Un juez inscribe en un registro español a una bebé migrante nacida en Argelia

La madre, de nacionalidad camerunesa, llegó a España en patera y no había registrado el nacimiento de la niña en su país de origen

Migrantes desembarcados en Arguineguín (Gran Canaria) el 25 de octubre.
Migrantes desembarcados en Arguineguín (Gran Canaria) el 25 de octubre.Javier Bauluz

Un juez de Montilla (Córdoba) ha acordado inscribir en el registro civil a una bebé de 19 meses pese a que nació en Argelia mientras su madre migraba hacia España. El Consejo General de la Abogacía y la Fundación Emet Arcoiris destacan que es la primera vez que un juez reconoce el derecho a una identidad oficial a una menor de edad migrante que no había nacido en su país de origen ni tampoco en España, sino en el tránsito migratorio.

La madre viajó desde Camerún hasta Argelia, desde donde cruzó en patera hasta Almería y de ahí a Montilla (Córdoba). En su periplo, la bebé nació en Orán (Argelia) pero no fue inscrita en el registro civil del país magrebí. Y cuando su madre se instaló en Montilla gracias a la Fundación Emet Arcoiris y su proyecto Ödos para mujeres migrantes, pidió a la justicia una identidad para su hija. “Se trata de darle el trato que merece como ser humano digno (…) Si la niña no llega a ser inscrita en España, no le será reconocida su personalidad jurídica ni, por ende, podrá ser sujeto de derechos, aun de los más elementales”, subraya el auto del juez Francisco José Ortega, encargado del registro civil de Montilla, según avanzó Abc.

“Si no existe, no tiene libertad ninguna que respetar, ni derecho que ser reconocido, es decir, lisa y llanamente no tiene personalidad jurídica cognoscible, no es nada en la realidad jurídica (…) Quien no es nadie para los demás nunca podrá ser reconocido como un igual”, incide el juez. El auto subraya que la niña “tiene derecho a ser registrada de inmediato”al residir en España, país sujeto al Convenio Europeo de Derechos Humanos.

La Fiscalía de Córdoba reclamó la inscripción de la bebé en el registro civil al juez, y este la concedió hace una semana. La previsión de la ONG es solicitar la nacionalidad camerunesa para la niña. Cristina Manzanedo, responsable y coordinadora jurídica del programa Ödos, resume: “Es la primera vez que un juez del registro civil, amparándose en el Derecho Internacional, decide inscribir a los niños en tránsito. El auto es un tratado filosófico y pionero”.

Matilde Mérida, abogada de la subcomisión de Extranjería del Consejo General de la Abogacía, ensalza la decisión del magistrado: “Al inscribirse en el registro, la bebé ya puede tener médico, empadronarse, tener pasaporte… es el inicio de la persona y lo pidió la Fiscalía porque vela por los derechos del menor”. La inscripción en el registro civil está contemplada en los primeros 10 días de vida de los bebés nacidos en España y los vinculados a los españoles, pero la Ley de Registro Civil -redactada en 2011 y que entró en vigor 10 años después, el pasado abril- no contempla los casos de menores migrantes en tránsito.

La Fundación Emet Arcoíris tramita un caso similar de una menor residente en San Sebastián, pero la solicitud en el registro civil fue denegada, y la ONG ha presentado una demanda para lograr la nacionalidad española por apatridia, y está a la espera de que el juzgado la resuelva. Auxiliadora Fernández, directora de esta ONG que ha atendido en tres años a 245 mujeres y 153 menores, resalta que el auto “demuestra una sensibilidad tremenda por cómo respeta los derechos de la niña, que ya existe”. “Las mujeres migrantes no entienden la importancia de tener papeles porque en sus países se han movido sin papeles sin dificultad. La decisión puede abrir brecha y que las siguientes solicitudes sean más sencillas. La identidad es el derecho a tener derechos, hasta no tener identidad no existes”, ilustra.

Sobre la firma

Javier Martín-Arroyo

Es redactor especializado en temas sociales (medio ambiente, educación y sanidad). Comenzó en EL PAÍS en 2006 como corresponsal en Marbella y Granada, y más tarde en Sevilla cubrió información de tribunales. Antes trabajó en Cadena Ser y en la promoción cinematográfica. Es licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla y máster de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS