Elecciones autonómicas

Urkullu se aseguraría con los socialistas una mayoría absoluta holgada tras las elecciones del 12-J, según el sondeo del Gobierno vasco

El PNV ganaría los comicios con tres escaños más y el PP-Ciudadanos dejaría escapar otros tantos parlamentarios

El lehendakari, Iñigo Urkullu, este jueves en la sede de la Lehendakaritza.
El lehendakari, Iñigo Urkullu, este jueves en la sede de la Lehendakaritza.Lino Rico

La victoria holgada que las encuestas otorgan al PNV en las elecciones autonómicas, previstas el próximo 12 de julio, aseguraría la continuidad de Iñigo Urkullu como lehendakari durante la próxima legislatura, según el último Sociómetro vasco publicado este jueves. La formación nacionalista obtendría 31 escaños, tres más que en 2016, y podría gobernar con una cómoda mayoría absoluta si revalidase su coalición con los socialistas, que sumarían dos parlamentarios. EH Bildu ganaría un representante, mientras que los peor parados en esta cita electoral serían Elkarrekin Podemos y la alianza PP-Ciudadanos, que perderían tres asientos cada uno. La nueva Cámara vasca seguiría sin tener ningún representante de Vox.

El PNV y el PSE-EE, socios del actual Ejecutivo vasco, salen reforzados. Son los dos partidos que mayor aumento de escaños obtendrían en los comicios del 12-J, con una previsión de cinco escaños más en total que en la actualidad. Los nacionalistas conseguirían 31 escaños, tres más que ahora, y los socialistas pasarían a tener 11 (dos más), con lo que una coalición entre ambos (sumarían 42 escaños) les otorgaría una margen suficiente para gobernar con mayoría absoluta, situada en los 38 escaños.

EH Bildu también aumentaría su representación, con 19 escaños (uno más), y seguiría siendo segunda fuerza en el Parlamento vasco, pero estaría condenado a continuar en la oposición. La única fórmula que dejaría al PNV fuera del futuro Gobierno sería un acuerdo entre las fuerzas de izquierdas (EH Bildu, PSE-EE y Elkarrekin Podemos), que sumarían los 38 asientos que dan la mayoría absoluta.

Los dos partidos que salen peor parados en la encuesta elaborada por el Gobierno son Podemos, que caería de los 11 escaños de 2016 a los ocho, y la entente electoral PP-Ciudadanos, que obtendría solo parlamentarios, tres menos que los obtenidos por el PP que encabezó Alfonso Alonso hace cuatro años.

Estos son los datos del sondeo sobre previsión de voto elaborado por el Gabinete de Prospección Sociológica del Gobierno vasco. La recogida de información se realizó con entrevistas a un total de 1.500 personas: 400 personas en Álava, 650 en Bizkaia y 450 en Gipuzkoa.

Según este estudio, Vox seguiría sin representación en el Parlamento vasco aunque podría experimentar un aumento de intención de voto en Álava, único territorio en el que se presentó en 2016, ya que pasaría del 0,5% al 2,5%, medio punto menos del mínimo para obtener escaño.

En los tres territorios volvería ganar el PNV, que ganarían un escaño en Álava, Gipuzkoa y Bizkaia. EH Bildu sería la segunda fuerza en las tres provincias y reforzaría su peso en Gipuzkoa, con un escaño más. Tras el PNV el partido que mejor parado saldría de los comicios sería el PSE-EE, que se convertiría en tercera fuerza parlamentaria desbancando a Elkarrekin Podemos. La coalición PP-Cs perdería un escaño por cada territorio respecto de los que tenían los populares en solitario.


Lo más visto en...

Top 50