COMISIONES INVESTIGACIÓN

La Mesa del Congreso vuelve a rechazar las comisiones de investigación relacionadas con el rey emérito

PSOE, PP y Vox vetan las dos nuevas peticiones mientras que Unidas Podemos vota a favor en solitario

La presidenta del Congreso, Meritxell Batet (centro) preside la Mesa del Congreso, en una imagen de este septiembre.
La presidenta del Congreso, Meritxell Batet (centro) preside la Mesa del Congreso, en una imagen de este septiembre.Zipi / EFE

La Mesa del Congreso ha impedido este martes la admisión a trámite de las dos comisiones de investigación relacionadas con el rey emérito solicitadas por varios grupos de la Cámara. Las dos propuestas se han rechazado “de acuerdo con los antecedentes existentes y los informes de los letrados”, según han informado fuentes parlamentarias presentes en la cita. Durante la reunión, no ha habido debate, ni se ha presentado informe de letrados nuevo, y solo ha intervenido el representante de Podemos, Gerardo Pisarello, según estas fuentes. El órgano de gobierno de la Cámara ha tumbado las dos iniciativas con los votos de PSOE, PP y Vox. Unidas Podemos ha votado en solitario a favor de la creación de ambas.

Unidas Podemos había registrado por su parte una petición de comisión de investigación, concreta y específica, sobre el supuesto uso de las tarjetas de crédito opacas por parte de Juan Carlos I, y creía que así podría salvar el escollo de su supuesto interés de examinar y poner en cuestión, en general, toda la institución de la Monarquía. El dirigente de Podemos y secretario primero de la Mesa, Gerardo Pisarello, fue el único que tomó la palabra en la reunión para argumentar que lo que se pretendía era que el rey emérito diera explicaciones y aclaraciones de su comportamiento en ese aspecto concreto del uso de las tarjetas black nutridas por la donación de un empresario amigo del anterior jefe del Estado. Aunque también agregó que ante la gravedad de las informaciones y revelaciones sobre algunos comportamientos del anterior monarca también les interesaba que se aclarasen bien los criterios de inviolabilidad fijados en la Constitución para el rey, el anterior y el actual, siempre sometidos a la responsabilidad del presidente o del ministro afectado.

Gerardo Pisarello hasta ofreció a las demás formaciones pactar una lista de comparecientes muy específica sobre ese asunto. Pero esa estrategia tampoco funcionó en este caso. No hubo siquiera debate. El vicepresidente primero, el socialista Alfonso Gómez Rodríguez de Celis, consideró que los criterios precedentes de los letrados del Congreso eran los que se tenían que tener en cuenta y pasó al siguiente punto del orden del día. Esa actitud fue considerada por Pisarello un “silencio y rechazo silencioso por razones políticas de enorme arbitrariedad”.

Los letrados de la Cámara ya habían rechazado la creación de comisiones sobre el rey emérito en cuatro ocasiones anteriores, porque, según su criterio, la inviolabilidad de la que gozaba el anterior monarca hasta su abdicación, en junio de 2014, despliega “efectos jurídicos permanentes” pese a que ya no es jefe del Estado. En sus escritos anteriores, los letrados del Congreso han esgrimido el artículo 56.3 de la Constitución, que establece literalmente que “la persona del Rey es inviolable y no está sujeta a responsabilidad. Sus actos estarán siempre refrendados en la forma establecida en el artículo 64, careciendo de validez sin dicho refrendo, salvo lo dispuesto en el artículo 65.2″.

El secretario general del grupo socialista, Rafael Simancas, explicó más tarde que el PSOE siempre ha considerado que “el Parlamento tiene unas funciones tasadas y entre ellas no está controlar al jefe del Estado”. Fuentes socialistas precisaron así, frente a las alusiones de algunos representantes de Unidas Podemos estos días, que el PSOE hace muchos años que es un partido con orígenes republicanos pero que ahora no cree que el Congreso deba vigilar a la institución de la Monarquía.

El portavoz parlamentario de Unidas Podemos, Pablo Echenique, concluyó en línea con su compañero Pisarello que en este caso el bloqueo de la Mesa no venía acompañado de un informe de los servicios técnicos y jurídicos de la Cámara, en concreto que tuviera en cuenta que las investigaciones que se plantean sobre un periodo entre 2016 y 2018 en el que Juan Carlos I ya había abdicado, y por tanto ahora están estudiando registrar de nuevo la misma comisión, para forzar ese posicionamiento de los letrados, o reclamar la elaboración de ese trabajo.

La otra solicitud de una comisión de investigación tumbada, registrada la semana pasada por los grupos Republicano, Plural y Bildu, sí pedía que se investigaran además las presuntas irregularidades cometidas por miembros de la Casa Real, y estaba tan condenada al fracaso como los cinco intentos similares anteriores. El portavoz de Más País, Íñigo Errejón, avanzó tras conocer esa votación en la Mesa que su formación volverá a tramitar y a presentar tantas veces como haga falta la ley de Responsabilidad de la Corona para regular y delimitar todas las actividades y responsabilidades de esa institución, algo que ya intentaron sin éxito en septiembre pasado. Más País y Compromís acusaron ahí a la Mesa del Congreso de “extralimitarse” en sus funciones al anticipar antes de su discusión y posible aprobación que una ley de ese tipo pudiera llegar a ser catalogada como anticonstitucional, sin que el alto tribunal haya llegado a pronunciarse al respecto, ni la ley se haya discutido y votado en pleno.

En la reunión de la Mesa del Congreso también se ha acordado abrir el plazo hasta el jueves 17 de diciembre a las 14.00 para designar a los miembros de cada grupo parlamentario en las dos comisiones de investigación que hay pendientes de constituir, la del espionaje al extesorero del PP Luis Bárcenas y la de la tragedia del vuelo de Spanair, ocurrida en el aeropuerto de Barajas en agosto de 2008. La idea es que ambas comisiones se puedan constituir la semana que viene y desarrollar ya su trabajo a partir de enero.



Lo más visto en...

Top 50