_
_
_
_
_

Un juez imputa al PP de Salamanca por presunta financiación ilegal en las primarias que ganó Mañueco

El instructor ve una “donación anónima ilegal” detrás del pago de cuotas atrasadas de afiliados para que pudieran votar en el proceso interno de 2017 que convirtió en candidato al actual presidente

Juan Navarro
PP Salamanca
El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, a su llegada a un desayuno informativo, el 17 de noviembre, en Madrid.Eduardo Parra (Europa Press)

El magistrado Juan Rollán, titular del Juzgado de Instrucción Número 2 de Salamanca, ha imputado al PP de Salamanca como persona jurídica, a su presidente, Francisco Javier Iglesias, y a la gerente, María Isabel Sánchez, en una causa en la que se investiga la presunta financiación ilegal de la formación durante el proceso de primarias en 2017 que ganó el actual presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco. El magistrado les ha citado a declarar como investigados ―figura equivalente a la de imputado― el próximo 30 de diciembre al encontrar “indicios racionales” de la presunta comisión de un delito de financiación ilegal del partido. El instructor considera que se pagaron las cuotas de afiliados a la formación con 24.140 euros “sin justificar” y lo califica como “donación anónima ilegal”.

Tras conocerse la imputación, el Partido Popular de Salamanca ha insistido a través de un comunicado en que todos sus cargos ha respetado siempre la legalidad vigente y ha manifestado su “disposición total y absoluta a colaborar con la justicia”. La formación salmantina ha recordado que la citación para declarar como investigados “no supone un pronunciamiento de culpabilidad, ni la imputación firme de conducta delictiva alguna”. El presidente de la Junta de Castilla y León ha asegurado este miércoles en Valladolid que su partido ofrece la “colaboración máxima con la justicia” y se ha remitido al comunicado del PP de Salamanca. El PP nacional también se ha remitido al comunicado del PP de Salamanca, al igual que Mañueco esta mañana.

El juzgado de instrucción investiga cómo se recaudaron unos 61.900 euros y pagaron cuotas pendientes de 4.900 afiliados en la provincia de Salamanca para que tuviesen derecho a voto en un proceso interno celebrado en marzo de 2017 y al que se presentaba Mañueco, entonces alcalde de Salamanca. En el auto de este miércoles, el magistrado detalla que la gerente de la formación en Salamanca certificó que entre el día 31 de diciembre de 2016 y el día 17 de marzo de 2017 se amortizó una deuda de 61.937 euros a través de distintos mecanismos de ingreso bancario. Destaca una partida de 41.490 euros que se abonó mediante la contribución de “cargos electos, personal de confianza y afiliados que colaboraron voluntariamente” en el pago de las cuotas de “afiliados morosos” y dentro de esa cantidad se incluye, según el auto, 24.140 euros cuya aportación “queda sin justificar” y que el magistrado califica como “donación anónima ilegal”. Las donaciones anónimas a partidos políticos están prohibidas en el artículos 5 de la Ley Orgánica 8/2007 sobre financiación de los partidos políticos.

El PP de Salamanca ha defendido que el pago de deudas de terceros “está expresamente permitido por nuestro Código Civil, y su ajuste a la legalidad en el caso del Partido Popular de Salamanca ya fue refrendado por la propia Audiencia Provincial de Salamanca”.

La Fiscalía había expresado dudas sobre cómo este dinero había llegado de manera “altruista” para que se cubrieran las cantidades adeudadas por cientos de simpatizantes. Al actualizarse sus cuentas y ponerse al día se les devolvía el derecho a sufragio para las primarias de marzo de 2017, en las que el salmantino Mañueco obtuvo dos tercios de los apoyos y superó a su competidor, Antonio Silván, regidor en León. La denuncia llegó a instancias judiciales con el nombre ficticio de Andrés Sánchez Santa Mónica, y aseguraba que existía una trama organizada para facilitar que los adeptos al PP de Salamanca pudieran decantarse por Mañueco. El escrito aseguraba que “las supuestas donaciones”, que dentro del partido llamaban con ironía “impuesto revolucionario”, se hicieron “en metálico y sin mediar documento, factura o acuse de recibo por escrito”. La causa se archivó en plenas negociaciones de PP y Ciudadanos para formar gobierno en Castilla y León, pero fue reabierta por la Audiencia Provincial en junio de 2020.

El ministerio público consideró en una fase previa de la instrucción que la investigación sobre esta presunta financiación ilegal había demostrado que no existía constancia sobre quién aportaba el dinero ni en qué cantidades, pues no había documentos que lo avalaran. La asociación Los Verdes de Salamanca, personada como acusación popular, ha celebrado la imputación de los representantes del PP. Su portavoz, Ángel Gamazo, ha asegurado que “vistas las tremendas incoherencias” la Fiscalía ha apreciado estas “contradicciones evidentes” y ha forzado a que el instructor los cite para declarar. Gamazo ha avanzado que han solicitado la comparecencia del propio Mañueco “dado que el montaje estaba hecho para él y queremos que lo aclare” y del actual alcalde salmantino, el también popular Carlos García Carbayo.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Juan Navarro
Colaborador de EL PAÍS en Castilla y León, Asturias y Cantabria desde 2019. Aprendió en esRadio, La Moncloa, en comunicación corporativa, buscándose la vida y pisando calle. Graduado en Periodismo en la Universidad de Valladolid, máster en Periodismo Multimedia de la Universidad Complutense de Madrid y Máster de Periodismo EL PAÍS.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_