Operación Kitchen

Casado se desmarca del espionaje a Bárcenas: “Yo no tenía ninguna responsabilidad en el PP”

El presidente de los populares desvincula a la actual dirección de su partido del ’caso Kitchen’ y ataca a la fiscal general

El líder del PP, Pablo Casado, llega junto a la vicesecretaria de Política Social, Ana Pastor, a la Diputación Permanente del Congreso en Madrid, el pasado 25 de agosto. En vídeo, Casado se desmarca del espionaje a Bárcenas. FOTO: ANDREA COMAS | VÍDEO: ATLAS

“Yo era un diputado por Ávila”. Pablo Casado, líder del PP, ha reaccionado este martes a las últimas informaciones del caso Kitchen, que investiga las maniobras del Ministerio del Interior para arrebatar documentos comprometedores al extesorero del Partido Popular Luis Bárcenas, intentando desvincular a la actual dirección y poniendo en entredicho a la fiscal general del Estado, Dolores Delgado. Casado ha recordado que él “no tenía ninguna responsabilidad” en el PP en 2013, cuando se produjeron los hechos por los que el juez está estudiando la imputación de la ex secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal y el exministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, y ha afirmado que son “investigaciones que vienen de tiempos muy pasados”. Además, ha puesto en duda la neutralidad de la Fiscalía atacando a su máxima representante, Dolores Delgado. “Está envuelta en un turbio caso de extorsión”, ha dicho sobre ella, en referencia a las grabaciones de una comida con el comisario jubilado José Villarejo ocurrida hace diez años, a la que acudieron otros altos funcionarios de policía, el juez Baltasar Garzón y la propia Delgado, entonces fiscal en la Audiencia Nacional.

El líder del PP ha prometido en un encuentro digital en el diario El Mundo la “máxima ejemplaridad” en el caso de que haya consecuencias legales, pero ha destacado, que, de momento, solo existe una petición de la Fiscalía y que tanto Cospedal como Fernández Díaz “ya no están en la política activa”.

Durante la mañana se han sucedido las reacciones de otros dirigentes populares. La vicesecretaria de Política Social, Ana Pastor, ha pedido respeto a las actuaciones judiciales y ha defendido la presunción de inocencia. Por su parte, el presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, ha afirmado que “si algo se hubiera producido, es ajeno a la dirección nacional”. De este modo, ha tratado de desvincular de los hechos investigados a la cúpula actual de Pablo Casado.

Sus valoraciones llegan después de que la Fiscalía Anticorrupción pidiese al juez que citara en calidad de investigados al exministro del Interior Jorge Fernández Díaz y a la ex secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal en la pieza relativa al caso Kitchen. Esta operación judicial investiga el presunto espionaje por parte del Ministerio del Interior en el año 2013 al extesorero de la formación popular Luis Bárcenas, con el objetivo de arrebatarle documentos comprometedores para el partido para boicotear la investigación sobre la caja b del PP. El escrito de la Fiscalía sostiene que la ex secretaria general del PP María Dolores de Cospedal tenía un “interés personal” en la trama, ya que la documentación era “supuestamente comprometedora para ella”.

Ana Pastor ha señalado este martes en una entrevista en el programa La hora de La 1, de TVE, que no tiene por costumbre “pronunciarse sobre las investigaciones de los fiscales”. A pesar de ello, ha pedido a los ciudadanos que tengan en cuenta que los políticos trabajan por el país. “La inmensa mayoría de los políticos estamos en las cosas importantes”, ha puntualizado. Durante la entrevista, Pastor ha recalcado que, de pronunciarse, tendría que empezar haciéndolo sobre “las imputaciones que afectan a un partido que forma parte del Gobierno”, en alusión a la investigación sobre la presunta financiación ilegal de Podemos. El líder de la esta formación, Pablo Iglesias, ha arremetido contra el PP en una entrevista en la cadena SER, acusándolo de “haber abandonado el bando de la democracia”, en referencia a su implicación en el caso Kitchen.

El presidente andaluz, Juan Manuel Moreno, ha reconocido, en una entrevista en Onda Cero, que si los hechos investigados se demostrasen “serían unos hechos graves”, pero ha desvinculado a la dirección nacional de Pablo Casado del escándalo. Además, al igual que Pastor, ha sostenido que las personas supuestamente vinculadas con los hechos investigados “también tienen su derecho a la presunción de inocencia”. El líder del PP andaluz se ha mostrado además convencido de que por parte de la dirección nacional de los populares habrá una “máxima colaboración” con la justicia en lo que se le solicite y máxima “transparencia”.


Más información

Lo más visto en...

Top 50