efectos del coronavirus

La Generalitat amplía las ayudas a la cultura de 10 a 31 millones de euros

Entre las medidas para hacer frente a los efectos del coronavirus, cuatro millones para comprar libros a editoriales destinados a las bibliotecas catalanas

Biblioteca Municipal Jaume Fuster de Barcelona; unos centros que se beneficiarán con las ayudas de Cultura.
Biblioteca Municipal Jaume Fuster de Barcelona; unos centros que se beneficiarán con las ayudas de Cultura.MASSIMILIANO MINOCRI

El pasado 20 de marzo, una semana después de decretarse el estado de alarma para evitar el avance del coronavirus, la consejería de Cultura lanzó una primera medida de ayudas para hacer frente a los efectos del parón en todos los sectores. La cifra anunciada entonces de 10 millones de euros se ha manifestado a todas luces insuficientes, y por eso, este martes, el Govern, de la mano de la consejera de Presidencia, Meritxell Budó, anunció que se amplían hasta los 31 millones para contribuir a paliar el cese de actividades por la epidemia, que ha comportado el cierre de teatros, cines, salas de conciertos, museos, bibliotecas y archivos; pero también en intervenciones arqueológicas y paleontológicas y cultura popular, además de posponer citas tan fundamentales como Sant Jordi. En Cataluña la Cultura es un sector que da empleo a más de 180.000 personas en más de 40.000 empresas y que representa un impacto económico que cifran en el 3,5% del PIB.

El llamado “plan de rescate” anunciado contiene varias líneas de ayuda, como un crédito del Institut Català de Finances (ICF) dotado con 10 millones de euros (que se pueden solicitar en cantidad que oscilan entre los 20.000 y 300.000 euros, retornables a 5 años y otro de carencia), ampliación del que ya se anunció en marzo. Ya se han presentado 80 solicitudes, que se comenzarán a formalizar a lo largo de la semana, explicó Budó.

El departamento ha convocado también una serie de líneas de soporte extraordinario, llamadas “Impacto COVID”, dotadas con 8 millones de euros, para paliar los efectos negativos del coronavirus de forma directa a las que se pueden acoger todos los destinatarios habituales de las líneas de subvención que convoca Cultura. Se incluyen los gastos generados por el cierre, y los gastos de estructura, servicios, alquileres o pago de cuotas. Ya se dijo en marzo: No se cancelarán las subvenciones concedidas durante 2020 o anteriormente si vence el plazo para realizar la actividad sin haberlas concluido. Y se amplían los plazos para la realización de la actividad subvencionada y se flexibilizan los términos y las condiciones de retorno de las aportaciones reintegrables.

Desde la Oficina de Suport a la Iniciativa Cultural (OSIC) se ha lanzado una línea de ayudas directas (3 millones de euros), destinadas a las entidades sin ánimo de lucro, para compensar los gastos asumidos durante el estado de alarma. La tercera línea puesta en marcha por Cultura (de 2 millones de euros) tiene que ver con la reducción de ingresos por la cancelación de actividades culturales y la suspensión de contratos en los equipamientos.

Si en marzo se hablaba de ayudas a la compra del libro ahora ya se sabe que se trata de un total de 4 millones de euros, en dos líneas: 2,2 para que se compren novedades en catalán a las editoriales y otros 1,7 para que los ayuntamientos lo dediquen también para comprar libros para sus centros. A esas cantidades se suman otros 120.000 euros para adquirir libros electrónicos.

Otros 4 millones a fondo perdido, se destinan a los equipamientos culturales vinculados con la Generalitat, sobre todo los que han visto como los ingresos por las visitas han caído en picado tras el cierre de puertas. Otras de las medidas puestas en marcha, estas con recursos propios del departamento, son las que tienen que ver con la protección del tejido cultural y contribuir a la recuperación del sector

Todas las medidas se pueden consultar en la nueva web Pla de Rescat en la que se explican y actualizan las nuevas medidas, recoge las demandas del sector y muestra los datos y la evolución del impacto de la crisis por la Covid-19.

Lo más visto en...

Top 50