Una treintena de cargos orgánicos y afiliados de Ciudadanos piden en un manifiesto la dimisión inmediata de Arrimadas

Diputados autonómicos y concejales inician una recogida de firmas para forzar la convocatoria de una asamblea extraordinaria

La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, el jueves en el patio del Congreso.
La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, el jueves en el patio del Congreso.MARISCAL (EFE)

La directiva de Ciudadanos se enfrenta a una nueva sublevación. Una treintena de militantes del partido, entre los que hay al menos diez cargos orgánicos como diputados autonómicos, vicealcaldes y concejales, publicarán este lunes un manifiesto en el que piden la dimisión de la presidenta del partido, Inés Arrimadas, y del resto de la ejecutiva. En el texto, al que ha tenido acceso EL PAÍS, queda clara la oposición frontal de estos cargos a la gestión de la cúpula del partido y su rechazo al proceso de refundación que afronta la formación desde julio. Bajo el lema de SomosCs, los impulsores de la plataforma crítica abren un periodo de recogida de firmas para forzar la convocatoria de una asamblea extraordinaria. Según establecen los estatutos, necesitan recabar el apoyo de un tercio de los afiliados (una cifra difícil de estimar porque no hay un recuento oficial) para lograr su objetivo.

“Ha llegado el momento de dar la voz a los afiliados y que ellos decidan, en una asamblea general extraordinaria, qué refundación quieren. El problema de Cs no es el logo, ni el color, ni los afiliados, ni de aquellos que dimitieron de sus responsabilidades ejecutivas hace ya casi tres años. El problema de Cs es el de las personas que lo dirigen estos últimos años, que anteponen sus intereses personales y económicos, atrincherándose en el cargo, al interés general del partido y de España”, reza el manifiesto. Entre los firmantes hay cargos del partido en toda España, como el portavoz de Ciudadanos en el Parlamento de Asturias, Sergio García; Susana Gaspar, diputada en las Cortés de Aragón; la vicealcaldesa de Zaragoza, Sara Fernández, y la vicealcaldesa de Alicante, Mari Carmen Sánchez. La iniciativa es uno de los desafíos más serios y de mayor envergadura con los que se ha topado Arrimadas, por el peso orgánico de sus impulsores. Desde este lunes está disponible la página web donde se explican las motivaciones del manifiesto y el espacio para suscribirlo.

“Con las elecciones municipales y autonómicas a la vuelta de la esquina, la dirección del partido quiere, otra vez, ganar tiempo para poner a los afiliados contra la espada y la pared en enero”, continúa el manifiesto. Tras la debacle en las elecciones andaluzas (Cs pasó de estar en el Gobierno a no obtener ningún escaño), Arrimadas descartó dimitir y lanzó un proceso de refundación que pretende culminar en enero con un cónclave en el que se someterán a debate los postulados del partido, así como el nombre, color o incluso el liderazgo. En diversas declaraciones posteriores, la presidenta ha reiterado que no pondrá a disposición de las bases su cargo, al menos hasta que finalice la refundación.

Los firmantes de SomosCs entienden que el plazo que se ha dado la ejecutiva es excesivamente largo y exigen una convocatoria adelantada. Y además en forma de asamblea extraordinaria, lo que supone que tanto Arrimadas como el resto de la ejecutiva tendrían que someterse obligatoriamente al refrendo de las bases. “Las soluciones que se deben aplicar y que desde Ciudadanos se promovían han sido abandonadas por nuestra actual dirección. Y lo son desde que Inés Arrimadas y su equipo se pusieron al frente del partido abandonando la defensa de los principios y valores que caracterizaban a Ciudadanos”, continúa el texto.

Los cargos impulsores de la iniciativa llevan tres meses organizándose para definir las líneas del manifiesto que hacen público ahora. El objetivo es reunir las firmas de un tercio de los afiliados de Ciudadanos para forzar esa asamblea, como así imponen los estatutos. El problema ahora es saber cuántos afiliados tiene realmente Ciudadanos, porque la la organización se resiste a publicar esa cifra. Según la estimación de SomosCs, está en torno a 6.000, de modo que serían necesarias 2.000 firmas. Fuentes del partido, sin embargo, aumentan la cifra total de militantes hasta los 10.000.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Hace una semana, tras la renuncia como afiliado del exvicepresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio Aguado, la diputada en el Parlamento regional de Murcia Ana Martínez Vidal escribió un tuit bajo la misma premisa que SomosCs: “La refundación del partido pasa por la convocatoria de un congreso extraordinario”. Y en la misma línea se pronunció el medio centenar de alcaldes de Cs que el 15 de julio se reunió en Paracuellos del Jarama (Madrid) en un cónclave paralelo a los oficiales organizados por el partido. “Se solicita la realización de una asamblea general extraordinaria para primeros de septiembre, para que la bases puedan expresar la aprobación o desaprobación de la directiva actual y su gestión, saliendo así reforzados y con un liderazgo fuerte”, expusieron en sus conclusiones tras la reunión. Hasta ahora, la ejecutiva se ha negado a abrir esa puerta.

Bal cierra filas con Arrimadas y se define como su "fiel escudero"

El vicesecretario general de Ciudadanos, Edmundo Bal, garantiza su apoyo incondicional a Inés Arrimadas, de la que se define como su “fiel escudero”. “Es lo que soy, efectivamente", afirma en una entrevista concedida este domingo a Europa Press, en la que reitera su “compromiso” con la sucesora de Albert Rivera, cuya continuidad no está asegurada. “Yo le prometí que iba a estar con ella y voy a cumplir mi promesa”, afirma Bal. Preguntado por las críticas a Arrimadas en algunos sectores de Ciudadanos, su número dos cierra filas sin fisuras. “Inés tiene muchas ganas, tiene mucha fuerza, yo la veo con mucha confianza, la misma que yo mismo pongo sobre la mesa, en el proceso de renovación". El partido se juega la supervivencia en las elecciones del próximo año tras no lograr ningún diputado en las elecciones de Madrid de mayo de 2021 y del pasado junio en Andalucía, y solo obtener uno en las de febrero en Castilla y León.

Bal apunta como remedio la conformación de un "nuevo producto político, un nuevo partido político", aunque en Ciudadanos aún no se ha tomado la decisión del posible cambio de nombre, logo o color. Los miembros del grupo que pilota la refundación (conocido como G-8) plantearán la cuestión, y afiliados y simpatizantes podrán aportar sus opiniones. "¿Seguiremos llamándonos Ciudadanos? No lo sabemos", reconoce el portavoz adjunto del partido, que insiste en que la refundación "está en progreso". Bal limita su papel en el partido a su trabajo como diputado en el Congreso y rechaza volver a presentarse como candidato a las elecciones para la Comunidad de Madrid.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

Sobre la firma

Virginia Martínez

Es redactora en la sección de España y ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS, donde trabajó en la sección audiovisual hasta verano de 2021. Antes cubrió información local en el diario Granada Hoy. Es licenciada en Derecho por la Universidad de Granada y en Periodismo por la Universidad de Málaga y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS