El PSOE insta a Feijóo a que desautorice a Ayuso tras comparar al Gobierno con el régimen del nicaragüense Ortega

“Quiere tener en la cárcel a la oposición, como en Nicaragua”, ha afirmado la dirigente del PP en pleno colapso de la atención primaria en Madrid

La portavoz del PSOE y ministra de Educación, Pilar Alegría, en su comparecencia en Ferraz este lunes.Foto: EFE | Vídeo: Europa Press

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha convertido la confrontación con el Gobierno en una de sus señas de identidad y en una forma muy efectiva de desviar la atención de su gestión y de erigirse en un contrapeso de Pablo Casado o Alberto Núñez Feijóo, exlíder y líder del PP, respectivamente. Pero sus últimas descalificaciones contra el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, acusándolo de pretender emular al presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, violando los derechos fundamentales más básicos de una democracia, han hecho estallar al PSOE. La dirigente madrileña, que atraviesa uno de los momentos más delicados de su mandato por el caos en la reapertura de las urgencias de la atención primaria —las cerró en la primera ola de la pandemia y a regañadientes ha vuelto a abrirlas a finales de octubre, pero con la mitad del personal—, ha acusado este lunes a Sánchez, sin prueba alguna, de ser un presidente “autoritario” que “quiere tener en la cárcel a la oposición, como en Nicaragua”.

El PSOE ha exigido a Feijóo que desautorice a Díaz Ayuso y que esta a su vez rectifique “de inmediato” por unas declaraciones que, entienden en Ferraz, buscan desviar la atención de su “nefasta” gestión de la sanidad madrileña “intentando dinamitar la convivencia, intentando por tanto torpedear la democracia”, según ha recalcado María Jesús Montero, vicesecretaria general de los socialistas y ministra de Hacienda. El líder del PP, de viaje en Argentina, no solo no ha desautorizado a la presidenta madrileña, sino que en su discurso en Buenos Aires ha dejado una frase de melodía similar, aunque confusa. Feijóo estaba hablando de que el Gobierno haya situado a un exdirigente socialista, José Félix Tezanos, al frente del CIS, cuando ha reflexionado: “Ocurre con el CIS. Lo han hecho con el CNI , con el INE… Es evidente que desprestigiar las instituciones en el interior es un sistema para ir cambiando el régimen democrático, que se basa en una serie de pesos y contrapesos, de que hay instituciones que no las puede el Gobierno fagocitar, sino que son instituciones del Estado que han permanecer con independencia del Gobierno en cada momento”.

La número dos del PSOE ha acusado a Ayuso de “pasar una línea complicada, una línea roja llevando al PP hacia conductas más propias de [Donald] Trump o [Jair] Bolsonaro y, lo que es peor, con la conformidad de Feijóo. El PP es un partido de Estado y se tiene que comportar como tal y esperamos más temprano que tarde la rectificación por parte de Feijóo”, ha instado Montero.

En La Moncloa y en Ferraz atribuyen la salida de tono de la presidenta madrileña a su nerviosismo por la bronca sanitaria en su comunidad y también a su interés en acaparar la atención mediática aprovechando la gira de Feijóo por América Latina, en la que visitará Uruguay, Argentina, Chile y Ecuador. El presidente del PP no solo ha evitado corregir a Díaz Ayuso, sino que se ha basado en las críticas de Pedro Sánchez al dictamen del Banco Central Europeo contrario al impuesto a la banca para asegurar que un “tic” del Gobierno es “ocupar las instituciones”, durante una charla con el alcalde de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta.

“Ya está bien de ayusadas”, había arremetido previamente la portavoz de la dirección federal y ministra de Educación, Pilar Alegría, que siempre mide con mucho cuidado sus declaraciones. “Lo que debería hacer la presidenta de Madrid es ponerse a trabajar, tiene mucho trabajo del de verdad, el que afecta a la vida de los madrileños. Y lo que no puede ser es que cada dos por tres nos salga con una ayusada nueva para que no se hable de lo importante”, ha referido en alusión a la huelga indefinida convocada por el sindicato de médicos (Amyts) en la sanidad pública de Madrid.

