Feijóo da plenos poderes a Ayuso: “Desde hoy, Isabel, tú y tu equipo sois más libres”

El presidente del PP reprocha a Casado que frenara el congreso que acaba de entronizar a la presidenta madrileña como líder regional del partido

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y el presidente del PP nacional, Alberto Núñez Feijóo, durante la clausura del XVII Congreso del Partido Popular de Madrid, este sábado.Foto: Olmo Calvo | Vídeo: Europa Press

El congreso del PP madrileño ha dejado este sábado una imagen y un discurso imposibles hace apenas unos meses: el líder del partido y la presidenta de la Comunidad de Madrid abrazados y dedicándose elogios mutuos. Alberto Núñez Feijóo ha entendido, a diferencia de Pablo Casado, que le conviene acercarse a Isabel Díaz Ayuso. El jefe de los conservadores lo tiene claro y se movió rápido para que el congreso del PP madrileño se celebrara el primero tras su llegada a la calle Génova hace menos de dos meses. El cónclave que desató la guerra civil en el PP ha sido clausurado hoy, tras entronizar a Ayuso, y Feijóo ha estado a su lado deshaciéndose en elogios. El líder ha dejado pista a Ayuso para liderar el PP de Madrid y para hacer su equipo y su estrategia, sin intromisiones. Se lo ha recordado delante de varios cientos de militantes madrileños y de la plana mayor del nuevo PP: “Desde hoy, Isabel y su equipo son más libres. Libres para conseguir que el PP de Madrid sea más libre y que Madrid sea más libre”.

Se trataba de inaugurar una nueva era de sintonía entre Génova y la Puerta del Sol, sin apenas referencias a la cruenta batalla que enfrentó a Casado y a Ayuso por el poder del PP de Madrid. Con ese objetivo, Feijóo ha rechazado hacer “un ejercicio de nostalgia” y mirar hacia atrás, hacia el enfrentamiento que terminó con la carrera política del exlíder del PP, aupándole a él a la presidencia del PP. “Nos hemos preocupado demasiado en cuestiones internas. No me interesa el pasado, sino lo que va a pasar”, ha justificado. Feijóo prefiere mirar hacia delante, pero dejando claro que este paso, que Ayuso presida el PP de Madrid, era necesario. “El PP abre hoy una nueva etapa, que será brillante. Aquí hay una líder, hay un equipo y hay un proyecto”. Toda una enmienda a la totalidad a Casado, que se opuso hasta el final a que Ayuso presidiera el partido madrileño.

Después ha elogiado que Ayuso “es la presidenta que más se parece a Madrid” y ha confiado en que mejorará sus resultados en las elecciones, hasta la mayoría absoluta.

 Alberto Nuñez Feijóo, durante la clausura del Congreso del Partido Popular de Madrid.
Alberto Nuñez Feijóo, durante la clausura del Congreso del Partido Popular de Madrid. Olmo Calvo

El líder popular sabe que llegó a la presidencia del PP en parte gracias a que Ayuso se echó a un lado. El suyo es un acuerdo de intereses, y este sábado Feijóo le ha agradecido ese respaldo. “Gracias a la presidenta, por su cariño. Por su apoyo. Por ser la presidenta que Madrid y el PP de Madrid necesitan”. El jefe ha sido especialmente afectuoso con la baronesa madrileña. Le ha cedido el turno y ha permitido que cerrara ella el congreso con su discurso, aunque el protocolo dicta que el presidente nacional es el último en hablar. Pero Feijóo se ha presentado con tono humilde ante el históricamente conflictivo PP madrileño. Casi pidiendo el apoyo. “He venido a currar, a trabajar por mi partido, que es lo mismo que trabajar por España”, les ha dicho a los militantes y principales dirigentes, reunidos en el pabellón de lfema, que le han aplaudido efusivamente. En la primera fila, Ayuso no dejaba de sonreír de oreja a oreja.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Contrapeso ideológico

