Feijóo renuncia a movilizar la calle contra la reforma de la sedición y opta por una gira de mítines por España

El ‘tour’ del líder popular tras el pinchazo de la protesta de Vox en Barcelona empezará en Extremadura y Madrid, y transcurrirá por comunidades donde el PP quiere arrebatarle el poder al PSOE, sin que esté previsto aún un acto en Cataluña

El coordinador general del PP, Elías Bendodo, en rueda de prensa este lunes en la sede del partido, en Madrid.
El coordinador general del PP, Elías Bendodo, en rueda de prensa este lunes en la sede del partido, en Madrid.Javier Lizón (EFE)

Vox pinchó el domingo en la protesta contra la reforma de la sedición en Barcelona. El partido de extrema derecha apenas logró reunir a poco más de 300 personas en el acto de Santiago Abascal en la capital catalana, a las que había convocado “frente al Gobierno de la ruina, la inseguridad y la traición”, según decía el cartel publicitario del partido. La escasa afluencia a la protesta de Vox por la sedición contrasta con la multitudinaria manifestación del domingo anterior en Madrid por la sanidad pública, en la que participaron 200.000 personas. De momento, la sedición, a diferencia de la sanidad, no está moviendo la calle, como ocurrió con los indultos a los líderes independentistas, cuando el PP también pinchó en su recogida de firmas contra la medida de gracia. Visto el ambiente y los precedentes, Alberto Núñez Feijóo ha renunciado a tratar de movilizar las calles contra la reforma del Código Penal. El presidente popular opta en cambio por una gira de mítines que protagonizará él mismo recorriendo España, que tendrá especial presencia en los territorios donde el PP quiere arrebatar el poder al PSOE en las elecciones autonómicas de mayo.

El tour de Feijóo comienza esta semana en Badajoz (Extremadura), donde gobiernan los socialistas, y en Madrid, en un emplazamiento simbólico para Pedro Sánchez, porque el PP ha elegido para celebrar su mitin el polideportivo Antonio Magariños del instituto Ramiro de Maeztu, donde el presidente del Gobierno cursó sus estudios. Después, Feijóo se desplazará a Castilla-La Mancha, Aragón y la Comunidad Valenciana ―territorios donde también gobierna el PSOE―, según ha explicado el coordinador general de los populares, Elías Bendodo, en rueda de prensa este lunes en la sede del PP. De momento, según han indicado fuentes de la dirección popular, no está previsto un acto similar en Cataluña, a pesar de que es en esta comunidad donde tendrá efectos la reforma de la sedición ―porque afectará a los políticos independentistas catalanes―, aunque no se descarta hacerlo más adelante. Pero no es prioritario.

El coordinador general ha explicado este lunes que el PP desarrolla esta gira ante el “ataque en toda regla” del Gobierno de Pedro Sánchez a “las normas básicas de convivencia”. “El Gobierno ataca a la justicia, al Código penal, a los jueces, a la libertad de prensa y a la Constitución”, sostiene el PP. “No hay país que resista la espiral de autodestrucción y caos en la que nos ha metido Sánchez”, ha subrayado Bendodo. El número tres del partido también ha acusado al presidente socialista de haber ”negociado con [el expresidente catalán Carles] Puigdemont”, aunque no hay pruebas de que así haya sucedido, y de “regalar el Código Penal a los golpistas”, a pesar de que los líderes independentistas fueron condenados por el Tribunal Supremo por un delito de sedición y no por rebelión, que es el tipo penal para castigar un golpe de Estado.

La retórica del PP contra el Gobierno ha escalado un grado este lunes, después de que el fin de semana varios artículos de opinión en la prensa destacaran que a Feijóo le falta un perro de presa para morder al Ejecutivo. Bendodo se ha entregado a ese papel y ha acusado a Sánchez de haber “perdido la moral”. “Es capaz de traspasar todos los límites para permanecer uno meses más en La Moncloa, poniendo patas arriba las normas básicas de convivencia en nuestro país”, ha abundado el número tres de los populares, a quien Feijóo ha encargado ser punta de lanza de los ataques.

El Partido Popular lanza la gira de Feijóo para que se sepa que “aquí está el PP, que va a defender la unidad de España”, ha expresado Bendodo. La formación responde así a las presiones que está recibiendo de la derecha mediática y política para que vaya más lejos contra la reforma de la sedición. Vox y Ciudadanos reclaman a Feijóo que presente una moción de censura contra Sánchez, pero el PP la descarta porque no la ve si no es para ganarla. La dirección popular renuncia también a llevar a cabo otro tipo de iniciativas más contundentes, como las recogidas de firmas que sí organizó en el pasado contra los indultos, así como movilizar las calles convocando manifestaciones. Feijóo opta por una opción más conservadora, la de los mítines clásicos con sus militantes y simpatizantes, que ofrece menos riesgos de pinchazo.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

Sobre la firma

Elsa García de Blas

Periodista política. Cubre la información del PP después de haber seguido los pasos de tres partidos (el PSOE, Unidas Podemos y Cs). La mayor parte de su carrera la ha desarrollado en EL PAÍS y la SER. Es licenciada en Derecho y en Periodismo por la Universidad Carlos III de Madrid y máster en periodismo de EL PAÍS. Colabora como analista en TVE.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS