ENCUESTA DE 40dB. SOBRE LA MONARQUÍA

Los españoles rechazan la marcha de Juan Carlos I a Emiratos Árabes

Los ciudadanos atribuyen una gran capacidad al actual jefe del Estado. El 75,7% lo cree bastante o muy preparado para su labor

Juan Carlos I,  en el palacio de la Zarzuela en una imagen de archivo del año 2014.
Juan Carlos I, en el palacio de la Zarzuela en una imagen de archivo del año 2014.Andres Kudacki / AP

La mayoría de los españoles desaprueba la marcha del rey emérito a Emiratos Árabes Unidos, pero valora el perfil de Felipe VI al frente de la Corona. Solo un 13,6% de los ciudadanos considera acertado el traslado de Juan Carlos I al país del golfo Pérsico, frente a un 41,1% partidario de que se hubiera quedado en España y otro 19,1% incluso en La Zarzuela, según una encuesta de la empresa 40dB. para EL PAÍS. El 71,4% cree que la decisión mejora poco o no mejora nada la reputación de la Corona. Pese a todo, los ciudadanos atribuyen una gran capacidad al actual jefe del Estado. El 75,7% lo cree bastante o muy preparado para su labor.

El traslado del rey emérito al país del golfo Pérsico a principios de agosto ha suscitado “mucho o bastante interés” al 65,1% de los españoles. Ese cambio de residencia comunicado en dos tiempos (el 3 de agosto la Casa Real anunció su salida de España, pocas horas después de que se produjera, y dos semanas después informó de que su destino era Emiratos) ha suscitado reacciones distintas entre la ciudadanía. De las opciones formuladas en la encuesta, la que más apoyos suscita (un 41,1%) es la de que debía haber salido de la residencia oficial de la familia real, aunque quedándose en España. Un 7,8% de los participantes habría considerado adecuado que saliera, pero a otro Estado de la Unión Europea. Y un 19,1% no veía inconveniente en que hubiera continuado en La Zarzuela, donde ha residido durante los últimos 58 años. Casi uno de cada cinco encuestados (el 18,3%) afirma no saber.

Pese a que la carta que don Juan Carlos dirigió a su hijo y que difundió la Casa Real atribuía el cambio de residencia al deseo de “contribuir a facilitar” el reinado de Felipe VI, los españoles no creen que ese sea el principal motivo. Más de la mitad de los encuestados (el 54,7%) interpreta que el rey emérito “está protegiéndose frente a posibles causas judiciales futuras”, aunque su propio abogado, Javier Sánchez-Junco, divulgó una nota el mismo día del anuncio de su marcha en la que aclaraba que su cliente “permanece a disposición en todo momento del Ministerio Fiscal”. El trabajo de campo ha incluido 1.000 encuestas telemáticas realizadas en toda España entre el 21 y el 25 de agosto, pocos días después de que se conociese el destino del anterior jefe del Estado.

Tras las últimas revelaciones sobre las transferencias de Juan Carlos l a su examante Corinna Larsen y otros movimientos en cuentas situadas en paraísos fiscales, el 37,9% de los españoles aboga por retirarle el título de rey emérito. Otro 23,6% defiende esta opción solo si resulta imputado —de momento no lo está— por esos hechos que ahora investigan tanto la Fiscalía española como la suiza. El 28% apoya que conserve esta distinción en cualquier supuesto. El exmonarca, de 82 años, no ha renunciado voluntariamente al título, que no conlleva privilegios asociados, y su hijo no ha querido retirárselo.

La valoración de estos episodios varía en función de las preferencias políticas de los ciudadanos. Entre los votantes de la derecha y el centro concita más acuerdo la idea de que el traslado de Juan Carlos I busca ayudar a Felipe VI. Se identifican con esta afirmación un 63,2% de quienes votan al PP, un 56,7% de los de Vox y un 50,6% de los de Ciudadanos. Los porcentajes bajan al 34,3% en el caso de los partidarios del PSOE y al 17,3% entre los de Unidas Podemos.

Más allá de la intención, pocos son los ciudadanos que concluyen que el alejamiento de don Juan Carlos mejora la reputación de la monarquía. Solo el 19,2% considera que se ha logrado ese efecto, un porcentaje que crece al 32,8% en el caso de los votantes de Vox y al 33,3% entre los del PP.

Mucho más favorable resulta la actitud hacia Felipe VI, incluso entre quienes apoyan a partidos críticos con el encaje hallado para la salida del rey emérito. El 75,7% de los encuestados ve al actual jefe del Estado bastante o muy preparado para ejercer el cargo. La opinión es compartida entre las principales opciones políticas (marcan esta opción el 94% de los votantes del PP, el 90,1% de los de Ciudadanos, el 88,7% de los de Vox, el 80,4% de los socialistas y el 56,4% de los de Unidas Podemos).

También son mayoría quienes lo creen competente (66,7%), honrado (64,9%), cercano (57,2%) y que entiende los problemas de la gente (53,2%), aunque en estas preguntas las preferencias políticas determinan mayores variaciones en las respuestas. Preguntados directamente por su labor como monarca, el 42,5% la juzga buena o muy buena, el 19% mala o muy mala y un 33,7% normal.

La encuesta aborda también el futuro de la monarquía. El 46,3% de los sondeados asegura que le gustaría que durase muchos o bastantes años, frente a un 41,7% que preferiría que fuesen pocos años. Un 12% no escoge ninguna de esas opciones.

Las respuestas arrojan grandes diferencias según la sensibilidad política del encuestado. Los votantes del PP son los que más desean que la monarquía se perpetúe muchos o bastantes años (el 87,4% de los entrevistados). Les siguen los de Ciudadanos, con un 69,7%, y los de Vox, con el 68,5%. A más distancia se sitúan los partidarios del PSOE: el 41,4% elige esta opción. Entre los de Podemos, solo el 13,5% quieren que la Corona perdure.

Más información

Lo más visto en...

Top 50