SUCESOS

Detenido en Barcelona un escolta acusado de matar a una jubilada en Colombia

La Guardia Civil arresta a un expolicía huido de aquel país que acababa de ser contratado para dar protección al hijo de un empresario catalán

Imagen facilitada por la Guardia del arresto en septiembre, en Barcelona, del exagente colombiano M. T. A., buscado por las autoridades de su país por homicidio
Imagen facilitada por la Guardia del arresto en septiembre, en Barcelona, del exagente colombiano M. T. A., buscado por las autoridades de su país por homicidio

El Equipo de Huidos de la Justicia de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil ha detenido en Barcelona a Mauricio Trejos, un expolicía colombiano de 34 años buscado por la justicia de su país como presunto autor, en mayo de 2019, de la muerte de una cuchillada de una jubilada para robarle las joyas y el dinero que tenía en casa. Trejos, que huyó a España un mes después del crimen, fue arrestado poco antes de que comenzase a trabajar como escolta del hijo menor de edad de un importante empresario de la capital catalana, según fuentes cercanas a la investigación. Las autoridades colombianas investigan su posible vinculación con otros hechos delictivos.

Trejos, que durante 14 años fue policía en Colombia, está acusado de matar en la localidad de Obando a María Nery Franco, una maestra de 70 años cuyo cadáver fue encontrado debajo de la cama con una herida de arma blanca en el cuello. La policía de aquel país sospecha que el ahora detenido entró en su vivienda para robar y, al ser sorprendido por la víctima, la apuñaló. En junio de aquel año, Trejos huyó en avión de Colombia con dirección a Madrid, donde se registró como turista. Sin embargo, poco después presentaba ante las autoridades españolas una solicitud de asilo. Alegó razones de seguridad, ya que aseguraba que se sentía amenazado en su país. Inició entonces un peregrinar por varias ciudades españolas que, durante 15 meses, le llevaron, en primer lugar, a Seseña (Toledo) y, de allí, a Barcelona.

Las pesquisas de la Guardia Civil han revelado que desde la capital catalana, el expolicía viajó a Palma de Mallorca, donde residió durante cerca de nueve meses trabajando en una empresa de aire acondicionado. Durante ese tiempo cambió de domicilio a menudo para dificultar su localización. En una nota hecha pública este sábado, el instituto armado destaca que Trejos utilizó su experiencia como policía en Colombia “para ocultarse e intentar no dejar rastro alguno”. Finalmente, el pasado verano, regresó a Barcelona y se instaló en el domicilio de un familiar de su esposa. Allí residía cuando fue detenido por agentes del Equipo de huidos de la Justicia de la UCO. En el momento del arresto acababa de ser contratado por un importante empresario para dar protección a su hijo menor de edad en sus desplazamientos al colegio.

Aunque la orden internacional de detención contra Trejos emitida por las autoridades colombianas es por el homicidio de la maestra jubilada, la Policía Nacional de Colombia investiga también su presunta relación con grupos delictivos de aquel país, a los que supuestamente ofreció servicios de protección y escolta. Fuentes cercanas a la investigación destacan que esta sospecha se ha acrecentado tras su detención en Barcelona, al descubrir que presenta en las piernas heridas por arma de fuego que no constaban en su historial como policía.

Lo más visto en...

Top 50