TEMPOREROS

Un empresario y dos capataces, detenidos por explotación laboral en el Poniente granadino

Los tres tenían a trabajadores extranjeros en jornadas extenuantes y sin contrato en una gran finca de 39 hectáreas

Un agente de la Guardia Cilvil, en Granada.
Un agente de la Guardia Cilvil, en Granada. / Europa Press

Tres personas, un empresario propietario de una gran finca de 39 hectáreas y dos de sus capataces, han sido detenidas por la Policía Nacional tras comprobar las deplorables condiciones laborales en las que mantenían a sus trabajadores. La finca, en una localidad que la policía no ha determinado en el Poniente granadino, tenía varios invernaderos y una gran nave industrial dedicados al cultivo y almacenaje de productos hortofrutícolas. Los tres detenidos se enfrentan a un presunto delito contra los derechos de los trabajadores.

A finales de agosto, agentes de la policía y funcionarios de la Inspección de Trabajo se presentaron en la finca. Lo que pudieron comprobar es, según informa la policía en un comunicado, que los trabajadores estaban siendo explotados laboralmente. Muchos de ellos no tenían contrato de trabajo ni, por supuesto, alta en la Seguridad Social. Además, se veían obligados a trabajar jornadas con horarios muy por encima de lo estipulado en la legislación. Los capataces no les permitían descansar y el sueldo estaba muy por debajo de lo fijado legalmente. Cualquier queja o sospecha de bajo rendimiento significaba el despido inmediato. El empresario, de 60 años y con numerosos antecedentes policiales, reclutaba a los trabajadores y los capataces dirigían las cuadrillas de trabajo.

Papeles falsos

Los funcionarios detectaron que tres personas de origen extranjero de los que trabajaban en las fincas tenían tarjetas de residencia a nombre de otras personas. La policía les imputa por ello un delito de usurpación del estado civil. También han sido detenidas cuatro personas de nacionalidad marroquí y tres senegaleses por encontrarse en situación irregular en España. El empresario, los capataces y los trabajadores se encuentran en libertad provisional. El Poniente granadino es un territorio cuya economía está basada fundamentalmente en el sector primario, en la agricultura y en la que no son infrecuentes las operaciones policiales de este tipo.

A finales de junio, más de 50 personas fueron detenidas o denunciadas por la Guardia Civil en diversas explotaciones agrícolas en el Llano de Zafarraya. El pasado agosto, un empresario agrícola de Lorca (Murcia) fue detenido por la muerte de un jornalero nicaragüense de 42 años que fue abandonado en un centro de salud tras sufrir un aparente golpe de calor en el invernadero.

Más información

Lo más visto en...

Top 50