_
_
_
_
_

La foto de Colón cumple dos años con la derecha y el centroderecha fragmentados

Tras la imagen de la manifestación unitaria de PP, Ciudadanos y Vox el 10 de febrero de 2019 las tres fuerzas hacen gala de fuertes divisiones entre ellas

Los líderes del PP, Ciudadanos y Vox se reunieron el domingo 10 de febrero en la madrileña plaza de Colón. En la imagen, de izquierda a derecha, Rocío Monasterio (Vox), Javier Ortega Smith (Vox), Santiago Abascal (Vox), Cristiano Brown (UPyD), Javier Maroto (PP), Pablo Casado (PP), Carmen Moriyón (Foro Asturias), Yolanda Ibáñez (UPN), Begoña Villacís (Ciudadanos), Albert Rivera (Ciudadanos) e Ignacio Aguado (Ciudadanos).
Los líderes del PP, Ciudadanos y Vox se reunieron el domingo 10 de febrero en la madrileña plaza de Colón. En la imagen, de izquierda a derecha, Rocío Monasterio (Vox), Javier Ortega Smith (Vox), Santiago Abascal (Vox), Cristiano Brown (UPyD), Javier Maroto (PP), Pablo Casado (PP), Carmen Moriyón (Foro Asturias), Yolanda Ibáñez (UPN), Begoña Villacís (Ciudadanos), Albert Rivera (Ciudadanos) e Ignacio Aguado (Ciudadanos).Carlos Rosillo

A la fracturada política española solo la une, a veces, el adversario común. El rechazo a Pedro Sánchez juntó por primera vez en una foto a los líderes del PP, Ciudadanos y Vox el domingo 10 de febrero de 2019 en la madrileña Plaza de Colón, bajo el lema “una España Unida”. Dos meses antes, los tres partidos habían cerrado un acuerdo para desalojar al PSOE, ganador de las elecciones andaluzas pero sin mayoría absoluta, de la presidencia de la Junta de Andalucía y aupar al popular Juan Manuel Moreno. Esa instantánea de los dirigentes de PP, Cs y Vox, aliados para protestar contra la figura del relator en Cataluña, se convirtió en una de las imágenes políticas del 2019 y sirvió al PSOE para enfocar su campaña electoral del 2019 en derrotar a “las tres derechas”.

Dos años después, el bloque que comprende desde el centroderecha a la extrema derecha convive en la oposición, pero se muestra muy dividido. La ya mítica “foto de Colón”, en la que participaron siete formaciones (Cs, PP, Vox, Foro Asturias, UPN, PAR y UPyD) queda lejos y muchos de los representantes políticos inmortalizados en ella ya no ejercen en primera línea. Algunos de ellos están directamente fuera de ella y su formación desaparecida, como es el caso del líder de UPyD, Cristiano Brown, que posó junto a Santiago Abascal en la instantánea y diez meses después anunció la disolución del partido que había fundado Rosa Díez.

Vox, el partido más beneficiado tras la foto de Colón

El presidente de Vox, Santiago Abascal, fue quizá el político más reforzado tras el acto celebrado en Colón, en el que participó junto a Rocío Monasterio, actual presidenta de la formación de extrema derecha en la Comunidad de Madrid, y Javier Ortega Smith, el secretario general. El partido ganó presencia mediática a las puertas de las elecciones generales, irrumpió en el Congreso con 22 escaños en abril de 2019 y logró una tercera posición con 52 diputados en la repetición electoral de noviembre. Desde entonces, presiona al PP en las autonomías en las que los populares gobiernan con su apoyo y compite por atraer al electorado de derechas.

El giro estratégico del PP

Pablo Casado, en el centro de la foto, se mantiene como presidente del Partido Popular desde 2018. Dos meses después de la foto de Colón, el PP sufría su mayor descalabro electoral, al pasar de 137 a 66 escaños. En la repetición electoral, mejoró, pero solo consiguió 87 escaños. Si Casado concurrió a las elecciones generales de 2019 abogando por una alianza del centro a la derecha con el nombre de España Suma, este año cambió de estrategia tras la moción de censura de Abascal y apuesta ahora por aglutinar a los votantes de centroderecha en vez de unir las siglas.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Entre los populares presentes de la foto de Colón, el entonces vicesecretario general de Organización del PP, Javier Maroto, es ahora el portavoz de esa formación en el Senado. En las elecciones de abril de 2019, encabezó la lista por Álava, pero no logró revalidar su escaño en el Congreso. Junto a él, en la imagen figuraron Dolors Monserrat, portavoz del PP en el Congreso, que ahora es eurodiputada del partido en el Parlamento Europeo.

Ciudadanos, el partido con más cambios desde la foto de Colón

Albert Rivera, el entonces presidente de Ciudadanos, defendió la foto del bloque contra Sánchez contra viento y marea. Fuentes de la cúpula aseguraron que “el acto quedó muy bien y la foto final también”. Nueve meses después, Rivera dimitió como consecuencia de los malos resultados en las elecciones de noviembre, donde pasó de tener 57 diputados a solo 10. Ahora, abandonada la política activa, trabaja en el gabinete de abogados Martínez-Echeverría. Inés Arrimadas, la actual presidenta de Ciudadanos, no estuvo presente en la foto. Alegó un retraso del avión que tomó en Barcelona. La actual líder de Cs busca ahora que su formación se perciba como “el partido útil” y resistir en un tablero político cada vez más polarizado.

Ignacio Aguado y Begoña Villacís, flanqueando a Rivera en la foto, se mantienen respectivamente como vicepresidente de la Comunidad de Madrid en el Gobierno de la popular Isabel Díaz Ayuso, y como vicealcaldesa de Madrid. Por el contrario, Fernando de Páramo, el que fuera estratega de Cs, y José Manuel Villegas, el secretario general de la formación, abandonaron el partido tras la debacle electoral.

Juan Carlos Girauta, posicionado detrás del exlíder de Cs, era en aquel entonces portavoz parlamentario del partido, pero anunció su retirada de la política el 11 de noviembre de 2019, tras la dimisión de Rivera por el fracaso electoral. A su lado, Lorena Roldán, que se fue al PP en vísperas de las elecciones catalanas por desavenencias con la actual ejecutiva de Arrimadas, llegando a a acusarle de “tomar decisiones unilaterales”.

Un arco de la derecha dividido rumbo a las elecciones catalanas

La instantánea de Colón ha sido utilizada de forma recurrente por Pedro Sánchez y el PSOE en estos dos años para equiparar al PP con Vox. El pasado miércoles, en la sesión de control y tras la abstención de Vox en el decreto de los fondos europeos, Casado afirmó que Sánchez “ha pintado el Frankenstein [refiriéndose al Gobierno de coalición de PSOE y Unidas Podemos] de verde”. “Tanto sacar la foto de Colón y se ha metido en la foto del Capitolio”, espetó Casado al presidente del Ejecutivo.

Ahora los líderes de la derecha y el centroderecha, que navegan en solitario, están centrados en la campaña catalana. El partido de Abascal espera entrar por primera vez en el Parlamento catalán. Tanto PP como Vox buscan captar votos de Cs, que fue primera fuerza en 2017. Por su parte, Inés Arrimadas trata de frenar la fuga de votos y ha propuesto un Gobierno de Cs y PSC al frente de la Generalitat.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_