CRISIS DEL CORONAVIRUS

Atrapados en un hotel de Sicilia 71 alumnos de Barcelona en viaje de fin de curso

Un grupo de estudiantes del instituto Pallejà atrapados en Italia podrán regresar el viernes a sus casas en ferry desde Roma

Alumnos catalanes de ESO, de viaje en Sicilia, atrapados en su hotel en Catania por la Covid-19.
Alumnos catalanes de ESO, de viaje en Sicilia, atrapados en su hotel en Catania por la Covid-19.

Lo que iba a ser el típico viaje de fin de curso –más o menos tranquilo según el grupo y las circunstancias– para los alumnos del Institut Pallejà (Barcelona), que escogió Sicília como su destino de vacaciones, se ha convertido en una pesadilla que ya tiene solución. Tras la prohibición el martes por el Ministerio de Sanidad de los vuelos directos desde Italia a los aeropuertos españoles, su vuelo de vuelta, operado por Vueling y que debía partir desde Catania este viernes, ha sido cancelado. En consecuencia, 71 estudiantes de 15 años estaban atrapados en la isla. “Antes de venir nos informamos y nos replanteamos la situación. No había ninguna prohibición de viajar a Sicília, así que llevamos adelante el viaje porque entendimos que no había ningún riesgo para los alumnos”, cuenta Andreu Margarit, uno de los cinco profesores responsables. Finalmente, los estudiantes cogen un ferry este miércoles por la noche hasta Salerno y mañana viajaran hasta Roma en autocar, donde cogerán otro ferry que les llevará de regreso a Barcelona. Está previsto que lleguen el viernes a sus casas.

Nada más aterrizar en Sicília, el Gobierno italiano decretó el estado de alerta en todo el país. “No podemos salir del hotel, nos tenemos que confinar. Tenemos que estar en habitaciones de dos, comer por turnos, estar a un metro de distancia entre nosotros…”, comentaba Margarit esta mañana, al tiempo que informaba de que todos los chicos están bien y ninguno se ha contagiado.

La situación, confesaba, se tensa por momentos. Pese a los intentos en Barcelona por encontrar soluciones los alumnos se inquietaban y la frustración y el agobio cada vez se hacían más patentes. El instituto se puso en contacto con el ministerio y con el Departamento de Educación de la Generalitat, también con el consulado, para buscar una alternativa inmediata.

El estado de alerta en Italia, que ya supera los 10.000 contagiados (con 630 muertes) está previsto que dure hasta, como mínimo, el 25 de marzo. Pero por suerte, ya han encontrado una solución, los alumnos y profesores del INS de Pallejà regresaran el viernes a sus casas. “Es impensable estar aquí hasta el 25 sin poder salir del hotel. Aquí empiezan a aparecer las dudas y la angustia. Hay que intentar que la prioridad sea salir de Italia”, se inquietaba Margarit esta mañana.

El martes fue un día duro. Tras conocer la medida adoptada por el Ministerio de Sanidad, el ánimo de los estudiantes se vio afectado. Los profesores, sin embargo, trataron de que el grupo hiciera un cambio de chip. “Llevamos ya un día y medio sin salir del hotel. Tenemos que entender que no podemos llevar a cabo el viaje con normalidad y hemos intentado cambiar el foco saliendo a la piscina o jugando a las cartas”, concluía Margarit, que ya ve las cosas con más optimismo.



Más información

Lo más visto en...

Top 50