Análisis
i

¿Qué dicen las encuestas de las elecciones en País Vasco?

El PNV seguirá en el Gobierno casi con seguridad. Hay muchas fórmulas aritméticamente posibles, pero lo más probable sería verlo repetir un acuerdo con el PSOE

Las elecciones del País Vasco llegan marcadas por el coronavirus, pero los sondeos apenas se han movido antes y después de que explotase la epidemia: el PNV sigue siendo el favorito para ganar en votos y encontrar un acuerdo que lo mantenga en el Gobierno.

El partido de Íñigo Urkullu ronda los 31 o 32 escaños en las últimas encuestas, a siete de una mayoría que no necesita estrictamente para repetir como lehendakari. Le siguen Bildu (con 18 escaños), PSOE (11), Podemos (8) y la coalición PP+Cs (6 o 7). Algunos sondeos dan un asiento posible para Vox en Álava, pero el consenso más bien lo descarta.

El resultado más probable es que el PNV siga en el Gobierno con ayuda del PSOE, que ya facilitó la investidura de Iñigo Urkullu en 2016 y que ha sido su socio preferente en los últimos años. Hay otras opciones aritméticas, pero parecen poco probables.

Hay que recordar que el proceso de investidura en el País Vasco es menos exigente que en las elecciones generales. Al puesto de lehendakari pueden presentarse varios candidatos al mismo tiempo —en 2016 fueron Urkullu y Maddalen Iriarte, de Bildu—, y todos los diputados votan para elegir al que prefieren. No hay votos “sí” o “no”, sino que eligen un nombre o se abstienen, de manera que el más sufragios en la segunda votación es investido lehendakari.

El PNV se garantiza la elección con el PSOE o con Bildu. Pero es posible que le baste con el voto de sus diputados, si no hay un candidato rival que apoyen Bildu, Podemos y PSOE. Esa alternativa la ha sugerido Podemos, pero parece poco probable y tampoco tiene asegurados los 37 escaños de la mayoría, de manera que PP y Ciudadanos podrían decantar la votación por el PNV.

Algo llamativo del País Vasco es que los votos apenas se han movido en cuatro años. El PP podría retroceder y el PSOE subirá seguramente en detrimento de Podemos. Pero no hemos visto cambios antes y después de la crisis del coronavirus: el PNV está donde estaba en febrero, rondando el 40% de los votos, un par de puntos por encima de sus resultados en 2016.

Además, estos pequeños movimientos difícilmente serán relevantes. El equilibrio de fuerzas en País Vasco hace que sus gobiernos dependan más de los acuerdos entre partidos que de sus números exacto. No se esperan cambios en ese plano y por eso lo probable es la reelección de Urkullu.

¿Y en Galicia? Aquí puede ver sus encuestas.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50