La crisis del coronavirus

Fundació Catalunya La Pedrera presenta un ERTE para 150 personas

La medida afecta a trabajadores de atención al público de La Pedrera, Món Sant Benet, Món Natura Delta y Món Natura Pirineus

La Pedrera de Gaudí, buque insignia de la Fundació Catalunya La Pedrera, en el paseo de Gràcia de Barcelona.
La Pedrera de Gaudí, buque insignia de la Fundació Catalunya La Pedrera, en el paseo de Gràcia de Barcelona.JOSEP LAGO / AFP

La Fundació Catalunya-La Pedrera presentó este miércoles un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) que afecta a 150 trabajadores de atención al público de todos los equipamientos de esta institución cultural y social, una de las más importantes de toda Cataluña, como son: La Pedrera, Món Sant Benet, Món Natura Delta y Món Natura Pirineus. A pesar de esta medida, la fundación ha expresado su deseo de que “no tenga afectación económica para los empleados, y por esa razón ha decidido complementar los importes del salario que no quedan cubiertos por la prestación económica pública derivada del ERTE”.

Como el resto de equipamientos cuturales de toda España, tras las medidas adoptadas por el Estado, la Fundació Catalunya-La Pedrera anunció el día 13 la cancelación de las visitas y las actividades abiertas al público en su edificio más emblemático, La Pedrera de Gaudí, en el que había abierto sus puertas, el 6 de marzo, la exposición William Klein, manifiesto, la mayor retrospectiva dedicada al fotógrafo americano vista nunca en España y que llegaba a Barcelona después de verse en la Fundación Telefónica de Madrid.

Otros ERTES culturales

El edificio de Gaudí es la cabeza visible de una fundación a la que pertenecen otros centros como el Món Sant Benet, que incluye la Fundación Alicia, Món Natura Delta y Món Natura Pririneus, que da trabajo a casi 500 trabajadores. El presupuesto total de la fundación en 2018 fue de algo más de 41 millones de euros, la gran mayoría de los cuales se generan con recursos propios por el alquiler de espacios, la filmación de anuncios, y, sobre todo, por la adquisición de entradas de los visitantes. En 2019, un total de 1.322.030 personas (un 14% más que en 2018). Una fuente de ingresos que ha dejado de producirse tras el cierre del edificio, al menos, durante las cuatro semanas de confinamiento de la población provocado para impedir la propagación del coronavirus.

Marta Lacambra, directora general de la fundación, siempre ha asegurado que La Pedrera “solo es una fachada” que genera muchos recursos pero que la fundación dedica más de lo que genera a preservar el patrimonio cultural, natural y el desarrollo de programas sociales.

El de la Pedrera es el tercer ERTE anunciado dentro de los equipamientos culturales de Barcelona en los últimos días. El 20 de marzo el Palau de la Música anunció uno que afecta a sus 106 trabajadores y tres días después la Fundación Joan Miró con respecto a sus 57 empleados, que con los 150 de la Pedrera hacen un total de 313 personas; cifras que pueden parecer insignificantes comparadas con las de otros sectores, como el de la automoción que afecta a miles de personas, pero que para un sector tan debilitado como el de la cultura representan un duro golpe.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50