Empresarios alemanes exigen al Gobierno balear poder usar pronto sus segundas residencias

La presidenta de Baleares, Francina Armengol, ha recibido en los últimos días dos centenares de cartas de inversores

Vista general de la localidad mallorquina de Deià.
Vista general de la localidad mallorquina de Deià.TOLO RAMÓN

La presidenta de Baleares, Francina Armengol, ha recibido en los últimos días dos centenares de cartas de inversores alemanes en las que le exigen que facilite el regreso inmediato de los ciudadanos del país europeo a las segundas residencias que poseen en las islas. En las misivas, los propietarios germanos consideran que las dificultades de acceso a estas propiedades, que previsiblemente seguirán en vigor una vez finalice el estado de alarma, suponen “una violación del derecho a la propiedad”, y amenazan con buscar otras oportunidades de inversión.

Fuentes del Gobierno regional confirman que en los últimos días se han recibido alrededor de 200 cartas, con un contenido muy similar. Los remitentes son empresarios inmobiliarios, propietarios de villas y arrendadores de fincas de las islas que instan al Gobierno balear a hacer que el archipiélago sea accesible a los propietarios extranjeros “inmediatamente después” de que finalice el estado de alarma. La presidenta, la socialista Francina Armengol, manifestó tras la videoconferencia de presidentes del pasado domingo que había reclamado al Estado que los puertos y aeropuertos de las islas permanezcan cerrados durante el máximo tiempo posible para asegurar la situación sanitaria de la comunidad. De hecho, los vuelos internacionales están restringidos al máximo y apenas hay un par de salidas a ciudades alemanas algunos días por semana.

“Los turistas van y vienen, y sin duda puedes prescindir de los turistas durante un año porque volverán. Sin embargo, si ahuyentas a los inversores no volverán pronto”, advierten los empresarios en algunas de las cartas, donde recuerdan los empleos que han contribuido a crear en el sector inmobiliario y del ocio de lujo. Eligieron Mallorca para invertir porque se trata de “un entorno seguro” aunque tras la declaración del estado de alarma dicen que tienen “dudas considerables sobre el Estado de derecho y sus regiones autónomas”. Estos inversores reclaman que no se prolongue el estado de alarma más allá del 26 de abril y que, una vez finalice, se vuelvan a abrir “tiendas, restaurantes, campos de golf y puertos deportivos”.

Daño “irreparable”

En las cartas también se censuran las medidas adoptadas por el Gobierno para frenar la pandemia e inciden en que en Alemania se han logrado mejores resultados “sin tomar medidas tan drásticas contra la población”. “No entiendo que en España, cuando la pandemia ha disminuido bruscamente, especialmente en las islas Baleares, la gente está incluso pensando en extender el estado de alarma con consecuencias económicas y psicológicas desproporcionadas para el beneficio”, señalan la mayor parte de las misivas, que insisten en que se está generando un daño “irreparable”.

Fuentes del Gobierno regional explican que se está respondiendo a todas estas cartas recordando que la pandemia ha obligado a toda Europa a tomar medidas drásticas, con restricciones que limitan derechos tan básicos como la movilidad y obligan a “sacrificios personales importantes”. “La ciudadanía los está asumiendo con un compromiso fuera de toda duda, desde la certeza de que nos une un propósito que es a la vez la prioridad que guía todos los pasos del Gobierno que tengo el honor de presidir: salvar vidas”, subraya Armengol en su carta de respuesta.

Tras la declaración del estado de alarma, dice la presidenta, se trabajó para garantizar los enlaces aéreos y marítimos que posibilitasen la movilidad autorizada en esta situación, por lo que los ciudadanos alemanes con su primera residencia en las islas pueden, como cualquier otro residente, regresar a sus hogares. Afirma que los planes de futuro pasan por asegurar que la vuelta a la actividad se hará garantizando la seguridad de las personas y evitando la expansión del virus. Baleares recibió el año pasado cuatro millones y medio de visitantes alemanes y alrededor de 18.000 ciudadanos de este país tienen su residencia fijada en las islas.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

- Pinche aquí para suscribirse a la newsletter diaria sobre la pandemia

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS