamiento al que pertenecen obtiene un 5,8, por delante de la actuación del Govern de la Generalitat que aprueba justo, con un 5,04. La atención sanitaria ha sido aprobada por el 74% de los preguntados, por detrás de la valoración de los cuerpos de protección, con un 84,9% de aprobación. Por contra, la gestión de las residencias merece un suspenso para el 64% de los encuestados que la dejan en un 3,2 de nota.


Lo más visto en...

Top 50