CASO PÚNICA

Bárcenas afirma que entregó un sobre con 60.000 euros a Esperanza Aguirre para su campaña electoral

El extesorero popular asegura tener una caja llena de documentos inéditos sobre la contabilidad paralela del PP que guarda “un amigo”

El extesorero del PP Luis Bárcenas, en el banquillo de los acusados durante la primera sesión del juicio de los "papeles de Bárcenas" celebrada el pasado 8 de febrero.
El extesorero del PP Luis Bárcenas, en el banquillo de los acusados durante la primera sesión del juicio de los "papeles de Bárcenas" celebrada el pasado 8 de febrero.Ballesteros / EFE

El extesorero del PP Luis Bárcenas ha relatado este miércoles al juez del caso Púnica, Manuel García-Castellón, que entregó un sobre con 60.000 euros a Esperanza Aguirre, expresidenta de la Comunidad de Madrid, que pudo destinar a la campaña electoral de las autonómicas de 2007. Según confirman fuentes jurídicas, el antiguo responsable de las finanzas del partido ha afirmado durante su declaración, que ha comenzado a las cuatro de la tarde, que un empresario le dio ese dinero negro en la sede del PP en la calle de Génova y que, cuando este se marchó, el propio Bárcenas bajó junto a su antecesor en el cargo, Álvaro Lapuerta, a la planta del partido regional y se lo dieron a Aguirre.

Minutos después de terminar la declaración, Aguirre emitió un comunicado en el que negaba estos hechos y anunciaba una querella criminal contra el extesorero por falso testimonio. “Nunca, jamás, en ningún momento, recibí entrega de dinero alguna por parte del señor Bárcenas ni del señor Lapuerta”, ha asegurado, antes de achacar estas declaraciones al supuesto intento de Bárcenas “de mejorar la situación penitenciaria de su esposa”, Rosalía Iglesias, en prisión tras ser condenada a 13 años y 10 meses por el caso Gürtel.

El extesorero ha dado más detalles, según añaden las mismas fuentes. Ha precisado que el dinero venía de Luis Gálvez, presidente de la constructora Ploder. Según el auto de imputación de Aguirre, esta compañía fue adjudicataria de contratos públicos y, presuntamente, abonó 19.241,71 euros a las empresas de Daniel Horacio Mercado, encargado de parte de las campañas electorales de la expresidenta madrileña. Uno de los grandes negocios de Ploder en la Comunidad de Madrid fue su participación en el grupo de empresas encargado de la construcción y posterior gestión (hasta 2035) del hospital de Vallecas, una operación de más de 400 millones de euros, según documentación publicada en el portal de contratación regional, informa Juan José Mateo.

Bárcenas ha apostillado, eso sí, que no recuerda si esos 60.000 euros se entregaron como contraprestación de la concesión de un contrato público concreto, aunque ha ironizado que esos importes nunca se daban por razones “altruistas”. Gálvez ya figuraba en los papeles de Bárcenas, sobre la contabilidad paralela del partido nacional, como supuesto donante de 50.000 euros el 22 de febrero de 2008.

La declaración de Bárcenas llega después de que el 26 de enero enviase un escrito a la Fiscalía Anticorrupción, donde confesaba su participación en la administración de la caja b de la formación y se ofrecía para colaborar con la justicia en todas las líneas de investigación que permanecen abiertas. De hecho, la pasada semana ya desfiló por la Audiencia Nacional para declarar en la causa sobre Kitchen, la operación policial urdida en el seno del Ministerio del Interior cuando estalló el escándalo de los papeles de Bárcenas para supuestamente arrebatarle documentación que comprometía a altos cargos del PP. Según dijo el extesorero hace apenas nueve días, entre otro material, le sustrajeron la supuesta grabación de una conversación con el expresidente Mariano Rajoy sobre la contabilidad paralela.

Este miércoles, Bárcenas ha admitido que no tenía documentación sobre la supuesta financiación irregular del PP de Madrid para las campañas autonómicas de 2007 y 2011, y las generales de 2018, que es lo que se investiga en el caso Púnica. Sin embargo, sí ha afirmado que cuenta con numerosos documentos —ha llegado a afirmar que “una caja”— sobre la contabilidad opaca del PP nacional. Este material se lo guarda “un amigo” y ha afirmado que él y su abogado la están analizando para entregarla el juez Santiago Pedraz, actual instructor de la pieza del caso Gürtel sobre los papeles de Bárcenas que sigue abierta en la Audiencia Nacional.

Cuestionado por uno de los abogados defensores sobre su reciente decisión de colaborar con la justicia, el extesorero del PP ha afirmado que su actitud no representa ninguna novedad y que lo viene haciendo desde julio de 2013, cuando, estando en prisión preventiva por el caso Gürtel, aportó documentos y detalles de la caja b del PP. Bárcenas ha añadido que ahora, tras cambiar recientemente de abogado, ha decidido seguir el consejo de este de ser “más claro” en esa declaración. Bárcenas comparte ahora letrado con otro condenado por Gürtel que también está colaborando con la justicia, el exalcalde de Majadahonda Guillermo Ortega, con quien ha coincidido en la cárcel de Soto del Real.

El nombre de Bárcenas ya aparecía en el sumario del caso Púnica, que se investiga en la Audiencia Nacional por la presunta financiación irregular del PP de Madrid en la etapa de Esperanza Aguirre. El 11 de febrero de 2016, los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil localizaron durante un registro en la vivienda del exgerente del partido regional, Beltrán Gutiérrez, una caja con cientos de facturas, recibos de pago y certificados de autenticidad de joyas a nombre de Luis Bárcenas y su mujer, Rosalía Iglesias.

Entre esa documentación, los investigadores encontraron también una veintena de documentos, algunos manuscritos, con estadillos contables sobre la financiación de la campaña de las elecciones autonómicas de 2007 en la Comunidad de Madrid, que ganó Aguirre por mayoría absoluta. Entonces, fuentes de la defensa de Bárcenas justificaron el hallazgo de la abundante documentación por la relación de amistad que había entre la esposa de Luis Bárcenas y la de Beltrán Gutiérrez.

Un informe de la Guardia Civil de 2017 cifró en 2,5 millones de euros el dinero negro que supuestamente utilizó el PP de Madrid para financiar sus campañas electorales de las autonómicas de 2007 y 2011, así como de las generales de 2008. La mayor parte de ese dinero se destinó supuestamente a la campaña de 2011, tras la que Aguirre encadenó su tercera mayoría absoluta y logró la mayor victoria electoral de su carrera política al disparar la representación de su partido en la Asamblea de Madrid hasta los 72 escaños de los 129 de la Asamblea madrileña. En esos comicios, los populares gastaron 6,2 millones de euros, casi el doble de lo legalmente establecido. De este montante, al menos 1,25 millones de euros provienen de la caja b que supuestamente manejaba el entonces gerente del partido en Madrid, Beltrán Gutiérrez. Según Bárcenas, Beltrán “llevaba las anotaciones de todas las donaciones”.

El extesorero ya explicó hace dos años en la instrucción de otras dos investigaciones —las que versan sobre Kitchen y los papeles de Bárcenas— que había guardado información sobre las campañas autonómicas y municipales del PP de Madrid. Según detalló, contaba en su día con documentación referente a “ingresos, gastos y su desviación”, “las donaciones que recibía el partido a nivel regional, dónde se ingresaban y a quien se transferían”, así como sobre las indicaciones que le daba el gerente nacional respecto el gasto máximo que se podía hacer en campaña en función del numero de escaños que se preveía obtener y la subvención que iban recibir.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50