Investigaciones de la Fiscalía

El chat de los exmandos militares: “La forma de parar esto es un nuevo alzamiento”

EL PAÍS reproduce pasajes literales de la conversación de WhatsApp que investiga la Fiscalía por contener manifestaciones “contrarias al orden constitucional” y “alusiones veladas a un pronunciamiento militar”

Detalle de una hilera de militares durante el pasado desfile de las Fuerzas Armadas, celebrado el 12 de octubre de 2019.
Detalle de una hilera de militares durante el pasado desfile de las Fuerzas Armadas, celebrado el 12 de octubre de 2019. Manuel Medir

Los 271 exmandos militares que firmaron un manifiesto en contra del Gobierno en vísperas del Día de la Constitución aseguraron “compartir las inquietudes” de los 39 exmiembros de la XIX promoción de la Academia General del Aire (AGA) que enviaron una carta al Rey contra el “Gobierno social-comunista”, pero mostraron su “completa desvinculación y desagrado” con el chat que compartían sus compañeros del Ejército del Aire, “ajeno a nuestro sentir y esencia de soldados”.

Sin embargo, ambas cosas son inseparables, porque fue en el mismo grupo de WhatsApp en el que se gestó la misiva a Felipe VI y al presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, y el intento de extender la iniciativa a otras promociones de los tres ejércitos.

Estos son los pasajes más significativos del chat que investiga la Fiscalía tras constatar que contiene “manifestaciones totalmente contrarias al orden constitucional y alusiones veladas a un pronunciamiento militar”.

“Yo confío en que salga otro matarrojos, pero que esta vez no se quede corto. Hay que aniquilar a 26 millones, niños incluidos”, afirmó el general Francisco Beca el pasado 30 de mayo, a lo que el coronel Andrés González replicó: “Pero Paco, por Dios, los niños es lo único inocente que nos queda”.

Beca insistió en el mismo mensaje del 19 de junio: “No queda más remedio que aniquilar a esta gentuza. Si el de 95 años aún vive hay que darle matarile y al otro, chicharrón” y un mes más tarde consideró que solo una nueva guerra civil podía solucionar los problemas del país: “Desgraciadamente, solo otro 36, pero con muchos más muertos por la parte roja y separatista, puede arreglar esta triste España”. “¿Que Franco fusiló a mucha gente en la guerra y en los años siguientes? Mi respuesta es que a muy pocos”, añadió el exmando en otro momento de la conversación.

“Solo queda repetir la historia”

Los mensajes se alternaron con alusiones al Rey. El 4 de agosto, el capitán José Manuel Adán comenta la posibilidad de reunirse con Felipe VI:

Adán. Podríamos pedir una entrevista al Rey y hablarle con toda franqueza. ¿Estaríamos dispuestos? […] Si todas las promociones hacen lo mismo, todos se enterarán del enorme apoyo que tiene. […] Algo hay que hacer, pues empecemos nosotros, la XIX de la AGA.

Beca. La sociedad española está dividida y los buenos son más cobardes que los malos. Solo queda (desgraciadamente) repetir la historia.

Adán. La idea de apoyar toda la promoción al Rey me parece la más adecuada. No tengo duda de que habrá otras que nos seguirán y eso no son solo palabras.

Carlos Buzo (seudónimo). Un pronunciamiento militar es hoy día inviable. […] Dentro de un par de años la gente reaccionará y se podrá echar a estos gobernantes inútiles.

Beca. Hay una pega: ¿va a permitir el hijo puta del coletas [Pablo Iglesias] y el malnacido de Sánchez que el pueblo vote?

Gnomo XIX (seudónimo). Permitidme una advertencia: este medio de comunicación es muy indiscreto y algunas manifestaciones podrían ser consideradas una incitación a la rebelión. […] Una audiencia de militares para apoyar al Rey, por muy jubilados y sin mando que estuvieran, sería perjudicial para la Corona en las circunstancias actuales.

Adán. El Rey recibe en audiencia a muchas personas; entre ellas, promociones de carreras civiles y militares. Cuando le hace falta el apoyo moral es en situaciones como la actual en que se quiere a toda costa derribar a la Monarquía.

“Sumar fuerza con Abascal”

El 5 de agosto, el coronel Andrés González comparte una valoración política: “Si el PP no reacciona… habrá que sumar fuerza con Abascal y conseguir anular por lo menos a los traidores de Podemos”. Ya en octubre, el capitán José Molina descarta de plano la salida electoral: “No quiero que estos sinvergüenzas pierdan las elecciones. No. Quiero que se mueran todos y toda su estirpe. Eso es lo que quiero. ¿Es mucho pedir?”.

Días después, vuelve a ser Beca el que se pronuncia:

Beca. Abajo comunistas, podemitas, separatistas y demás gentuza. En total 26 millones de HDLGP (se cuentan los hijos de todos estos que por definición son hijos de la gran puta)”.

Capitán Ángel Díaz Ribera. Pues habrá que ir poniendo los ladrillos […] Me refiero a los ladrillos del paredón al que aspira Paco [Francisco Beca].

Beca. Creo que me quedo corto fusilando a 26 millones.

“Hace ya algunos años juramos a Dios y prometimos por España derramar hasta la última gota de sangre en su defensa. Las cosas hoy no pintan bien para nuestra Patria. Quiero proponeros a la promoción que nos unamos y hagamos saber lo que se está viviendo hoy en España”, anima el capitán Molina tres días más tarde. Adán se muestra partidario, al día siguiente, de dirigirse a Felipe VI: “La idea [de enviar una carta al Rey y al presidente del Parlamento Europeo] es buena. Hemos de firmar al menos 30 o 40 para poder decir que representamos a la promoción”. Molina sugiere en ese punto que a quienes les “parezca bien la idea”, cojan el teléfono y hagan “un poco de proselitismo”.

Un mes más tarde, el 10 de noviembre, el capitán da cuenta de las misivas: “Lo que empezó el 15 de octubre por fin ha terminado. El 3 de noviembre salió la carta para el presidente de Europa [sic] y hoy ha salido para SM El Rey”. Beca no ceja, tres días más tarde: “El drama es que eso ya no lo para la política. Desgraciadamente estos hijos de puta nos van a convertir España en una Venezuela y la forma de parar esto es un nuevo alzamiento con las consecuencias que ya conocemos. A mis 77 años no sé qué cojones puedo hacer”.

Adán propone extender la idea a otros militares: “Creo que hemos de ampliar la ‘ventana’ de apoyos a cualquiera otras promociones con la única condición de que estén en situación de retiro”, apunta el 25 de noviembre. Cinco días después, refiere otra carta: “Rafa Sierra ha sido el impulsor de la carta de la AGM [Academia General Militar, Ejército de Tierra]”. “¿No hay nadie que les dé un empujoncito a los marinos?”, se pregunta el capitán Molina.

El 1 de diciembre, Adán se congratula: “Creo que hemos realizado algo importante […] Ahora es tiempo de descanso mientras otras promociones cogen el testigo”. Pero en ese punto salta la liebre: la conversación ha llegado a la prensa. “Me ha llamado una periodista y tiene copia de todo lo dicho en este chat. Tenemos un topo”, comenta Molina. Y, tras ese aviso, la mayoría de los participantes sale del grupo.

Lo más visto en...

Top 50