La crisis del coronavirus

El Gobierno estudia cómo garantizar que los migrantes llegados en patera guarden cuarentena

La orden para aislar a los viajeros del exterior entró en vigor este viernes y afecta también a las entradas irregulares

Llegada al puerto de Arguineguín (Gran Canaria) de 29 migrantes subsaharianos, el pasado 17 de abril.
Llegada al puerto de Arguineguín (Gran Canaria) de 29 migrantes subsaharianos, el pasado 17 de abril.Ángel Medina G. / EFE

Al igual que los viajeros que lleguen a España desde el extranjero, los inmigrantes que viajen en patera y sean trasladados a tierra tras su rescate deberán guardar una cuarentena de 14 días. El aislamiento debería aplicarse también a aquellos que consigan sortear las vallas de Ceuta y Melilla. La cuarentena obligatoria supone una dificultad añadida en las dos ciudades autónomas y en Canarias, que ya sufren una carencia de espacios de acogida y que ahora tendrían que habilitar otros lugares para que los migrantes se alojen cumpliendo las medidas de seguridad sanitaria.

La orden ministerial por la que se obliga a guardar cuarentena entró en vigor este viernes, pero el Gobierno aún no tiene la hoja de ruta que deberán seguir las autoridades y organizaciones sociales para aislar a los migrantes. Una portavoz de la Secretaría de Estado de Migraciones informó de que ese protocolo es “prioritario” pero explicó que aún se está trabajando en él. “Estamos evaluando nuevas plazas y las entidades con las que colaboramos han bloqueado más de 600 para garantizar el aislamiento y el respeto de la distancia social”, añadió. El Ministerio de Sanidad no respondió a este diario.

Organizaciones humanitarias y la policía no cuentan todavía con órdenes precisas y la falta de instrucciones ha generado inquietud en Canarias, la ruta utilizada por el 82% de los migrantes llegados en abril, según cálculos internos de Frontex. Los espacios de acogida en el archipiélago, que experimenta un repunte de llegadas desde finales de 2018, son escasos y mejorables. Con el desembarco de casi 2.000 personas hasta el 30 de abril, ocho veces más que el año pasado, las islas han ido improvisando instalaciones como hoteles y polideportivos para atender temporalmente a los migrantes. Los traslados a la Península cuentan además con el rechazo de las fuerzas de seguridad porque temen un efecto llamada.

“Queremos pensar que el Gobierno se está poniendo manos a la obra para dar una solución, porque aquí no nos planteamos si vendrán pateras o no vendrán, solo cuándo vendrán. Llegan sí o sí”, afirma José Luis Guedes, secretario general del Sindicato Unificado de Policía (SUP) en Canarias. La Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) ha pedido un protocolo urgente para garantizar no solo la salud, sino también los derechos de los migrantes. “Deben hacer una cuarentena con toda la dignidad que debería tener cualquier ciudadano”, pidió un portavoz.

Durante el periodo de aislamiento obligatorio, la persona afectada deberá permanecer en su domicilio o alojamiento y solo podrá salir para comprar alimentos, productos farmacéuticos o de primera necesidad, además de para ir a “centros, servicios y establecimientos sanitarios” o por causas de “fuerza mayor o situación de necesidad”. En todos los desplazamientos será obligatorio usar mascarilla.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

- Pinche aquí para suscribirse a la newsletter diaria sobre la pandemia


Más información

Lo más visto en...

Top 50