Aunque todo han sido buenas palabras entre ambos, sus discursos han evidenciado que tienen estrategias diferentes, y que ella es el contrapeso ideológico de él. Ayuso es el PP de la ideología y la batalla cultural, y Feijóo el PP de los gestores que rehúye los temas divisivos entre izquierda y derecha para no ahuyentar a los votantes más moderados. En su intervención, el líder se ha centrado en la situación económica, poniendo el foco en la inflación y en la deuda que arrastra España. En algunas referencias veladas de su discurso podía leerse que Feijóo no cree en la llamada batalla cultural que practica la presidenta madrileña. Ese entrar al ataque contra la izquierda en todos los temas, como a él también le reclaman los sectores más duros de la derecha que haga. “No entraré en polémicas que no sirven para mejorar la vida de la gente”, ha subrayado. El jefe de los conservadores ha pedido al partido “no perder el tiempo en algaradas y discusiones estériles”. En contraste, Ayuso no ha dejado un charco sin pisar.

 Isabel Díaz Ayuso, durante la clausura del congreso del PP madrileño.
Isabel Díaz Ayuso, durante la clausura del congreso del PP madrileño.Olmo Calvo

El discurso de la presidenta madrileña ha ido al ataque contra Pedro Sánchez y la izquierda, en el estilo más confrontativo. “Quiero combatir ideas y actitudes perversas. El socialismo no funciona”, ha sido una de sus sentencias. Otra, referirse a la ministra de Igualdad, Irene Montero, como “una señora que nos da lecciones de feminismo mientras su gran éxito político es ser la pareja de”. Mientras Feijóo habla de “Gobierno débil”, Ayuso de “Gobierno totalitario” al que dice que se han unido “los amigos del terrorismo y de las dictaduras”. La líder madrileña ha pedido a Feijóo que dé la batalla cultural, como ella hace: “El centro derecha no puede dejar que la izquierda colonice problemas y pervierta hasta las palabras, y pasar después solo a arreglar solo después la economía. El PP ha de dejar su sello, el de sus convicciones e ideas en la construcción y defensa de la realidad”.

Sobre todo, el PP quería que el congreso de Madrid sirviera para pasar página de la etapa de enfrentamiento entre Génova y la Puerta del Sol, aunque todos la tenían grabada en la memoria. La primera, Ayuso, que no olvida y ha dejado a todo el casadismo fuera de su nueva dirección. “Este congreso, a nadie se nos escapa, ha costado un pelín”, ha reconocido ella con ironía. “Esto es posible gracias a ti”, ha agasajado después a Feijóo.

La líder madrileña ha tratado especialmente de que no se interpretara su diferencia de estilo y de estrategia con Feijóo como un nuevo choque. “Podrán intentar buscar divisiones, pero nosotros no somos puzzles, somos piezas que formamos esta gran familia del Partido Popular y tú vas a ser el presidente del Gobierno”, le ha dicho la baronesa madrileña al líder del PP. En el partido todos saben que si Feijóo no consigue gobernar, Ayuso estará ahí para tratar de ocupar su puesto. Pero para eso queda mucho tiempo y al líder le sonríen las encuestas, que dicen que tiene opciones de ganar. “Ella es la misma de siempre; la diferencia es que Feijóo es más listo que Casado”, resume un barón.

Ayuso no va a dejar de ser Ayuso, pero en la nueva etapa llega en son de paz. “Cuando llegues a La Moncloa”, le ha dicho satisfecha a Feijóo desde el escenario, encumbrada al fin como todopoderosa líder del PP de Madrid, “tendrás a este equipo de tabernarios detrás”.

Sobre la firma

Elsa García de Blas

Periodista política. Cubre la información del PP después de haber seguido los pasos de tres partidos (el PSOE, Unidas Podemos y Cs). La mayor parte de su carrera la ha desarrollado en EL PAÍS y la SER. Es licenciada en Derecho y en Periodismo por la Universidad Carlos III de Madrid y máster en periodismo de EL PAÍS. Colabora como analista en TVE.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS