El PSOE recuerda a Page que el Gobierno sacó sus logros sociales gracias a sus “malas compañías”

Patxi López replica al presidente socialista de Castilla-La Mancha que con los votos de Bildu se han subido las pensiones o el ingreso mínimo vital frente al rechazo del PP de Feijóo

El portavoz del PSOE en el Congreso de los Diputados, Patxi López, y el portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique, este martes en la Junta de Portavoces.
El portavoz del PSOE en el Congreso de los Diputados, Patxi López, y el portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique, este martes en la Junta de Portavoces.Gustavo Valiente (Europa Press)

Patxi López no es solo el nuevo portavoz del PSOE de Pedro Sánchez en el Congreso. Fue su rival en su día en las primarias para dirigir el partido y es una de las figuras socialistas actuales más respetadas. Fue lehendakari y una temporada presidente del Congreso. Por ese bagaje ha vuelto a formar parte de la cúpula del PSOE de Sánchez y fue este martes el encargado de replicar a las andanadas de Emiliano García Page, el presidente de Castilla-La Mancha, que el lunes se despachó en una entrevista con fuertes críticas al presidente del Gobierno y sus alianzas en el Congreso con Unidas Podemos y los independentistas. López recordó así a Page: “El Gobierno no está para estar cómodo, sino para hacer lo que hay que hacer en tiempos de dificultad”. Y precisó que gracias a esas “malas compañías” que Page le reprocha a Sánchez —citó a EH Bildu— han salido adelante la subida de las pensiones y del ingreso mínimo vital frente a la oposición del PP.

El nuevo portavoz del PSOE en el Congreso no quiso esperar este martes, tras la Junta de Portavoces semanal, a que los periodistas lo interrogaran por el conflicto interno descubierto por Page en su entrevista este pasado lunes en El Mundo. No solo lamentó el coste que les puede suponer a los socialistas, y a los candidatos autonómicos y locales que se enfrentan a elecciones el próximo 28 de mayo, sino que desautorizó la campaña abierta desde el Ejecutivo y el PSOE contra la solvencia del líder de la oposición, el popular Alberto Núñez Feijóo, al que él sí considera “solvente”. Feijóo y Page mantienen hace años una buena relación política y personal en sus respectivas etapas como presidentes autonómicos. El PSOE, ahora, no está para esos matices y este martes ahondó en las críticas al barón socialista de Castilla-La Mancha por varios frentes.

El más duro, por la forma y el trasfondo simbólico de sus opiniones, fue Patxi López, que comenzó por recordar que él lleva asistiendo desde hace años a todos los comités federales y territoriales del partido y hace tiempo que no había visto al PSOE “sin ningún tipo de tensión interna, fuerte y unido” como ahora con Pedro Sánchez al frente. López destacó especialmente que este PSOE sí está totalmente alineado en sus políticas, desde Europa, al Gobierno central, los autonómicos o los locales, “en su proyecto socialdemócrata”, frente a las divergencias que sí observan en “el PP de Feijóo no homologable”, tanto con su marca europea como con algunos barones o dirigentes territoriales, como la madrileña Isabel Díaz Ayuso.

El portavoz socialista y exlehendakari reconoció que a él tampoco le agrada votar muchas propuestas o proyectos con EH Bildu, pero lo consideró un mal menor. Y le explicó con dos ejemplos a Page las ventajas del realismo y del “diálogo y el entendimiento” en política: “Hemos votado con Bildu la subida de las pensiones, ¿por qué? Porque el PP no quería. Hemos votado con Bildu la subida del ingreso mínimo vital, ¿por qué? Porque el PP votó en contra”.

La portavoz del Ejecutivo, Isabel Rodríguez, paisana de Page, también profundizó en esa línea de “defensa a ultranza” de la labor social abordada en este mandato por el Gabinete: “Así es como me gusta que se valore el Gobierno, con criterios de rentabilidad social”. Y rescató una frase que repitió varias veces el presidente Sánchez frente a Feijóo en su reciente debate en el Senado sobre el perfil y la cuestionada preparación del líder de la oposición: “O se trata de insolvencia o se trata de mala fe. Yo prefiero pensar en lo primero porque lo segundo tiene mal arreglo”. López matizó en ese sentido que si Feijóo no es “insolvente” cuando hace muchas de sus críticas contra el Gobierno es porque actúa de “mala fe”.

Ministros socialistas comparten en privado que García-Page “no ha estado acertado”. Y recalcan: “Cuando a la marca le va bien, todos nos beneficiamos. Y viceversa”. El desmarque del presidente castellano-manchego obligó a varios de sus colegas autonómicos a pronunciarse. El cierre de filas con el Gobierno fue la tónica general. “No comparto el diagnóstico de la confrontación permanente. No se puede ser leal a España si no se es leal al proyecto político que se representa”, discrepó el presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara. “El proyecto político que representamos siempre ha sido absolutamente leal a España. El PSOE siempre ha estado con España cuando ha sido necesario y lo que ha pretendido a lo largo de su historia es una España mejor y más justa”, añadió.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, comentó: “No estoy para comentar las afirmaciones de otros presidentes, pero es cierto que hay un valor fundamental que es la coherencia”. “En el Consejo Político Federal del sábado en Zaragoza hubo un acuerdo generalizado respecto a una estrategia política y creo que hay que intentar ser coherente, nada más”, zanjó. Concha Andreu, presidenta de La Rioja, enfatizó que García-Page “habla en su clave, muy concreta” —en alusión a que necesita mayoría absoluta para gobernar en una comunidad conservadora—, pero apoyó sin fisuras al Gobierno y la dirección del PSOE: “No hay que opinar si Feijóo es una cosa u otra, hay que remitirse a los hechos y las declaraciones que ha hecho, y últimamente no concuerdan, como cuando habla de la política energética o los impuestos sobre los beneficios extraordinarios de las eléctricas”. El presidente de Aragón, Javier Lambán, recomendó por su parte “quitar hierro y no sacar de contexto” con “conclusiones equivocadas” las palabras de García-Page: “El PSOE nunca ha sido un tribunal de la Inquisición, por eso milito en él”.

Patxi López reivindicó, en este contexto, la importancia, en estos tiempos de crisis internacional, económica y social, de gobernar y legislar para aprobar proyectos que mejoren la vida de la gente y “aterrizar sobre la realidad”. Fue ahí cuando el veterano dirigente socialista aprovechó para ensalzar al máximo el liderazgo de Sánchez en toda Europa. Y luego le aclaró al exlíder de Unidas Podemos y exvicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, que el PSOE no se equivoca al apostar por candidatos como Page, que gobierna en Castilla-La Mancha con mayoría absoluta: “Ya le gustaría a Iglesias tener esos resultados”.

El desmarque mediático de Page ha sentado muy mal entre muchos dirigentes del PSOE, actual y anterior. Un exministro y responsable socialista enfatizó: “Page se cree José Bono, pero no lo es. Bono hacía una diferenciación con la dirección nacional, pero con finezza y sobre temas que interesaban a los ciudadanos de su comunidad, especialmente: el trazado del AVE, el trasvase del agua. Las críticas de Page son tan agresivas con Sánchez que pueden generar el rebote de sus votantes socialistas de Castilla-La Mancha. A lo mejor capta votos en la derecha con ese discurso, pero a lo peor se le van más por la izquierda”.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS