crisis del coronavirus

La Generalitat pide avanzar a la fase 2 las visitas de familiares a residencias de ancianos

El departamento de Salud propone un plan de desescalada en los centros de mayores

Voluntarios de la ONG Proactiva Open Arms ayudan en el traslado de usuarios, en abril.
Voluntarios de la ONG Proactiva Open Arms ayudan en el traslado de usuarios, en abril.Albert Garcia / EL PAÍS

El departamento de Salud de la Generalitat ha detallado este viernes el plan de desescalada en los centros residenciales de personas mayores y discapacitados. Entre las medidas propuestas, el Govern pide que las visitas de familiares, cumpliendo las medidas de seguridad y solo en los centros sin casos de coronavirus, se permitan a partir de la fase 2. Esta propuesta dependerá de que el Ministerio de Sanidad dé el visto bueno y modifique su plan de desescalada, que prevé esas reuniones las visitas de familiares a partir de la fase 3.

Las personas mayores que viven en residencias desde el 12 de marzo están confinadas en los centros, sin posibilidad de salir a la calle, recibir visitas y, en muchos casos, aisladas en sus habitaciones. La pandemia de la covid-19 ha diezmado los centros. En Cataluña, donde la población residente es de 64.000 personas, se han registrado ya 3.917 fallecidos en residencias, 13.446 personas con positivo de coronavirus tras realizar una prueba diagnóstica, y 36.160 con síntomas compatibles con la enfermedad.

Desde el inicio de la desescalada y con una cierta estabilización de los casos en las residencias, los familiares han reclamado medidas para relajar el confinamiento de sus mayores. “La posibilidad de hacer visitas es clave, porque la gestión emocional es importante, pero hasta ahora no lo habíamos abordado especialmente porque no podíamos correr riesgos en espacios tan sensibles como las residencias”, ha destacado la consejera de Salud, Alba Vergés.

El Govern ha explicado este viernes su plan en este sentido, y para ello ha clasificado en tres colores las residencias de Cataluña. Con el color verde se identifican los centros que no tienen casos de covid-19, y que suman 472 residencias; el naranja es para los centros que tienen algunos casos positivos pero están bien aislados del resto (actualmente, 392 residencias); y con el color rojo se identifican los centros que tienen casos positivos de coronavirus y donde el plan de desescalada entraña más riesgos, una situación en la que se encuentran 103 centros. El Govern todavía tiene 87 centros pendientes de clasificar.

La propuesta del departamento de Salud es que en las fases 0 y 1 se permita ya la entrada excepcional de familiares, solo en los centros calificados con el color verde, para visitar a usuarios cuya salud ha empeorado. El objetivo es “acompañar a los familiares en la fase final de la vida”, según ha dicho Vergés. También se permitirán visitas en la fase 1 en el caso de que las patologías de base de los usuarios “se hayan descompensado” y necesiten el apoyo de los familiares.

Las visitas de familiares, ha detallado Vergés, se extenderán en la fase 2 (si lo autoriza el ministerio de Sanidad) para todos los casos aunque solo en los centros distinguidos con el color verde. Las visitas serán de media hora, solo una a la semana por usuario, y cumpliendo con las medidas de higiene y seguridad. “El Gobierno lo ha previsto para la fase 3, pero creemos que se puede hacer y es una petición directa de los familiares”, ha dicho Vergés. En esta fase también se recuperarán servicios externos de peluquería y podología.

Las visitas de familiares, detalló Vergés, se extenderán en la fase 2 (si lo autoriza el ministerio de Sanidad) para todos los casos aunque solo en los centros de color verde, que son los que no tienen casos registrados de coronavirus. Las reuniones serán de media hora, solo una a la semana por usuario, y cumpliendo con las medidas de higiene y seguridad. “El Gobierno lo ha previsto para la fase 3, pero creemos que se puede hacer y es una petición directa de los familiares”, dijo Vergés. En esta fase también se recuperarán servicios externos de peluquería y podología.

Otra de las reclamaciones del sector es poder aceptar nuevos ingresos. Desde el inicio de la pandemia, 753 usuarios fueron trasladados al domicilio familiar por petición propia. Para estos, y también para las personas que han sido trasladadas a hospitales y que ya se encuentran bien, la Generalitat ha pedido que puedan volver a los centros residenciales en la fase 1. En caso de que Sanidad lo autorice, la Generalitat ha detallado que solo se harían los ingresos en los centros calificados como “verdes”, y después de que el usuario haya dado negativo en una prueba diagnóstica y haya realizado 14 días de aislamiento en el hospital o bajo el compromiso de que lo realice en el centro cuando ingrese. Estos criterios también se aplicarán en los nuevos ingresos.

Lo más visto en...

Top 50