Juan Espadas acapara desde este viernes todo el poder en el PSOE andaluz

El ‘número dos’ de Susana Díaz dimite para evitar conflictos con la comisión organizadora del congreso

Juan Espadas, este viernes en Sevilla tras su nombramiento como secretario general del PSOE de Andalucía. En vídeo, declaraciones de Espadas.Foto: Paco Puentes | Vídeo: EP

En poco más de un mes, el PSOE de Andalucía ha dejado atrás la época de Susana Díaz. El pasado 13 de junio, Juan Espadas se impuso con el 55% de los votos y 16 puntos de diferencia a Díaz en las primarias para elegir al candidato a la presidencia de la Junta y, este viernes, Espadas, alcalde de Sevilla, ha sido proclamado secretario general del partido tras una elección sin competidores. Ya luce el galón de líder del partido y tendrá todo el poder en el PSOE regional, ya que la ejecutiva actual “queda en suspenso” hasta que se elija una nueva en el 14º congreso que se celebrará el 6 y 7 de noviembre.

Más información

Poco después de ser proclamado el nuevo secretario general, el secretario de Organización, Juan Cornejo y número dos de Susana Díaz, le ha comunicado a Espadas su renuncia al cargo. En un mensaje de Whatsapp, Cornejo justifica su dimisión para “facilitar la transición hasta el 14º Congreso y evitar posibles malentendidos en la coexistencia de una comisión organizadora y esta secretaría”. Añade el mensaje que la dimisión “va acompañada de un ofrecimiento” a Espadas “para lo que considere oportuno y en lo que pueda colaborar”. Como secretario de Organización del PSOE, a Cornejo le correspondía la compleja organización del congreso andaluz. Andalucía es la principal federación del PSOE.

Lo primero que ha hecho Espadas tras ser ratificado ha sido nombrar a 20 personas que recabarán propuestas de todos los puntos de la comunidad para redactar la ponencia marco del congreso, que servirá de base para la elaboración del programa electoral.

El diputado por Jaén y portavoz adjunto del grupo socialista en el Congreso, Felipe Sicilia, será el coordinador de este primer equipo que, según Espadas, tiene como misión la “escucha activa” por toda Andalucía. Sicilia fue el primer dirigente que se lanzó a la carrera para acelerar el proceso interno que desembocó en la sustitución de Díaz, pero que abandonó a mitad de trayecto cuando ya se intuía que el elegido para culminarla sería Juan Espadas.

En su primer acto celebrado este viernes por la mañana en la sede regional de San Vicente, Espadas ha dejado atrás uno de los argumentos que más empleó en la campaña para ser candidato: el de reconocer los errores del pasado que, según dijo entonces, fue uno de los motivos que provocó que el PSOE perdiese la Junta de Andalucía tras 37 años de gobierno ininterrumpidos. El secretario general ha pasado esa página porque, según ha explicado, “la sociedad del año 2018 ya no es la misma”. Y ahora tiene otras preocupaciones: “Esto no va de lo que hicimos, sino de lo que vamos a hacer”, ha subrayado.

Espadas se propone “hablar menos” de los procesos internos del PSOE. Algo complicado, porque este partido celebrará hasta final de año un maratón de congresos en los que se elegirán nuevas direcciones y, en el caso de los que afectan a las provincias andaluzas, habrá cambios que respondan a la nueva mayoría pilotada por él. Donde, además, habrá que encajar muchas piezas para lograr la integración.

Hasta ahora, Espadas no ha querido visualizar sobre qué personas recaerá el trabajo orgánico. Lo primero que hizo al ganar las primarias fue cambiar por entero la dirección del grupo parlamentario y encargar la portavocía a la jiennense Ángeles Férriz. Ahora ha nombrado al equipo redactor de la ponencia, integrado por 20 personas con una media de edad de 40 años. Hay 10 hombres y 10 mujeres, alcaldes, concejales, senadores y diputados. Este equipo escuchará a “los militantes y a la sociedad civil” siguiendo una “planificación estratégica que va a ser de todo menos un clásico, sino un ejercicio de innovación política”, ha opinado Espadas.

En los próximos días nombrará a la comisión organizadora del 14º congreso regional que vendrá a hacer el trabajo que debería asumir la actual ejecutiva. Pero la dirección de ahora queda inerte, moribunda y sin funciones. “La ejecutiva ya no funciona como tal. El secretario general asume las funciones”, ha dicho Espadas, que podrá hacer y deshacer a su antojo.

El cambio vivido en el PSOE de Andalucía, avalado por la dirección federal, se ha hecho invirtiendo todos los procesos y calendarios orgánicos. Había mucha prisa para poner fin a la etapa de Susana Díaz, tras comprobar que la expresidenta no consideraba necesario su relevo tras perder la Junta. Con el argumento de que el presidente andaluz, Juan Manuel Moreno (PP), podía adelantar las elecciones andaluzas, ejecutivas provinciales, dirigentes locales y cargos públicos empezaron a pedir desde el pasado abril convocar las elecciones primarias para elegir al candidato a la Junta. Empezó el PSOE de Jaén y a partir de ahí se fue formando una cadena que terminó cuando Díaz, pocas horas antes de que Ferraz le impusiera las primarias, las convocó para evitar el “ruido” en el partido.

Tras la holgada victoria del alcalde de Sevilla, la dirección federal apretó también para resolver la bicefalia en la federación más numerosa del PSOE y convocar cuanto antes elecciones para que Espadas fuera elegido secretario general, proceso que ha culminado este viernes y que fue acordado previamente con la ya exsecretaria general, que el pasado miércoles fue elegida senadora por la comunidad, aunque aún no ha renunciado a su acta como diputada andaluza.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

EmagisterCursos Recomendados

Lo más visto en...

Top 50