crisis del coronavirus

Las residencias piden compromisos al Govern para iniciar la desescalada en los centros

La patronal catalana del sector, ACRA, plantea visitas de familiares en 15 días, pero reclama test, equipos de protección y financiación para más personal

Una voluntaria de la ONG Proactiva Open Arms y una trabajadora de una residencia participan el pasado 18 de abril en el traslado de una mujer a un centro sin casos.
Una voluntaria de la ONG Proactiva Open Arms y una trabajadora de una residencia participan el pasado 18 de abril en el traslado de una mujer a un centro sin casos.Albert Garcia / EL PAÍS

La patronal catalana de residencias, ACRA (que representa al 70% del sector), ha elaborado una propuesta de desescalada para los centros de personas mayores, y reclama a las administraciones que cumplan una serie de condiciones de seguridad y financiación, y que tomen una decisión con respecto al desconfinamiento de los mayores. El plan del Gobierno para la desescalada no prevé medidas para aliviar el confinamiento en las residencias hasta la última fase, y las patronales de distintas comunidades autónomas están proponiendo planes para abordar este asunto. En Cataluña, según ACRA, esta desescalada tendrá que estar sujeta a varias condiciones que reclama al Govern.

“La gente mayor lleva muchas semanas en las residencias sin poder salir, en muchas ocasiones sin poder salir ni de las habitaciones. Hemos enviado la propuesta a la Generalitat y al Gobierno, es cuestión de que tomen una decisión”, explican desde la patronal de residencias. Se da la circunstancia de que las personas mayores ya tienen un horario en el que pueden salir a la calle según el plan del Gobierno, pero si viven en residencias no está prevista la desescalada.

ACRA propone un plan en tres fases. En la primera, que se podría aplicar inmediatamente, los usuarios sin síntomas podrían salir de sus habitaciones y estar en los espacios comunes de los centros manteniendo la distancia y las medidas de higiene. En la segunda fase, 15 días más tarde, los usuarios sin síntomas podrían recibir visitas de familiares en espacios habilitados. ACRA también propone en esta fase que se permitan nuevos ingresos en las residencias si estas reúnen las condiciones. Y en la tercera fase, los residentes que no presentan síntomas podrían realizar salidas individuales y en grupo en un radio de un kilómetro desde el centro. Las tres fases estarían sujetas a revisión según los parámetros médicos y de emergencia.

Para llevar a cabo este plan de desescalada en residencias, primero será necesario que el Gobierno decida sobre las medidas que hay que tomar en el caso de las personas mayores que viven en centros. Pero ACRA añade que será necesario un compromiso del gobierno de la Generalitat, competente en este ámbito, para garantizar las medidas de seguridad. Entre las condiciones que reclama está disponer de equipos de protección individual suficientes, y también un número regular de test de detección; establecer una coordinación entre los centros y la atención primaria, y financiar un incremento de ratios globales de personal, que han aumentado un 15% durante la pandemia.

Desde el inicio de la pandemia de Covid-19, han muerto en Cataluña 3.155 ancianos debido a este virus. La emergencia sanitaria impactó especialmente en los centros, que durante semanas sufrieron la falta de test y de equipos de protección, así como el contagio de personal (actualmente, 4.745 profesionales del sector está contagiado).

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

- Pinche aquí para suscribirse a la newsletter diaria sobre la pandemia

Lo más visto en...

Top 50