Exteriores crea un grupo de expertos para potenciar la imagen internacional de España tras la covid

Sociólogos, politólogos y científicos reflexionarán sobre la diversidad del país como activo exterior

Arancha González Laya conversa este lunes con el periodista Carlos Franganillo durante el foro Conversaciones sobre Europa.
Arancha González Laya conversa este lunes con el periodista Carlos Franganillo durante el foro Conversaciones sobre Europa.Chema Moya / EFE

El Gobierno trata de convertir la diversidad española en un activo internacional. El Ministerio de Exteriores ha designado a un grupo de expertos para reflexionar sobre la pluralidad que caracteriza al país y encauzarla hacia la mejora de la reputación española y también para analizar las fortalezas y la esencia del país que puedan ser explicadas en el exterior. La ministra, Arancha González Laya, avanzó este lunes el proyecto, que contará con una docena de expertos (sociólogos, politólogos y científicos, entre otros). Sobre ese trabajo, el Gobierno tratará de construir una especie de campaña que refuerce la imagen exterior del país, ahora lastrada por la gestión del coronavirus.

In English

Este nuevo ejercicio para potenciar la reputación exterior se centra en un elemento que internamente suele percibirse como una debilidad: la diversidad del país. Para iniciar ese debate, Exteriores ha designado a 12 expertos de diferentes ámbitos. Entre ellos destacan la historiadora y exministra de Educación Mercedes Cabrera, la presidenta del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Rosa Menéndez, el jurista y exsecretario de Estado con el PP José María Lassalle y la politóloga Máriam Martínez-Bascuñán, integrante del equipo de Opinión de EL PAÍS, según han explicado a este diario fuentes gubernamentales.

Exteriores pretende que la reflexión sobre cómo sacar partido de la diversidad española concluya a principios del año próximo. “Si España aprende a hacerlo y tiene éxito puede ser un laboratorio que inspire a otros que se enfrentan a estos mismos retos”, argumentó González Laya en un ciclo sobre Europa organizado por la Asociación de Periodistas Europeos, informa Europa Press. La jefa de la diplomacia española suele citar la diversidad lingüística, gastronómica y cultural como elementos característicos españoles que también pueden servir de carta de presentación en el exterior. El Gobierno quiere además concentrarse en la imagen de un país abierto y moderno que apuesta por el multilateralismo en un momento en el que se pone en cuestión en muchas naciones relevantes.

Completan la lista de expertos implicados en esta tarea la filósofa Adela Cortina, el sociólogo Xabier Barandiaran, la historiadora Carrie Gibson, el filósofo Daniel Innerarity, el director del laboratorio de ideas CIDOB, Pol Morillas, el catedrático de Ciencias Políticas Sami Naïr, el historiador Xosé Manoel Núñez Seixas y el escritor Juan Gabriel Vásquez. Una vez constituido el grupo, estos profesionales se pondrán a trabajar en el análisis para elaborar un documento.

No es la primera vez que Exteriores se embarca en un ejercicio de mejora de la reputación internacional. Desde que el primer Gobierno de Pedro Sánchez creó el proyecto España Global, con rango de secretaría de Estado, este departamento ha tratado de contrarrestar algunos mensajes negativos sobre España que han calado en el extranjero. La primera fase de esa labor, capitaneada por Irene Lozano, se centró mucho en combatir las ideas sobre la democracia española que diseminaba el independentismo catalán principalmente en algunos Estados del entorno europeo. Aunque esta vertiente ha perdido mucha fuerza con la llegada al ministerio de González Laya, la ministra quiso este lunes ahuyentar la idea de los separatismos en el contexto europeo. “La respuesta a la diversidad en el siglo XXI no puede ser la balcanización”, señaló en el ciclo sobre Europa.

Con el relevo al frente de España Global, que desde febrero dirige el secretario de Estado Manuel Muñiz, el ámbito de actuación de estas políticas se ha ampliado. Sus pretensiones iniciales, pese a todo, se han topado con un reto inesperado: la defensa en el exterior de la gestión del Ejecutivo español frente a la covid-19. El ministerio se ha implicado estos días en tratar de recobrar la confianza de los países de donde proceden la mayor parte de turistas que tradicionalmente recibe España, especialmente Alemania y el Reino Unido. Pese a los esfuerzos invertidos a las puertas del verano en tratar de presentar al país como un destino seguro para los viajeros —Exteriores se involucró en la campaña Spain for sure, en cuya presentación participaron los Reyes—, la elevada incidencia del virus ha desplomado el turismo extranjero. En la actualidad, además de negociar la apertura de corredores seguros con Baleares y Canarias, el ministerio también organiza sesiones informativas con corresponsales extranjeros para explicar la gestión del Ejecutivo frente al coronavirus.

En este contexto de dificultades —España es uno de los países europeos que afronta más restricciones en sus fronteras por el elevado impacto del coronavirus— surge la iniciativa centrada en la diversidad como activo exterior. El proyecto incluye lograr antes de final de año un documento con las aportaciones de esta decena de expertos que tratará de dibujar una base sobre qué es España y qué papel puede ocupar en el mundo. A partir de esas ideas de fondo, se diseñará una campaña fuerte para potenciar la imagen de España en el mundo después de la covid. Pese a las dificultades, fuentes del Gobierno insisten en que las encuestas que manejan señalan que la imagen positiva de España resiste entre los extranjeros mucho más de lo que se podría imaginar. Aún así, el trabajo para mejorarla será de fondo y con un documento de estos expertos que se hará público. Los trabajos empiezan esta misma semana.

Más información

Lo más visto en...

Top 50