Presupuestos generales

El Gobierno se garantiza una cómoda mayoría ante el debate final de los Presupuestos

El PDeCAT y Más País votarán a favor del proyecto, que aspira a sumar 189 síes

En la imagen, Laura Borràs (i) conversa con la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, durante el pleno del Congreso, este lunes. En vídeo, señal en directo del Pleno del Congreso.FOTO: BALLESTEROS (EFE) / EFE

Once meses después de la apurada votación que dio la investidura a Pedro Sánchez, el Gobierno de coalición sacará adelante sus primeros Presupuestos con una comodidad que hasta hace unas semanas se antojaba muy improbable. El Congreso ha iniciado este lunes los cuatro días de debates sobre el proyecto del Ejecutivo y las modificaciones negociadas la pasada semana, con el apoyo probable de 189 de los 350 diputados. Son 22 más que los que dieron la investidura al líder socialista en enero pasado. El PDeCAT y Más País han sido los últimos en confirmar su respaldo.

Las tres adhesiones nuevas más significativas a la mayoría que ratificó a Sánchez como presidente por solo dos votos de diferencia ―167 a 165― son ERC, con 13 escaños, EH Bildu, con cinco, y el PDeCAT, con cuatro. Al igual que ERC, la izquierda abertzale se había abstenido en enero pasado, una postura que despejó el camino para la coalición entre socialistas y Unidas Podemos. Más significativo es el giro del PDeCAT, que votó entonces en contra junto al resto del grupo de Junts per Catalunya. “Ahora ya tienen los Presupuestos, ya no hay excusas. A partir de ahora seremos mucho más exigentes”, ha advertido al Ejecutivo la portavoz de EH Bildu, Mertxe Aizpurua, al empezar el debate.

La ruptura consumada en el espacio de lo que fue Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) ha brindado este nuevo apoyo al Gobierno, ratificado este lunes por la ejecutiva del PDeCAT. Pero al margen del proyecto presupuestario, el sector más moderado entre los restos de la extinta de CDC está dispuesto a ir más lejos y a brindar un apoyo estable al Ejecutivo. Lo ha expuesto de forma abierta su diputado Ferran Bel, quien ha dicho que el debate sobre las cuentas del Estado para 2021 “marca el inicio de la nueva legislatura”, a la que ha vaticinado “un cierto recorrido” pese a la debilidad parlamentaria con que se abrió a principios de año para la coalición entre el PSOE y Unidas Podemos. La crisis derivada de la pandemia y las promesas de inversiones en Cataluña, sobre todo más de 200 millones para los trenes de cercanías, han decantado el voto favorable del PDeCAT frente a los otros cuatro diputados de Junts, fieles a Carles Puigdemont y contrarios a consolidar el Ejecutivo.

Íñigo Errejón también ha confirmado el apoyo de los dos diputados de Más País. Lo ha justificado por la situación de emergencia creada por la pandemia. “No es momento de dar codazos”, ha explicado Errejón, “es de sentido común”. Más País respaldará el proyecto pese a su disconformidad con algunas medidas, como la renuncia a suprimir la bonificación fiscal al diésel, cuya retirada exigía para su apoyo el PNV.

Los socialistas cuentan además con los apoyos, todavía no confirmados pero muy probables, de tres formaciones con un solo diputado, Nueva Canarias, Teruel Existe y Partido Regionalista de Cantabria (PRC). La entrada de este último, que votó en contra de la investidura por las negociaciones con ERC, compensa el único respaldo que pierde ahora el Ejecutivo, el del parlamentario del BNG, Néstor Rego, que considera que los Presupuestos discriminan a Galicia en las inversiones.

El rechazo de Ciudadanos es inamovible, pero los socialistas no pierden la oportunidad de meterle presión hasta el último minuto. Rafael Simancas, secretario general del grupo parlamentario del PSOE, ha hecho este lunes un nuevo llamamiento a la formación de Inés Arrimadas para que elija entre “el interés general” o la “foto de Colón”.

También se da por descontada la feroz oposición que mostrará el PP durante todo el debate. “Con estos Presupuestos, el PSOE ha decidido abandonar la senda del constitucionalismo y ha dejado de ser el PSOE”, ha denunciado la portavoz popular, Cuca Gamarra. “Se ha negociado a golpe de talonario y de romper España, que Sánchez e Iglesias se mantengan en el poder”. Según Gamarra, “Sánchez ha elegido” y su opción es “vender España a trozos”.



Más información

Lo más visto en...

Top 50