Jaén tendrá candidatura de la España vaciada en las elecciones andaluzas

La plataforma Levanta Jaén se moviliza de nuevo por el agravio inversor a esta provincia

Protesta de la plataforma Levanta Jaén, que concurrirá a las próximas elecciones andaluzas, este jueves frente a la Diputación provincial.
Protesta de la plataforma Levanta Jaén, que concurrirá a las próximas elecciones andaluzas, este jueves frente a la Diputación provincial.

“O tenemos voz en Sevilla o en Madrid o estamos muertos”. Con estas palabras tan crudas anticipó Juan Afán, portavoz del colectivo vecinal Jaén Merece Más, su intención de concurrir a las próximas elecciones autonómicas andaluzas, bajo el paraguas de la plataforma electoral de la España vaciada que se está organizando en varias provincias españolas. Los comicios autonómicos en Andalucía (previstos para el otoño de 2022, si no hay adelanto electoral) se convertirían así en una prueba de fuego para la Asamblea de la España vaciada, que conforman 160 asociaciones y que el mes pasado decidieron contar con una “herramienta política” para llevar a las instituciones el agravio inversor que, según critican, vienen padeciendo y que estaría detrás de la despoblación de sus territorios.

“Somos conscientes de que tenemos un techo de cristal y al final donde se deciden las cosas es en las instituciones y para eso tenemos que tener una herramienta política”, señaló Javier Saniger, de la plataforma Todos a una por Linares, una de las 12 creadas en la provincia andaluza y que se han agrupado bajo el nombre de Levanta Jaén. Representantes de esos colectivos se han concentrado este jueves ante las puertas de la Diputación Provincial de Jaén coincidiendo con la celebración del pleno del debate sobre el estado de la provincia para denunciar la “humillación y el desprecio” institucional que sufre Jaén.

Saniger manifestó que las plataformas mantendrán su espíritu asociativo y “van a ser independientes” de la vía política. “El objetivo es que las reivindicaciones de las plataformas y de la sociedad civil sean llevadas a las instituciones a través de esa vía política que está aún por concretar”, precisó. De momento, este movimiento electoral tiene puestas sus miradas en las elecciones generales y en las autonómicas de las comunidades donde se encuentran esas asociaciones. “El objetivo principal es Sevilla y Madrid, que es donde se deciden las principales inversiones, a nivel local no nos planteamos presentarnos”, matizó Javier Saniger.

En Andalucía, Levanta Jaén es la plataforma más representativa de la España vaciada, aunque también hay otros colectivos con similares objetivos como es el caso de la plataforma en defensa del ferrocarril en Guadix-Baza, en Granada. En el ámbito nacional, Jaén es, junto a Soria y a Cuenca, donde más avanzadas están las negociaciones para activar la plataforma electoral, que seguiría el camino de Teruel Existe, formación que logró un escaño al Congreso en las pasadas elecciones generales.

Antonio Saz, coordinador del modelo de desarrollo de la Asamblea de la España Vaciada, sostiene que el concurso de las plataformas de localidades o territorios despoblados a las elecciones depende simplemente del factor temporal de cuándo se celebren las elecciones. Hace un mes las 160 asociaciones que conforman la Asamblea acordaron buscar una “herramienta política” para que esos colectivos, siempre que lo desearan, pudieran presentarse a las elecciones del ámbito que les correspondiera. En este caso, las primeras son las andaluzas. “Si hubiesen sido antes en Castilla y León, se hubiesen presentado las de allí”, resume Saz, que desliza que más allá de los jienenses, un territorio que lleva ya años reivindicando mejores prestaciones, otros grupos podrían concurrir en otras provincias para irse posicionando entre el electorado. Aún está por ver, afirma, el mecanismo, pues pueden hacerlo constituyéndose como partido o como agrupación de electores, como el caso de Teruel Existe, informa Juan Navarro.

La plataforma Levanta Jaén se ha concentrado este jueves ante la Diputación provincial pese a admitir sus miembros que las principales competencias inversoras residen en las administraciones central y autonómica. Han querido con esa protesta expresar su indignación por la reducción casi a la mitad de las inversiones que Jaén recibirá en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2022. Con este recorte, aseguran, proyectos como la autovía A-32 que conecta Jaén con el Levante (que lleva 25 años en ejecución y que solo tiene un 21% terminado), la conexión de la Alta Velocidad ferroviaria o las partidas de la Inversión Territorial Integrada (ITI) “se van a dilatar en el tiempo”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El sentimiento de agravio en esta provincia viene de lejos, pero ha tenido su detonante este año tras perderse la inversión de 500 millones de euros y la creación de 1.600 empleos directos que supone la base logística del Ejército, el Colce, que el Ministerio de Defensa adjudicó a Córdoba. Todas las fuerzas políticas de Jaén, con el alcalde, Julio Millán (PSOE), a la cabeza, se rebelaron ante lo que calificaron como una “afrenta” a Jaén por entender que el ministerio les había comunicado con anterioridad que eran los favoritos para albergar este centro logístico.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS