_
_
_
_
_

Almería - Argelia: alijos de droga en el viaje de día, inmigrantes irregulares en el de vuelta

La Guardia Civil desarticula en Alicante una trama que utilizaba las embarcaciones con las que enviaban estupefacientes al norte de África para traer ‘sin papeles’ a España

Siete detenidos por favorecer la inmigración irregular de argelinos a España con pateras taxis.
Siete detenidos por favorecer la inmigración irregular de argelinos a España con pateras taxis.Guardia Civil

La Guardia Civil ha desarticulado en Alicante una trama integrada por ciudadanos de origen argelino que operaba desde la costa de Almería con una flota de pateras-taxi a las que daban una doble función, según ha informado el instituto armado este sábado en una nota de prensa. Primero, la red enviaba al país norteafricano cargamentos de pastillas de metanfetaminas y, a la vuelta, transportaban personas que habían pagado entre 2.000 y 4.000 euros por atravesar el Mediterráneo para entrar en España de manera irregular. La operación, que aún no se ha cerrado, se ha saldado hasta ahora con siete detenciones y la intervención de 68 kilos de pastillas de metanfetamina, cuya venta en la calle hubiera alcanzado un valor aproximado de 3 millones de euros. Tras pasar a disposición judicial, el Juzgado de Instrucción 3 de Orihuela (Alicante) ha ordenado el ingreso en prisión de seis de los arrestados y ha dejado en libertad al séptimo.

La bautizada como Operación Emisario se inició en enero, tras detectar la Guardia Civil a un ciudadano argelino cuyas actividades apuntaban a que presuntamente estaba traficando entre España y el norte de África tanto con drogas como con personas. Las pesquisas recogidas en un primer momento revelaron que esta persona era supuestamente el máximo responsable de la red, ya que se encargaba tanto de financiar la logística necesaria para realizar el doble tráfico como de captar a las personas que iban a ejecutar los viajes.

El embarrancamiento de una embarcación, en marzo, en una playa cercana a Pilar de la Horadada, en el extremo sur de la provincia de Alicante, dio un impulso a la investigación, según detallan a EL PAÍS fuentes cercanas a la mismas. A partir de ese momento, los responsables de las pesquisas detectaron el trasiego en ambas direcciones, entre las costas almeriense y argelina, de embarcaciones de las denominadas en argot policial como gomas, lanchas neumáticas semirrígidas dotadas con motores fueraborda que se utilizan habitualmente en el narcotráfico.

Los agentes del Grupo de Información de la comandancia de Alicante, junto con la Jefatura de información (UCE 3), determinaron que la trama utilizaba estas embarcaciones, con motores de 150 o 200 caballos de potencia (valorados cada uno entre 30.000 y 40.000 euros) y un tamaño capaz de albergar a una docena de personas para realizar sus viajes, de una duración aproximada de cinco horas por trayecto. A las órdenes del cabecilla trabajaba un grupo de personas que se encargaban de proporcionar el combustible a los patrones y de la logística necesaria para receptar los alijos y ocultarlos, además de facilitar la llegada de los inmigrantes a los destinos que hubieran elegido.

La trama contaba presuntamente también con una red de intermediarios en Argelia, que eran los responsables de captar a los inmigrantes que querían llegar a Europa y cobrarles el precio pactado, que oscilaba entre los 2.000 y los 4.000 euros. Para esto último utilizaban la llamada hawala, un antiguo sistema financiero utilizado por migrantes que permite pagos internacionales sin necesidad de mover el dinero físicamente de una jurisdicción a otra y que también es utilizado por organizaciones criminales por las dificultades para ser detectado.

El golpe definitivo a la red criminal se produjo el pasado 12 de octubre, tras la avería de una de las pateras-taxi en aguas cercanas a Roquetas de Mar (Almería). La embarcación se dirigía supuestamente a Argelia con un cargamento de 48 kilos de metanfetaminas. Al tratar de volver a la costa, la embarcación fue interceptada por una unidad marítima de la Guardia Civil, cuyos agentes detuvieron al patrón. También fueron arrestadas otras cuatro personas que le ayudaban a regresar a la costa. Tras estas detenciones, la Guardia Civil identificó al resto de los presuntos integrantes del grupo y procedió a su arresto el pasado 21 de noviembre. Todos eran residentes en Alicante, cuya provincia alberga a más de 15.000 argelinos, la colonia más numerosa asentada en España.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Seis de los detenidos han ingresado en prisión acusados de los delitos de organización criminal, contra los derechos de los ciudadanos extranjeros, simulación de delito, contra la salud pública, contra la propiedad y receptación. Durante la operación se han realizado cinco registros ―cuatro en viviendas y otro en una nave industrial utilizada supuestamente para almacenar vehículos robados― en los que se intervinieron otros 20 kilos de pastillas, dos embarcaciones semirrígidas, dos vehículos, 8.780 euros en efectivo, una pistola detonadora y varios teléfonos móviles, según detalla este sábado la Guardia Civil en su nota de prensa.

Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_