La crisis del coronavirus

Bildu dice que apoya a la socialista Idoia Mendia tras los ataques a su casa pero se niega a firmar la declaración de condena

La candidata de EH Bildu a las elecciones, Maddalen Iriarte, sostiene que su partido sufre presión “por ambos lados” para erosionarlo

Imagen del ataque a la casa de la líder del PSE-EE, Idoia Mendia, este miércoles. En vídeo, más imágenes del incidente. EP | ATLAS

La izquierda abertzale salió ayer miércoles a defender a la secretaria general del PSOE vasco y candidata a lehendakari, Idoia Mendia, tras los ataques a su domicilio familiar derramando pintura roja en su portal y tirando octavillas que la llamaban “asesina” por la huelga de hambre y sed del preso etarra Patxi Ruiz. Desde el grupo municipal de la coalición abertzale en Bilbao, hasta los de las Juntas Generales de las tres provincias, y la propia candidata a lehendakari de EH Bildu, Maddalen Iriarte, han manifestado “no compartir de ninguna manera” esa actuación y han criticado que los atacantes “hayan cruzado una línea”, sin embargo se negaron a firmar una declaración de condena suscrita por los grupos municipales de Bilbao de PNV, PSE, Podemos y PP.

Las instituciones vascas, incluido el Parlamento, no han podido consensuar declaraciones de condena. EH Bildu se ha negado a incluir esa palabra en los textos institucionales. La coalición abertzale proponía cambiar el término por “rechazo”, pero el resto de formaciones no ha accedido.

La formación independentista sigue reivindicando la situación del reo Patxi Ruiz, que lidera una protesta contra la gestión del coronavirus en las prisiones, pero Iriarte entiende que el uso de este tipo de violencia se encuentra “fuera de lugar”, según ha declarado en Radio Euskadi. El condenado por asesinar en 1998 al concejal de UPN Tomás Caballero se encuentra en una situación “dramática”, ha agregado, y debe solucionarse “al igual que la del resto de presos vascos y de los que están en una situación de excepción y extrema debido a la crisis del covid”. Ahora bien, ha insistido en que si luchan por “todos los derechos para todas las personas”, Idoia Mendia también merece esos derechos. “Lo ocurrido está totalmente fuera de lugar”, ha sentenciado, y EH Bildu no comparte estas actuaciones.

Iriarte ha evitado utilizar la palabra condena, como le reclaman el resto de los partidos alegando que “algunos pretenden enredarse con una palabra”. Según la candidata de EH Bildu, los ataques que han sufrido decenas de sedes del PNV y el PSOE por todo el País Vasco revelan “una posición, de un lado y de otro, para erosionar a EH Bildu”. Los radicales también quemaron un cajero en la localidad vizcaína de Ea, gobernada por una alcaldesa de esta formación. La kale borroka se ha extendido por el territorio vasco en forma de múltiples sabotajes en defensa de Ruiz. El etarra por el que ha surgido esta movilización pertenece a un ala particularmente dura de la banda terrorista y ha renegado de aquellos que posibilitaron la liquidación de ETA.

Bildu ha desplegado este miércoles una inusitada reacción en contra del ataque a Mendia. El marido de Mendia, Alfonso Gil, teniente de alcalde de Bilbao por el grupo socialista, ha recibido el respaldo de Jone Goirizelaia, portavoz de los abertzales en el Consistorio, quien se ha desmarcado de los panfletos y la pintura roja que mancharon el portal de la vivienda de ambos políticos: “Está fuera de lugar y de contexto”, ha considerado Goirizelaia, que ha ensalzado el compromiso de su formación por “una Euskal Herria donde el respeto a la pluralidad ideológica sea un valor inviolable".

El procurador de EH Bildu en las Juntas Generales de Álava, Iñaki Ulibarri, ha incidido en que esas “actuaciones” se encuentran “absolutamente fuera de lugar” y ha apostado por la “convivencia democrática”. Las demás formaciones del arco parlamentario vasco también han lamentado los sabotajes.

Más información

Lo más visto en...

Top 50