Desmantelada una red de explotación laboral a temporeros en Castellón

Los trabajores, sin contrato, hacían 12 horas diarias seis días a la semana por un salario equivalente a media jornada

La Guardia Civil y la Policía Nacional desarticulan una red de explotación de temporeros en Castellón en una imagen facilitada por Interior
La Guardia Civil y la Policía Nacional desarticulan una red de explotación de temporeros en Castellón en una imagen facilitada por Interior

La Policía Nacional y la Guardia Civil han desmantelado una red que explotaba a temporeros desplazados hasta los campos de Castellón para trabajar en la recolecta hortofructícola y a quienes imponían horarios laborales de 12 horas, seis día a la semana, por sueldos que no alcanzaban el equivalente a media jornada.

El operativo conjunto, que se ha saldado con tres detenidos y seis identificados, ha permitido localizar las parcelas arrendadas en las que trabajaban personas sin contrato, todas ellas de nacionalidad extranjera.

Entre los arrestados está el cabecilla, con antecedentes policiales por los mismos hechos. Se le acusa de un presunto delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros y contra los derechos de los trabajadores. Dos de los temporeros también han sido detenidos por infracción de la Ley de Extranjería, según han informado fuentes de la Policía Nacional.

La investigación se remonta a principios del pasado agosto, cuando se tuvo conocimiento de la situación de explotación laboral a la que se estaría sometiendo a varios temporeros en los campos castellonenses. Los agentes localizaron una residencia, en una vivienda proporcionada por el propio empleador, ubicada en la localidad de Almassora (Castellón), donde vivían los trabajadores.

Este miércoles, ambos cuerpos policiales, en colaboración con la Unidad de la Policía Nacional Adscrita a la Comunidad Valenciana y la Inspección de Trabajo, desplegaron el dispositivo para detectar los puntos y el personal con que contaba la organización. Durante el dispositivo sorprendieron en uno de los campos a seis trabajadores, que emprendieron la huida al percatarse de la llegada de los policías. Los agentes interceptaron a cuatro de ellos, según fuentes policiales.

Uno de los identificados era el cabecilla de la red, que se encargaba de captar al personal, alquilar las fincas, agrupar a los temporeros en una vivienda de su propiedad y trasladarlos hasta los campos.

En la citada vivienda de Almassora fueron identificados otros dos trabajadores. De los seis, ninguno tenía contrato de trabajo ni estaba dado de alta en la Seguridad Social.

Además de la detención del principal investigado como presunto autor de sendos delitos contra los derechos de los ciudadanos extranjeros y contra los derechos de los trabajadores, otros dos de los identificados fueron detenidos y puestos en libertad por infracción a la Ley de Extranjería.

Más información

Lo más visto en...

Top 50