La protesta sanitaria está resultando tan comprometida para la imagen de Díaz Ayuso que la Comunidad ha rectificado ya el plan de las urgencias de los centros de salud por tercera vez: ahora plantea médicos por videoconferencia, algo inaceptable para los facultativos. “De lo que tenemos que hablar es de su incapacidad a la hora de gestionar lo que le corresponde como presidenta, que es tener una buena sanidad, una buena educación. Lo que desde luego no puede hacer es culpabilizar a los mejores profesionales que tiene este territorio como son los sanitarios o son los maestros, que es además lo que suele hacer una y otra vez esta presidenta”, ha sentenciado Alegría.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La presidenta de la Comunidad también ha afirmado que Sánchez pretende blindarse en La Moncloa, alimentando el discurso de que su Ejecutivo es ilegítimo, sin que se diferencie del ala más dura de la derecha y la ultraderecha. “Eso es lo que están pretendiendo: hay que destrozar a la oposición porque en las dictaduras no puede haber ni oposición. Hay que matar también a la oposición porque yo me he de perpetuar, no sé con qué proyecto porque Sánchez no ha hecho nada bueno por España”, ha afirmado la dirigente popular en una entrevista en Telecinco. Díaz Ayuso sostiene que Sánchez busca “perpetuarse” con la renovación del Consejo General del Poder Judicial, que el PP lleva bloqueando cuatro años.

“Camino a ninguna parte”

Feijóo se echó atrás cuando el acuerdo para actualizar el órgano de gobierno de los jueces y cumplir con la Constitución estaba a punto de cerrarse después de recibir presiones internas, entre ellas de Díaz Ayuso. “El presidente de mi partido, con quien tengo una comunicación constante, siempre ha sabido que me parecía que era un camino a ninguna parte”, ha zanjado la dirigente madrileña, que la semana pasada ya aseguró que lo que pretendía el jefe del Gobierno con la renovación del Poder Judicial “es tener al PP en la cárcel”. “Sánchez se ha convertido en el [Marine] Le Pen de la izquierda europea. Lo hace con la política de impuestos… es insensato lo que pretende hacer este Gobierno, que es perpetuarse en todas las instituciones”, ha manifestado la dirigente conservadora. El ministro de Exteriores, José Manuel Albares, también se ha sumado a las protestas desde el Ejecutivo y ha tachado de “inaceptables” las declaraciones de la presidenta de Madrid: “No se puede comparar a un presidente democrático con otros regímenes. Si Feijóo no desautoriza a Ayuso y sus palabras totalmente fuera de lugar, estará demostrando quién manda de verdad en el PP y terminará como Pablo Casado, fagocitado por la persona que hace esas declaraciones”.

Lejos de rebajar el tono, la dirigente conservadora se ha reafirmado y ha reiterado tras visitar una empresa en que el “propósito” del presidente del Gobierno no es otro que “erosionar todas las instituciones”, “tener un control férreo de la justicia” y “amordazar a los propios jueces”. “Para eso [en alusión al Poder Judicial] es para lo que pretende modificar las cosas y, por tanto, ese tinte totalitario se ha visto en muchos países empezando por Nicaragua, que es como ha funcionado: arruinando a la empresa, señalando a la banca, acabando con el empleo y teniendo a la gente en tensión continua, sacando a colación constantemente la Guerra Civil, promoviendo el enfrentamiento entre españoles. Esa es la agenda”, ha concluido.

Sobre la firma

José Marcos

Redactor de Nacional desde 2015, especializado en PSOE y Gobierno. Previamente informó del Gobierno regional y casos de corrupción en Madrid, tras ocho años en Deportes. Es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense y Máster de Periodismo de EL PAÍS. Trabajó en Starmedia, Onda Imefe y el semanario La Clave.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS