CIS

El PSOE mantiene una ventaja de 11 puntos sobre el PP, según el CIS de junio

La encuesta refleja un escenario sin apenas cambios en los dos grandes partidos. Vox sube un punto y Cs lo pierde

Pedro Sánchez, durante la sesión de control al Gobierno en el Senado el pasado martes.
Pedro Sánchez, durante la sesión de control al Gobierno en el Senado el pasado martes.Ricardo Rubio / EP

El PSOE mantiene una amplia ventaja sobre el PP y sale reforzado de la gestión de la crisis sanitaria, según el último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) del mes de junio. Los socialistas conservan una intención de voto del 31,2%, a 11 puntos de distancia del 20% del PP, según la encuesta, que refleja un escenario muy similar al del mes anterior, con apenas variaciones en los dos grandes partidos. Vox, tercera formación en el Congreso, sube un punto, hasta el 12,5%, mientras Ciudadanos, que se había disparado tres puntos en el barómetro de mayo, pierde uno, hasta el 9,4%. Unidas Podemos, socio de coalición del PSOE en el Gobierno, está estable en el 11,4%, lo que indica que los dos partidos del Ejecutivo salen de lo peor de la pandemia sin desgaste, y en el caso de los socialistas, reforzados.

El último barómetro del CIS revela una estimación de voto relativamente estable después de tres meses de pandemia y a escasos días de que termine el estado de alarma. La medición llega en un contexto de desescalada de las medidas de restricción de movimientos y mientras el Congreso trabaja en los planes de reconstrucción económica y social en un clima de crispación política. La oposición cargó duramente en las últimas semanas contra el Gobierno por la causa judicial por el 8-M —ya archivada— y por la destitución de Diego Pérez de los Cobos como jefe de la Guardia Civil en Madrid, pero estos asuntos no han erosionado al Ejecutivo, según la encuesta, y en todo caso solo habrían hecho crecer a Vox, pero no al principal partido de la oposición, el PP.

Los populares siguen una tendencia descendente en los últimos meses en su intención de voto, en permanente competición con Vox. En el sondeo de junio se dejan tres décimas, y venían de perder ocho en el anterior. La oposición férrea y sin cuartel del principal partido de la oposición, que ha votado en contra de las dos últimas prórrogas del estado de alarma, no le da réditos electorales. Pablo Casado solo inspira confianza para el 12% de los encuestados, por el 34% que inspira Pedro Sánchez, y solo el 9% dice que lo preferiría como presidente en estos momentos, por el 32% que apuesta por el líder socialista. El presidente del PP tiene una valoración como líder del 3,4, muy por detrás de Sánchez (4,9) pero también de Pablo Iglesias (3,7) y de Inés Arrimadas (3,9). Santiago Abascal es el peor valorado, con un 2,3.

Vox, en paralelo, se ha visto beneficiado este mes con un punto más de intención de voto, aunque había perdido dos en el sondeo anterior. En todo caso, la extrema derecha conserva la posición de tercera fuerza que arrebató a Ciudadanos en las elecciones del pasado noviembre y de la que nadie logra desbancarle.

El PSOE de Pedro Sánchez es el que más se ha reforzado con la gestión de la pandemia: los socialistas están tres puntos por encima de su resultado en las elecciones de noviembre. Su socio de la coalición de Gobierno, Unidas Podemos, ha perdido un punto y medio desde entonces, pero la alianza en La Moncloa no sufre, porque lo que se deja el partido de Pablo Iglesias lo compensan los socialistas. PSOE y Unidas Podemos suman juntos hoy el 42,6% de los votos, casi dos puntos más que en las elecciones de noviembre, mientras PP y Vox el 32,5%, algo más de tres puntos menos que en las urnas.

Ciudadanos también sale fortalecido de su giro estratégico en el que está llegando a acuerdos con el Gobierno. El partido de Arrimadas se recupera respecto de su mal resultado de las generales y está casi tres puntos por encima, aunque este mes ha dado un pequeño paso atrás con un punto menos de intención de voto que en el barómetro de mayo.

El barómetro revela el liderazgo indiscutible del PP en las próximas elecciones en Galicia y del PNV en los comicios del País Vasco, ambos el 12 de julio. El sondeo no proyecta una estimación de voto (que se elabora con más indicadores, como la simpatía y el recuerdo de voto), pero según la respuesta espontánea de los encuestados el PP de Alberto Núñez Feijóo se haría con el 34,7% de los votos, mientras el PNV de Íñigo Urkullu lograría el 31,9% en Euskadi. En ambos casos la segunda fuerza está muy lejos de la primera. En Galicia, el BNG y el PSOE están en el entorno del 14%, y a mucha distancia caen Galicia en Común- Anova- Mareas, con un 2,5%, Vox (0,4%) y Cs (0,1%). En el País Vasco, la segunda fuerza es Bildu, con el 12,2%, seguido del PSE (8,1%), Podemos (6,3%), la coalición de PP y Cs (2,4%) y Vox (0,7%).

Gente caminando por la Gran Vía en Madrid en una imagen de archivo. El temor a una crisis dura se dispara entre los españoles según el CIS. Atlas

El sondeo, realizado con 4.200 entrevistas telefónicas entre el 1 y el 9 de junio, refleja también que los españoles están de acuerdo con las medidas que se han adoptado por la pandemia y que están dispuestos a seguir adaptándose a un nuevo confinamiento si fuera necesario, con nuevas prórrogas del estado de alarma. Hasta un 75% aceptaría otra vez restricciones de movimiento, aunque el 34% pediría que fueran algo más suaves, en el caso de tener que adoptarse por la situación sanitaria. La ciudadanía española asume que el encierro fue adecuado y una amplísima mayoría, el 88%, considera que las medidas que se tomaron fueron necesarias.

La crispación política provoca que, sin embargo, los encuestados sitúen a los políticos, los partidos y la política en general como el primer problema del país, por delante incluso del coronavirus, del paro y de la situación económica.

Los españoles creen que la sanidad española necesita ser reformada tras esta crisis sanitaria, y una amplísima mayoría está a favor de dotarla de más recursos (98%), aumentar las plantillas (95,5%), aumentar la coordinación entre las comunidades autónomas (92,5%) y aumentar las instalaciones y los recursos para la prevención de las pandemias (92,5%).

La pandemia tiene además un reflejo claro en que la mayoría de los españoles no se irá de vacaciones este verano. Bien sea por el miedo al riesgo sanitario o por las consecuencias económicas, el 66% contesta que no tomará vacaciones, y solo el 27% ha decidido hacerlo, mientras un 7% aún duda.

Más información

Lo más visto en...

Top 50