Yolanda Díaz avisa a Podemos: el Gobierno habla sobre Ucrania con “una única voz” que “explicita el presidente”

Ione Belarra, Irene Montero y Pablo Echenique insisten en desmarcarse de la decisión sobre el envío de armas y escenifican las discrepancias internas

La vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, este jueves en Sevilla.
La vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, este jueves en Sevilla.PACO PUENTES (EL PAÍS)

El envío de armas a Ucrania, anunciado por sorpresa el miércoles por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha evidenciado las discrepancias internas en Unidas Podemos. La vicepresidenta segunda del Ejecutivo, Yolanda Díaz —líder del espacio, aunque sin afiliación a ninguno de sus principales partidos— cerró filas de nuevo este jueves con el jefe del Ejecutivo y avisó a Podemos de que el Gobierno “habla con una única voz, que explicita el presidente”. Sin embargo, el partido fundado por Pablo Iglesias, a través de las ministras Ione Belarra e Irene Montero y del portavoz parlamentario, Pablo Echenique, insistieron en desmarcarse. “Enviar armas es un error”, replicó la secretaria general de la formación. “Estoy muy orgullosa de que Podemos sea un ejemplo ético de resistencia a la presión mediática y de defensa de la paz”, argumentó Belarra en las redes sociales.

La vicepresidenta había admitido en una entrevista por la mañana en Canal Sur que la decisión provoca “dudas” en la coalición, pero aseguró también que no genera ninguna “crisis” en el Gobierno. La portavoz del Ejecutivo, la socialista Isabel Rodríguez, recalcó igualmente la “unidad” en torno al anuncio en el Congreso.

“El objetivo es pararle los pies a Putin. La pregunta es cuál es la forma más eficaz de hacerlo. Nosotras pensamos que el envío de armas no va a ser una herramienta eficaz y que hay que apostar todos los esfuerzos a las vías diplomáticas y al acuerdo de paz”, respondió la ministra de Igualdad y número dos de Podemos, Irene Montero, a la salida de un acto en Madrid, pocos minutos después de la intervención de la vicepresidenta. “Como ya dijimos ayer, esto es un error. No cambia la correlación de fuerzas y contribuye a una escalada bélica que va a generar más muertes y más sufrimiento, y puede acabar en un conflicto global. Defender las vías negociadas y la paz es hoy lo más sensato aunque nos acribillen”, abundó Echenique en Twitter.

Díaz, por su parte, se refirió a las posiciones contrarias dentro de Unidas Podemos, después de que este miércoles ella misma diera su apoyo a Sánchez y asegurara que “todos los ministros” estaban informados del anuncio que iba a realizar el presidente. “El Gobierno actúa como una única voz y máxime en relación con la Unión Europea y en una invasión ilegítima”, defendió en televisión antes de una intensa jornada de trabajo en Andalucía, su primera visita a la comunidad desde que es vicepresidenta. “Condenamos lo que está haciendo Rusia con el pueblo ucraniano. Apostamos por la diplomacia siempre. A veces la duda que nos pueda asolar es dejar los pueblos abandonados, es una decisión muy difícil de tomar. Podríamos pensar en la historia de nuestro país. Con el estatuto de pueblo agredido, Ucrania tiene derecho a la legítima defensa”, argumentó.

Desde la intervención de Sánchez, los ministros de Podemos han sido los únicos miembros del Gobierno que han elevado la voz para hacer ver su malestar. Ni los comunes —que sí respaldaron a través del diputado Jaume Asens el envío de armas— ni Alberto Garzón, titular de Consumo y coordinador federal de Izquierda Unida —históricamente crítica con la participación de España en operaciones bélicas— han querido hacer ruido con este asunto. Aunque la portavoz de IU, Sira Rego, sí señaló que el envío de armas “no es parte de la solución, sino del problema”. La formación de Belarra, que según su versión trasladó el martes al PSOE que no debía cambiar de opinión y que hacerlo tensaba la estabilidad de la coalición, siente que esta medida supone no apostar lo suficiente por la vía diplomática y que el partido de Sánchez no ha aguantado la presión de la derecha.

“Hay unidad tanto en el Parlamento como en el Gobierno en la posición del presidente, en la denuncia de lo que está haciendo Rusia, en la protección de Ucrania y en poner todo el dispositivo de nuestro país para dar respuesta a los civiles”, afirmó por su parte Isabel Rodríguez en Saldaña (Palencia). Yolanda Díaz zanjó el asunto: “Tenemos muchas sensibilidades, pero en todo caso el Gobierno es mancomunado y las decisiones las lidera el presidente del Gobierno”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

“No a la guerra es el mandato que impone la decencia y también la inteligencia y la sensatez y a él vamos a seguir siendo fieles defendiendo siempre la paz y la democracia”, aseveró más tarde Belarra. “La elección no es entre enviar o no armas. La elección es entre negociación y diplomacia o un conflicto mundial entre Rusia y una coalición internacional encabezada por EE UU”, justificó. “La comunidad internacional no está echando el resto para apostar a la diplomacia y ha puesto todos los esfuerzos en una escalada bélica peligrosísima que puede acabar muy mal”, argumentó la secretaria general del partido.

Visita a Andalucía

La presencia de la titular de Trabajo este jueves en Andalucía ha generado una enorme expectación en los partidos situados a la izquierda del PSOE, que a trancas y barrancas intentan de nuevo forjar una alianza para las elecciones autonómicas de este año. Díaz ha afirmado en su entrevista que el proyecto que ella pretende liderar “no va a llegar” para esa fecha, lo que ha provocado desconcierto en Unidas Podemos y en la coalición Andaluces Levantaos. En paralelo a su agenda oficial, la política gallega, quien tiene previsto iniciar entre abril y mayo su gira por toda España para conformar una nueva plataforma política, mantuvo reuniones fuera de foco con los dirigentes de Izquierda Unida y Podemos.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS