PERSONAS SIN HOGAR

Más de 1.200 personas duermen en la calle en Barcelona, la cifra más alta de la última década

La Fundación Arrels denuncia que en solo 10 años ha aumentado un 80% el número de personas sin hogar

Dos voluntarias conversan con Tina, una mujer sin hogar que vive en las proximidades del MACBA, en Barcelona.
Dos voluntarias conversan con Tina, una mujer sin hogar que vive en las proximidades del MACBA, en Barcelona.Massimiliano Minocri

La Fundación Arrels ha denunciado este jueves que 1.239 personas duermen al raso en las calles de Barcelona, según el último recuento de la entidad, llevado a cabo el pasado 14 de mayo. Según Arrels, dedicada a la atención de personas sin hogar, se trata de la cifra más alta de los últimos 10 años. La Fundación ha presentado el informe Vivir en la calle en Barcelona. Radiografía de una ciudad, en el que denuncia que desde 2010 ha aumentado un 80% el número de personas sin hogar.

Arrels asegura que la cifra de 1.239 personas solo es la punta del iceberg porque en el último recuento la entidad recorrió todos los barrios de la superficie urbana y no contó aquellas personas que duermen en zonas como Montjuïc o Collserola. Además, Arrels ha informado de que en Barcelona hay más de 4.200 personas sin hogar, de las que 2.171 están alojadas en entidades públicas y privadas y 836 se encuentran en diferentes asentamientos como chabolas, solares o fábricas.

El primer recuento que realizó la entidad fue en 2008 y encontró a 658 personas durmiendo en la calle. Desde entonces, la cifra no ha hecho más que crecer. Llegó a 1.026 en 2017 y a 1.195 en 2019. El recuento del pasado 14 de mayo, 1.239 personas sin techo, es el más alto de todos. Por distrito, en Ciutat Vella se concentraban el 23% de los sintecho, seguido de Sants-Montjuïc (20%), Eixample (18%) y Sant Martí (18%).

El 85% de las personas sin hogar que viven en Barcelona son hombres, el 11% son mujeres y el 4% se identifican con otras identidades de género. Tres de cada cuatro son migrados y uno de cada diez lleva más de una década viviendo en la calle. La media de edad es de 40 años aunque, según Arrels, cada vez hay más jóvenes. De hecho, la mitad de los jóvenes de entre 16 y 25 años que viven en las calles han vivido en un centro de menores en algún momento de su vida.

La persona de más edad que ha encontrado en estos últimos cuatro años la fundación fue un hombre de 80 años en el hospital de campaña de la iglesia de Santa Anna. Llevaba 10 meses sin hogar. En junio de 2019 encontraron a otro hombre de 75 procedente de Rumanía, que llevaba más de seis años viviendo en la calle. En la misma parroquia de Santa Anna localizaron a seis menores de 16 años migrantes de Marruecos que llevaban un año y siete meses viviendo en la calle.

Arrels asegura que solo en la ciudad hay personas sin hogar de hasta 53 países diferentes que hablan 36 lenguas. Por nacionalidades, el 22,3% de los hombres sin hogar han nacido en España, el 20,3% en Marruecos, el 13,3% en Rumanía, el 4,5% en Italia y el 4% en Bulgaria. En cuanto a las mujeres, el 38,6% han nacido en España, el 20,5% en Rumanía, el 6,8% en Italia, el 6,8% en República Checa y el 4,5% en Ecuador.

El 30% de las personas que viven en la calle tiene una enfermedad crónica y el 40% han sido víctimas de agresiones físicas o verbales. El 30% tienen adicciones (el 13% al alcohol, el 12% a las drogas y el 4% a ambos consumos).

Arrels denuncia que en la última década solo ha efectuado recuentos de personas sin hogar en 11 municipios catalanes –Barcelona, Badalona, Girona, Lleida, Mataró, Reus, Sabadell, Sant Adrià de Besòs, Santa Coloma de Gramenet, Tarragona y Terrassa-, que suman el 40% de la población de Cataluña y donde localizaron un total de 1.600 personas viviendo en las calles. La Generalitat impulsó en 2017 lo que bautizó como Estrategia integral para el abordaje del sinhogarismo en Cataluña.

Entonces, el Govern aseguró que en 2017 un total de 53.118 personas sufrían una situación de sinhogarismo o vivienda inadecuada en Cataluña, de los que 5.571 vivían en la calle o en albergues. Aquel informe solo recogía datos de 719 municipios (el 76% del total). En cuanto a toda España, no hay recuentos en todos los municipios. La última encuesta es la que hizo a centros y servicios de atención de personas sin hogar el Instituto Nacional de Estadística en 2018. Esta encuesta asegura que hay una media diaria de 18.001 personas (4.556 son mujeres) alojadas en albergues.

El director de la Fundación Arrels, Ferran Busquets, denuncia que en Barcelona quien se quiere alojar en un albergue se topa con una lista de espera superior al medio año. “No hay recursos suficientes ni ningún consenso de larga duración para erradicar esta injusticia. La situación es compleja y se agrava, tal y como hemos visto en el contexto de la covid-19 y el estado de alarma”, denuncia Busquets. El director de la Fundación mantiene que leyes como la de extranjería impiden cualquier tipo de “perspectiva de futuro” e incrementan el número de personas que viven en la calle.

Arrels sostiene que el actual modelo de albergue está colapsado y propone espacios más pequeños y en todos los barrios, además de activar políticas que fomenten el derecho a la vivienda para todos.

Lo más visto en...

Top 50