El Gobierno cambiará la ley para que casos como el del rapero Hasél no tengan penas de cárcel

El Ejecutivo promete una reforma del Código Penal después de que 200 artistas apoyaran al músico ante su entrada en prisión

Concentración para protestar por la decisión de la Audiencia Nacional de encarcelar al rapero Pablo Rivadulla Duró, más conocido como Pablo Hásel, este sábado en Madrid.
Concentración para protestar por la decisión de la Audiencia Nacional de encarcelar al rapero Pablo Rivadulla Duró, más conocido como Pablo Hásel, este sábado en Madrid.Rodrigo Jiménez (EFE)

El Gobierno prepara una modificación del Código Penal para que delitos relacionados con la libertad de expresión, como el del rapero Pablo Hasél, no impliquen una pena de prisión. El Ejecutivo ha anunciado su decisión la noche de este lunes, después de una intensa movilización en las redes a favor del músico, que está a punto de entrar en prisión, y pocas horas después de que se publicara un manifiesto de más de 200 artistas que defendían al músico.

In English
After rapper Pablo Hasél gets jail for tweets, Spain plans to end prison terms for crimes involving freedom of speech

A finales de enero la Audiencia Nacional ordenó el ingreso en prisión de Pablo Hasél, nombre artístico de Pablo Rivadulla Duro, para cumplir la pena de nueve meses y un día de prisión que le impuso en Tribunal Supremo en mayo de 2020 por los delitos de enaltecimiento del terrorismo e injurias contra la Corona y las instituciones del Estado. El Gobierno asegura en una nota que “el Ministerio de Justicia planteará una revisión de los delitos relacionados con excesos en el ejercicio de la libertad de expresión para que solo se castiguen conductas que supongan claramente la creación de un riesgo para el orden público o la provocación de algún tipo de conducta violenta, con penas disuasorias, pero no privativas de libertad”. El texto no hace ninguna referencia expresa a Hasél y otros raperos o músicos condenados, pero la relación es evidente. “El ministerio, en su propuesta, considerará que aquellos excesos verbales que se cometieran en el contexto de manifestaciones artísticas, culturales o intelectuales, debieran permanecer al margen del castigo penal.

En este sentido, el Gobierno entiende que el derecho penal ni es la herramienta más útil, ni es necesaria, ni es desde luego proporcionada para responder a comportamientos, aun pudiendo rozar la ilicitud, cuyo castigo penal supondría un desaliento para la libertad de expresión, tal y como han declarado el Tribunal Constitucional, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, la Unión Europea y la mayor parte de la doctrina española”, remata la nota del Gobierno. El Ejecutivo ha prometido una reforma profunda del Código Penal, que incluye entre otras cosas la revisión del delito de sedición que podría reducir las penas del procés, y en este contexto se enmarca esta reforma.


Los hechos por los que Hasél tendrá que ingresar en prisión se remontan al periodo comprendido entre 2014 y 2016, cuando publicó 64 mensajes en Twitter y una canción en YouTube. En uno de los mensajes, publicado en marzo de 2016, escribió junto a una fotografía de la miembro del grupo terrorista GRAPO Victoria Gómez: “Las manifestaciones son necesarias, pero no suficientes, apoyemos a quienes han ido más allá”. También imputó al rey emérito y a Felipe VI la comisión de múltiples delitos, incluso de homicidio y de malversación. “Los amigos del reino español bombardeando hospitales, mientras Juan Carlos se va de putas con ellos”, escribió en enero de aquel año. Por estos hechos, la Audiencia Nacional le condenó en marzo de 2018 a dos años y un día de cárcel, y al pago de 24.300 euros de multa. Sin embargo, la Sala de Apelación de este órgano rebajó la pena a nueve meses y un día al considerar que, si bien cometió los delitos por los que fue condenado, se debía aplicar el mínimo castigo contemplado por la ley porque sus mensajes no supusieron un “riesgo real” para las personas. Esta decisión fue confirmada por el Tribunal Supremo en mayo de 2020.

Para los firmantes del manifiesto, un listado de músicos, grupos, actores y cineastas de varias generaciones entre quienes están Joan Manuel Serrat, Javier y Carlos Bardem, Pedro Almodóvar, Alberto San Juan, Valtonyc, Julián Hernández, Def Con Dos, Montxo Armendáriz, Josele Santiago, Frank T, Fernando Trueba, Emma Suárez, Luis Tosar, Antonio de la Torre, Vetusta Morla, Alba Flores, Ismael Serrano, Álvaro Morte, Paco León, Santiago Auserón, Coque Malla, Isaki Lacuesta, El Drogas, Willy Toledo, Pepe Viyuela, Cristina Huete, Rayden, SKA-P, Tote King, Fermi Muguruza o Itziar Ituño, “el encarcelamiento de Pablo Hasel hace que la espada de Damocles que cuelga sobre la cabeza de todos los personajes públicos que osemos criticar públicamente la actuación de alguna de las instituciones del Estado se haga aún más evidente. Es necesario que se difunda esta situación a nivel internacional, para poner de relieve en qué situación nos encontramos. Somos conscientes de que, si dejamos que Pablo sea encarcelado, mañana pueden ir a por cualquiera de nosotros, así hasta conseguir acallar cualquier suspiro disidente”.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS